Descubre la Ruta Currosiana

Te proponemos descubrir la Ruta Currosiana y recorrer sus lugares más emblemáticos en torno a la villa de Celanova y a la figura del escritor Curros Enríquez

Plaza mayor de Celanova, concello de Ourense en el que es imprescindible visitar el monasterio de San Rosendo y su casco histórico
Plaza mayor de Celanova, concello de Ourense en el que es imprescindible visitar el monasterio de San Rosendo y su casco histórico

Manuel Curros Enríquez nació en el año 1851 en Celanova, en la provincia de Ourense. Además de ser esta una tierra con un patrimonio histórico de elevado valor, tanto civil como religioso, y en la que disfrutar de sus vinos y su gastronomía, también puede conocerse siguiendo los pasos del insigne escritor gallego.

Así que después de haber seguir la Ruta Rosaliana, la Ruta de Torrente Ballester y la Ruta de Valle Inclán en Galicia, hoy te proponemos descubrir la Ruta Currosiana y recorrer sus lugares más emblemáticos en torno a la villa de Celanova.

Ruta Currosiana

Plaza mayor de Celanova, concello de Ourense en el que es imprescindible visitar el monasterio de San Rosendo y su casco histórico
Plaza mayor de Celanova, concello de Ourense en el que es imprescindible visitar el monasterio de San Rosendo y su casco histórico

La Ruta Currosiana se encuentra señalizada para adentrarse en el paisaje y la historia de Galicia a través de la biografía de Curros Enríquez, que nació y vivió en Celanova hasta la adolescencia, momento en que se mudó a Madrid, aunque posteriormente volvía con frecuencia a su tierra.

El recorrido es de unos 8 kilómetros en sentido circular, por lo que se necesitan para hacerlo entre 3 y 4 horas, aunque puedes elegir demorarte en alguno de sus puntos si lo deseas, ya que puedes realizarlo a pie o en coche. Puedes iniciar el recorrido en el hermoso monasterio de Celanova (Plaza Mayor, 1, 32800 Celanova, Province of Ourense). Dirígete a continuación a la Capela do San Trocado, que menciona en alguna de sus obras, y continúa por el Campo de Mourillós, Penalta y la aldea de Einibó.

A Carballeira, el campo de Mourillós y la iglesia parroquial de Mourillós son las siguientes paradas del recorrido. 

El siguiente punto de interés siguiendo la ruta es el Santuario da Nosa Señora do Cristal, a algo más de 6 kilómetros tras haber iniciado el recorrido y a 500 metros del centro de Vilanova dos Infantes, uno de los pueblos más bonitos y pintorescos de la región. Callejea por el antiguo burgo medieval, visita su Torre del Homenaje y el valioso patrimonio etnográfico de su entorno. Desde aquí se regresa a Celanova por la antigua carretera.

Casa natal de Curros Enríquez

Darío Álvarez CC BY 2.0

La Ruta Currosiana finaliza en la casa natal de Curros Enríquez, que merece la pena que visites. Se encuentra situada a 200 metros de la Plaza Mayor, en el número 37 de la calle Curros Enríquez, y se la conoce como la Casa dos Poetas. Fue la vivienda de la familia del escritor y está catalogada como Bien de Interés Cultural. El edifico se divide en dos estructuras: una de ellas con la forma de las casas tradicionales gallegas, con su chimenea y su lareira, y otra más urbana. En su interior puede visitarse la exposición permanente dedicada a la vida y obra de Curros Enríquez, así como apartados dedicados a otros destacados escritores nacidos en Celanova, como Celso Emilio Ferreiro o Xosé Luis Méndez Ferrín. En el interior del edificio también se encuentra la biblioteca de la Fundación Curros Enríquez.

Puede visitarse de martes a viernes de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas, así como los sábados de 11:00 a 14:00 horas. La entrada es gratuita. Entre los meses de octubre y marzo el horario de cierre por la tarde se adelanta una hora.

Tumba de Curros Enríquez

O monumento a Curros Enríquez de A Coruña é unha das obras senlleiras de Asorey.
O monumento a Curros Enríquez de A Coruña é unha das obras senlleiras de Asorey.

La tumba de Curros Enríquez se encuentra, no obstante, en la ciudad de A Coruña. De hecho, si andas por aquí, vale la pena que te acerques hasta los Jardines de Méndez Núñez. En el monumento a Curros Enríquez que se alza en este popular espacio verde coruñés, puedes observar una apertura tapiada en su parte de atrás. Y es que fue construido para servir de mausoleo al poeta, aunque nunca llegó a usarse como tal.

El escritor falleció un 7 de marzo de 1908 en La Habana, y su cuerpo embalsamado fue transportado por mar hasta Galicia, llegando el 2 de abril al puerto de A Coruña. El entierro de Curros fue histórico y multitudinario en la ciudad. Desde entonces, sus restos descansan en el cementerio de San Amaro

Votación
0 votos
Comentarios

Descubre la Ruta Currosiana