Descubre las villas termales gallegas

Te proponemos descubrir algunas de las villas gallegas más destacadas para disfrutar del turismo de bienestar

Junto al balneario está situada la histórica fuente de A Gándara
Junto al balneario está situada la histórica fuente de A Gándara

Los romanos ya descubrieron y disfrutaron en la antigüedad las beneficiosas propiedades de las cálidas aguas de las termas gallegas. Estas fuentes naturales que se encuentran en diferentes rincones por toda la comunidad autónoma terminaron convirtiéndose con el tiempo en atractivo turístico para vecinos y foráneos. Así, termas públicas, balnearios y hoteles con spa son frecuentes en Galicia y cualquiera de ellos ofrece paz y relax para disfrutar del turismo de bienestar.

Teniendo en cuenta todo ello, descubre con nosotros cuatro de las villas termales gallegas. Si no las conoces, aprovecha cualquier puente o  días libres para acercarte hasta ellas. Además de sus aguas, te sorprenderán sus cascos antiguos, su gastronomía y sus ofertas de ocio.

Villa termal de Ourense

Las termas que encandilaron a los romanos en distintos puntos de la provincia de Ourense no tienen nada que envidiar a las de Islandia. El agua de estos manantiales de agua caliente son muy beneficiosas para el reuma o la artritis
Las termas que encandilaron a los romanos en distintos puntos de la provincia de Ourense no tienen nada que envidiar a las de Islandia. El agua de estos manantiales de agua caliente son muy beneficiosas para el reuma o la artritis

Conocida como la capital termal de Galicia, Ourense es la más grande de las villas termales gallegas. Y es que la capital de la provincia homónima resulta un plan perfecto para callejear por su centro histórico, conocer As Burgas y disfrutar de las aguas termales de A Chuvasqueira, Outariz y Muíño da Veiga.

As Burgas, de los siglos XVIII y XIX, fueron catalogadas Conjunto Histórico Artístico en el año 1975. Sus aguas manan a una temperatura de entre 64 grados y 68 grados, con un caudal aproximado de 300 litros por minuto. En su entorno encontrarás fuentes, jardines, un centro de interpretación ( Praza da Ferrería, 8, 32005 Ourense) y una piscina al aire libre. El uso de las instalaciones es gratuito.

Las termas de A Chavasqueira (Mercado da Feira s/n, 32001 Ourense) son unas pozas públicas que se localizan a la derecha del río Miño. Aquí encontrarás un par de piscinas al aire libre cuyas aguas alcanzan una temperatura de 63 grados, las cuales están recomendadas para tratar afecciones dermatológicas, reumáticas y artríticas.

Las termas públicas de Outariz y las Burgas de Canedo las encontrarás a unos 5 kilómetros del centro de la ciudad. Están compuestas por un par de conjuntos de piscinas termales en el exterior junto a un área recreativa con jardines. La temperatura de las piscinas es diferente en cada una de ellas, desde la que ronda los 36 grados hasta la que alcanza los 60 grados. Se recomiendan para combatir el reuma y la artritis. En las proximidades también encontrarás la zona termal Muíño da Veiga (Travesía da Vía Vella, S/N, 32001 Ourense).

Villa termal de Cuntis

También desde la antigüedad, Cuntis es conocida por las propiedades de sus aguas. Esta villa termal en la provincia de Pontevedra, que fue en tiempos una estación termal romana, aglutina casi una veintena de manantiales cuyas aguas minerales medicinales manan a temperaturas de entre 18 y 59 grados. Están recomendadas para combatir las afecciones de tipo respiratorio, cutáneo y reumático.

Recorre el casco histórico de esta villa a la que vinieron a disfrutar de sus termas escritores como Ramón Cabanillas, Eduardo Pondal y el matrimonio de Rosalía de Castro y Manuel Murguía. Descubre la Burga de la Calle Real, situadas en la calle del Balneario, con aguas a 53 grados; la Burga Lume de Deus, en la plaza Galicia, con aguas a 59 grados, y los lavaderos municipales, en los que las aguas manan tanto frías como calientes.

Villa termal de Caldas de Reis

Las primeras aguas reconocidas. Las del balneraio Acuña, en Caldas de Reis, fueron declaradas de utilidad pública en 1813.
Las primeras aguas reconocidas. Las del balneraio Acuña, en Caldas de Reis, fueron declaradas de utilidad pública en 1813.

Otra de las localidades más bonitas y emblemáticas del termalismo gallego es Caldas de Reis, en la provincia de Pontevedra. Aquí encontrarás la fuente pública de As Burgas (Herrería, 1, 36650 Caldas de Reis, Pontevedra), del año 1881, formada por dos caños con cabeza de león y ubicada en pleno Camino de Santiago. En sus cercanías, también se encuentra el tradicional lavadero de ropa, el cual utiliza asimismo agua caliente. También encontrarás uno de los balnearios gallegos perfectos para una escapada, con aguas que manan a una temperatura de entre 23 y 39 grados.

Por otro lado, no dejes de pasear por el hermoso Jardín Botánico de Caldas de Reis (Paseo Román López, 36650 Caldas de Reis, Pontevedra) y la carballeira (robledal), en pleno centro urbano, a orillas del río Umia, con varios ejemplares incluidos en el Catálogo Gallego de Árboles Singulares. Este espacio verde está catalogado como Paisaje Pintoresco y Jardín Histórico desde el año 1962, y posteriormente también se declaró Bien de Interés Cultural (BIC).

Villa termal de Mondariz-Balneario

Junto al balneario está situada la histórica fuente de A Gándara
Junto al balneario está situada la histórica fuente de A Gándara

Una de las localidades gallegas más famosas de todas las que allá por el siglo XIX potenciaron el turismo termal es Mondariz-Balneario. Esta pequeña villa termal cuenta con varios edificios, jardines y construcciones históricas, como el antiguo balneario. Aquí venían a tomar los baños ilustres personalidades de la época como Emilia Pardo Bazán. Fue tal el éxito de este lugar que incluso contaba con imprenta, con la que se publicaba la revista Mondariz, además de acuñar moneda propia, a la que denominaron el Peinador.

Son dos las fuentes termales que puedes visitar: la Fonte de Troncoso ( Av. Enrique Peinador Vela, 9016, 36890 Mondariz-Balneario) y la Fonte Termal de Gándara (Av. Enrique Peinador, s/n, 36890 Mondariz-Balneario, Pontevedra) en el interior de un pabellón de granito obra de Palacios.

Votación
6 votos
Comentarios

Descubre las villas termales gallegas