Ocho visitas imprescindibles en Valladolid

Estos son los lugares de Valladolid que no puedes perderte si te acercas a conocer esta ciudad a 50 kilómetros de la Villa del Libro de Urueña


Una de esas capitales de provincia de obligada visita en Castilla y León es Valladolid. Esta hermosa ciudad cargada de historia, en la que vayas por donde vayas, sorprende la belleza y valor de su patrimonio, te espera en cualquier momento del año.

Estas son ocho visitas imprescindibles en Valladolid que no puedes perderte si viajas a esta ciudad a unas tres horas y media en coche de la ciudad de Lugo y a 50 kilómetros de la bonita Villa del Libro de Urueña.

Plaza Mayor

Uno de los espacios más populares de Valladolid y centro neurálgico de la misma es la Plaza Mayor. En sus orígenes era simplemente la plaza del mercado, donde también se celebraban los festejos, pero tras arder en el incendio que asoló el centro de la villa en 1561, hubo de ser reconstruida. El nuevo diseño corrió a cargo de Francisco de Salamanca y así se transformó en la primera plaza de este tipo en España con planta regular y cerrada con soportales. En ella te llamarán también la atención la Casa Consistorial, inaugurada en 1908, y el Teatro Zorrilla, en 1884.

Museo Nacional de Escultura

Entre los museos que es posible visitar en la capital de la provincia de Valladolid hay uno que destaca sobre todos los demás. Nos referimos al Museo Nacional de Escultura, cuyos fondos atesoran más de 3000 piezas, entre las que destaca la colección de madera policromada, con tallas de entre los siglos XIII y XVIII.

La sede principal se encuentra en el Colegio de San Gregorio (Calle Cadenas de San Gregorio, 1, 47011 Valladolid), mientras que el resto de sus dependencias se localizan en el Palacio del Conde de Gondomar, denominado popularmente como «Casa del Sol» por el sol ubicado sobre el escudo de la portada, y el Palacio de Villena, que expone el famoso belén napolitano de centenares de piezas.

Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción (Calle Arribas, 1, 47002 Valladolid) es otro de los  imprescindibles en la ciudad. Construida durante el siglo XVI, tiene la particularidad de que está inacabada, por lo que también es conocida como La Inconclusa. Esto es debido a que el edificio solo se construyó hasta el crucero y en 1841 se hundió una de sus torres, por lo que solo se conserva la levantada a principios del siglo XX. Desde su cima es posible contemplar una de las vistas panorámicas más bonitas de la ciudad. En el interior de la catedral se puede visitar el Museo Diocesano y Catedralicio.

Plaza de San Pablo

Además de la Plaza Mayor, tampoco puedes pasar por alto la Plaza de San Pablo, en la que se erige otro de los templos religiosos más importantes de Valladolid: la iglesia de San Pablo. Es impresionante su fachada, como si fuera un retablo cincelado en piedra, y su interior fue el escenario del bautizo de monarcas como Felipe II, así como de Ana Mauricia de Austria, la famosa reina de Los tres mosqueteros, la clásica novela de Dumas.

En la Plaza de San Pablo también se alzan un par de palacios dignos de mención: el Palacio Real, en el que vivía la Familia Real cuando Valladolid era la capital del país, y el Palacio de Pimentel

Academia de Caballería

Otro de esos puntos de interés ineludible en la ciudad, tanto por su edificio como por el museo que alberga, es la Academia de Caballería (Paseo de Zorrilla, 2, 47006 Valladolid). La colección del museo atesora maquetas, uniformes históricos, sillas de montar, armamento, esculturas y estandartes, así como una biblioteca con unos 12 000 volúmenes. Entre todas las piezas destaca la máquina Enigma, empleada durante la Segunda Guerra Mundial para el cifrado de los mensajes. 

Casa de Cervantes

Entre las casas museo de escritores que hay en España, una de las más importantes se encuentra en Valladolid. Se trata de la casa de Miguel de Cervantes, ubicada en el número 6 de la calle Rastro, donde habitó entre los años 1604 y 1606. En esta vivienda el insigne autor escribió algunos de los libros de sus Novelas Ejemplares, como El coloquio de los perros, y también fue mientras vivía aquí cuando salió publicada la primera edición de El Quijote.

Monasterio de San Benito

El monasterio de San Benito, así como su iglesia (Calle San Benito, 5A, 47003 Valladolid), es otro de los edificios del patrimonio religioso vallisoletano que no te puedes perder. Destaca su imponente pórtico fachada del siglo XVI y te sorprenderá contemplar en su portón el único escudo que se conserva en España que luce las armas de José Bonaparte.

La Antigua

Del siglo XI, la iglesia de Santa María de La Antigua (Calle del Arzobispo Gandasegui, s/n, 47002 Valladolid) es una de las más bonitas de la ciudad. Sin embargo, las modificaciones de las que fue objeto posteriormente provocaron que en ella se conjuguen diversos estilos arquitectónicos. Su pórtico es románico, la iglesia es de estilo gótico y los arbotantes y contrafuertes son del siglo XVI.

Si pasas más tiempo en la ciudad para conocerla a fondo, anota también el Pasaje Gutiérrez, de 1886, una galería comercial decimonónica con sus cubiertas de hierro, tejas de vidrio y la estatua de Mercurio, catalogado como Bien de Interés Cultural en 1998. Y aprovecha para pasear por el Parque de Campo Grande, con sus 115 000 metros cuadrados.

Votación
0 votos
Comentarios

Ocho visitas imprescindibles en Valladolid