Cinco planes románticos en Galicia

Entre todas las opciones a vuestro alcance, os recomendamos cinco planes para pasar juntos este San Valentín en Galicia.

Cena romántica en un restaurante
Cena romántica en un restaurante

La comunidad gallega es perfecta para descubrir y disfrutar en pareja. Hermosas ciudades, acogedores pueblos e impresionantes espacios naturales de costa, fluviales o de montaña os esperan sea cual sea vuestro plan predilecto. Así que no es de extrañar que pasar San Valentín en esta tierra siempre resulte especial.

Entre todas las opciones que tenéis a vuestro alcance, nosotros os recomendamos cinco planes románticos en Galicia para todos los gustos, tanto para realizar este fin de semana como en cualquier otro momento del año que tengáis que celebrar algo especial. Seguro que alguno de ellos os fascina a los dos.

Pasear por el Versalles gallego

Pazo da Oca en A Estrada está considerado como el Versalles gallego por la belleza de sus jardines. Fue escenario de rodaje de numerosas películas
Pazo da Oca en A Estrada está considerado como el Versalles gallego por la belleza de sus jardines. Fue escenario de rodaje de numerosas películas

Cuando se está en buena compañía y tienes la posibilidad de dar un romántico paseo por un sitio especial, ¿qué más se necesita? Os sugerimos para ello el conocido como el Versalles gallego, es decir, el Pazo de Oca (Pazo de Oca, 36685 A Estrada, Pontevedra), en el municipio de A Estrada.

Se trata de uno de los pazos gallegos más bonitos y sus jardines lo convierten en un lugar perfecto para un paseo en pareja, en el que seguro que queréis haceros más de una fotografía de recuerdo entre sus magnolios, arces, camelias, su avenida de tilos, sus laberintos o sus fuentes. Puede visitarse a diario de 09:00 a 18:30 horas entre los meses de noviembre y marzo y hasta las 20:30 horas el resto del año. Si también queréis ver el interior del pazo, podéis hacerlo mediante visitas guiadas.

En el supuesto de que tengáis la posibilidad de aprovechar todo el fin de semana, también podéis elegir alojaros en alguno de los mejores pazos gallegos para una escapada romántica

Visita a las bodegas de la Ribeira Sacra

Viñedos sobre terrazas, un elemento característico del paisaje de la Ribeira Sacra, en la margen derecha del Sil, en el municipio lucense de Sober
Viñedos sobre terrazas, un elemento característico del paisaje de la Ribeira Sacra, en la margen derecha del Sil, en el municipio lucense de Sober

Uno de los lugares más mágicos de Galicia, de esos que nunca decepciona, es la Ribeira Sacra. Aprovechando el Día de los Enamorados, podéis ir en pareja a recorrerla de otra forma y descubrir sus bodegas, muchas de las cuales ofrecen visitas guiadas. Son más de un centenar las que encontraréis en la Ribeira Sacra, en la que también es posible realizar distintas actividades para descubrir la cultura vitícola y aprender todo lo necesario sobre la conocida como viticultura heroica.

Paseos entre viñedos, visitas a bodegas, degustaciones de los mejores vinos con la Denominación de Origen de la Ribeira Sacra y alguna que otra ruta de senderismo por un territorio con destacado patrimonio artístico y natural harán que paséis un día o un fin de semana inolvidable. 

Relajarse en un spa en Galicia

Si buscáis un plan romántico y tranquilo para hacer en pareja, en el que disfrutar de la intimidad y relajaros antes de que se acerquen fiestas más bulliciosas como el Entroido, elegid alguno de los spas o balnearios gallegos que más os atraiga. Los encontraréis en cualquiera de las cuatro provincias gallegas, tanto en villas termales como en zonas más aisladas y en grandes ciudades. Así que solo habréis de elegir el entorno que más os guste, en función de los otros planes de ocio que os apetezca efectuar.

Tratamientos de belleza, masajes y baños con burbujas os esperan en este tipo de establecimientos para vivir en pareja. La mayoría de ellos ofrecen paquetes especiales para dos, sobre todo, en fechas como San Valentín, en las que incluyen cenas románticas u obsequios en la habitación como botella de champán, bombones o cestas de frutas. Un plan para dos perfecto en cualquier momento del año. 

Visitar San Andrés de Teixido

A Santo André de Teixido «vai de morto quen non foi de vivo».
A Santo André de Teixido «vai de morto quen non foi de vivo».

Si queréis huir de los entornos urbanos y escapar durante el fin de semana a un entorno rural o, simplemente, hacer una excursión si la distancia a la que os encontráis os lo permite, os proponemos visitar San Andrés de Teixido.

El encanto de este pueblo costero, repleto de leyendas y en un entorno espectacular de altos acantilados es una delicia para recorrer en pareja. Disfrutad del ambiente de montaña junto al mar, callejead por el pintoresco pueblo, comprad algún recuerdo entre los puestos que se suceden a pie de calle y descubrid la famosa herba de namorar. Seguro que no dejaréis de hacer fotos con vuestros teléfonos móviles. 

Cena romántica en las Rías Baixas

Cena romántica en un restaurante
Cena romántica en un restaurante

Por último, os recomendamos todo un clásico: una cena romántica. La gastronomía gallega en cualquiera de sus restaurantes bien lo merece, aunque tal vez un día especial como San Valentín sea el momento perfecto para que os regaléis una estupenda mariscada. ¿El lugar? Si es posible, acercaros hasta las Rías Baixas.

Localidades como O Grove, Sanxenxo, Cambados o Combarro, entre muchas otras, son destinos perfectos donde podréis pasar una velada inolvidable. Buena comida y buena compañía siempre son una opción perfecta. Y si en el menú hay marisco gallego, el éxito está asegurado.

Votación
0 votos
Comentarios

Cinco planes románticos en Galicia