Toques, mucho más que agua

La hermosa fervenza de Brañas, en la concepción del río Furelos, en la sierra de O Carreón, ofrece 40 metros de salto de agua que se pueden disfrutar tanto desde arriba como desde el interior de su molino


La sierra de O Carreón, en el límite de las provincias de A Coruña y Lugo, es el discreto escenario del nacimiento del río Furelos, uno de los afluentes con mayor pedigrí del caudaloso Ulla. Un hermoso torrente de agua, de 26 kilómetros de longitud, formado en los alrededores de la parroquia de Santa Mariña de Brañas, en el concello de Toques, tras la unión del rego de A Salgueira y el rego de Porto Salgueiro. Es en ese punto, a unos 500 metros de altitud, en donde se forma una de las cascadas más hermosas de Galicia, la fervenza de Brañas. A este lugar, a un cuarto de hora del centro de Melide, capital de la comarca, se puede acceder fácilmente en coche a través de la carretera DP-4604.

Además del salto de agua de unos 40 metros que ofrece el río Furelos en este punto, también cabe reseñar la existencia de un antiguo molino, llamado Muíño da Fervenza, con reconocida importancia en los siglos XIX y XX por la finura de su molienda. Es posible acceder a él y contemplar desde una de sus ventanas la caída del agua sobre el valle. En épocas de lluvia, el visitante puede notar incluso cómo el agua le moja la cara. Se dice que en ciertos momentos incluso ha llegado a pasar por encima del tejado. Otra de las peculiaridades de esta cascada es que se puede acceder a la parte superior y sentarse en una de las rocas que ofrece la naturaleza. Ideal para disfrutar del bullicio del agua, saboreando el silencio, con la mente en blanco.

Para los visitantes más activos, es posible bordear el río Furelos en este punto, a través de una ruta oficial de senderismo. Es la PR-G 166, llamada Fervenzas de Toques, es circular y de unos 13 kilómetros de longitud. Comienza en el área recreativa de Furelos y discurre por las aldeas de Paradela, Eirixe y Prados.

A su vez, también se puede unir esta pequeña ruta de senderismo con otras del municipio: la PR-G 167, llamada Roteiro da Ermida, circular, de 8 kilómetros (capillas de San Cidre y San Xiao); y la PR-G 168, Roteiro dos Megalitos, también circular, de 12 kilómetros (dolmen de Forno dos Mouros).

Más secretos de Galicia

Votación
37 votos
Comentarios

Toques, mucho más que agua