Los tres mejores miradores de Galicia

Descubrimos cuáles son los tres mejores miradores gallegos, seleccionados por los lectores de «La Voz de Galicia».

Monte de A Curota. A Pobra do Caramiñal
Monte de A Curota. A Pobra do Caramiñal

Muchos son los miradores gallegos que no puedes perderte, desde donde descubrir la inmensidad del océano, las sinuosas rías, los parajes más legendarios y los pueblos más bellos de la comunidad. Cada cual tiene sus preferencias, pero lo cierto es que hay algunos en los que todos coincidimos a la hora de recomendar si nos preguntan por un mirador en nuestra tierra.

Así lo demuestra la última encuesta de La Voz de Galicia, en la que los lectores seleccionan su favorito. Revisamos hoy sus resultados para conocer los tres mejores miradores de Galicia y te contamos cómo llegar hasta ellos.

Mirador de A Curota

Monte de A Curota. A Pobra do Caramiñal
Monte de A Curota. A Pobra do Caramiñal

El mirador de A Curota es el preferido por los lectores, al igual que la localidad donde se encuentra, A Pobra do Caramiñal, que fue seleccionada como el pueblo más bonito de Galicia. Si contemplas las vistas panorámicas que pueden disfrutarse desde A Curota no te extrañará que sea el primero de la lista. Y es que desde aquí puedes divisar gran parte de las Rías Baixas y su característico paisaje marítimo con bateas.

Si partes del centro de A Pobra do Caramiñal, para llegar al mirador debes tomar la AC-302 y, a un par de kilómetros, el desvío a la derecha por la CP-6705, donde se localiza el cruceiro conocido como Cruz de Moldes. A poco menos de 5 kilómetros encontrarás A Curota. Antes de llegar, también puedes aprovechar para detenerte en el mirador de A Curotiña, que cuenta con área recreativa. 

Si el día acompaña, dispones de un par de horas y estás en buena forma, puedes dejar en este último el coche y emprender la ruta circular de los miradores, que se inicia en un camino de tierra a un centenar de metros de A Curotiña y que permite disfrutar del entorno y las vistas.

Mirador de Cabo Ortegal

El faro de Cabo Ortegal y Os Aguillóns, en Cariño, uno de los atractivos de la costa ortegana.
El faro de Cabo Ortegal y Os Aguillóns, en Cariño, uno de los atractivos de la costa ortegana.

El segundo mirador predilecto por los lectores de La Voz de Galicia es el mirador de Cabo Ortegal (A Coruña), donde se encuentra uno de los faros gallegos más bonitos, a 125 metros de altitud sobre el nivel del mar. La espectacularidad de las Rías Altas puede apreciarse desde este entorno en el que los altos acantilados, los islotes rocosos y el mar embravecido conforman sus señas de identidad. Desde aquí puedes contemplar los acantilados de O Limo y los islotes denominados Os Aguillóns, en la Zona de Especial Conservación de la Costa Ártabra, que forma parte de la Red Natura 2000.

Para llegar hasta el mirador en coche, la forma más sencilla es salir desde el pueblo de Cariño a través de la carretera de la costa, que te conducirá hasta él en un trayecto en el que puedes ir deteniéndote en otros miradores, como el mirador de Soutullo y el mirador de A Malveira. Si prefieres alcanzar el cabo Ortegal caminando, no te pierdas la ruta de senderismo Cariño-San Xiao-Ortegal, que transcurre por parte del camino de los romeros de San Xiao y en la cual también puedes descubrir la hermosa ermita de San Xiao de Trébol.

Mirador de A Pedra da Rá

Mirador da Pedra da Rá
Miguel Branco CC BY-SA 4.0

El tercer seleccionado entre los mejores miradores de Galicia también se encuentra en la provincia de A Coruña. Se trata del mirador de A Pedra da Rá, ubicado en el Monte do Castro, en el municipio de Ribeira. Desde él podrás contemplar la ría de Arousa, la isla de Sálvora, el Parque Natural Complexo Dunar de Corrubedo e Lagoas de Carregal e Vixán, con su famosa duna móvil y sus hermosas playas, y las lagunas de Vixán y Carregal, además del pueblo de Corrubedo.

La ruta en coche para llegar hasta él es de unos 4 kilómetros, si sales desde el centro de Ribeira por la DP-7305 y prosigues por la CP-7301. Si partes desde A Pobra do Caramiñal solo has de conducir por la AG-11 y desviarte por la CP-7301 en la rotonda del polígono industrial. El recorrido total, en este caso, es de unos 10 kilómetros. Y no olvides que, a pocos metros del mirador, tras una pequeña subida se localiza el Castro de A Cidá, que también ofrece vistas espectaculares y merece una visita.

A Curota, el balcón al que todos se quieren asomar

Alba F. Fuertes

Los resultados de la encuesta de La Voz lo coronan como el mirador más popular de Galicia

Cualquier ventana es buena si sirve para mirar hacia el privilegiado paisaje verdiazul que promete la geografía gallega. Pero como cada rincón tiene sus adeptos y cada vista sus admiradores, los lectores de la web de La Voz han hablado; tras más de 10.000 votos, han decidido que el escaparate marítimo de A Pobra do Caramiñal es su favorito.

Mirador da Curota, en A Pobra do Caramiñal (2.200 votos)

En A Curota, la frondosa península de Barbanza mira cara a cara al ejército de bateas que le devuelven el saludo en formación. Tras ellas, el horizonte abierto a las Rías Baixas ofrece la espectacular vista que - dicen los optimistas - es capaz de regalar postales de Santa Trega (A Guarda), allá donde el Miño desemboca con Portugal.

Seguir leyendo

Votación
14 votos
Comentarios

Los tres mejores miradores de Galicia