Los pueblos más bonitos del Minho

Te proponemos algunos pueblos de menos de 3000 habitantes, en la región portuguesa del Minho, a los que planear una escapada.

Graeme Churchard CC BY 2.0

Una de las regiones más bonitas de Portugal, El Minho, se encuentra muy próxima a Galicia, ya que limita por el norte con las provincias de Pontevedra y Ourense. El territorio alberga lugares maravillosos como el Parque Nacional da Peneda-Gerês, ciudades como Braga y sitios históricos tan relevantes como Citânia de Briteiros.

Pero además de eso, la región cuenta con localidades pequeñas y acogedoras, en las que degustar un buen vinho verde y disfrutar de nuestro país vecino. Por ello, no te pierdas algunos de los pueblos más bonitos del Minho, todos ellos con menos de 3000 habitantes, que vale la pena tener en cuenta para planear una escapada.

Ponte de Lima

Vitor Oliveira CC BY-SA 2.0

Si hay un pueblo bonito en El Minho que se llena de turistas cada verano, ese es Ponte de Lima, con un importante casco histórico. Cada lunes se celebra el mercado a orillas del río Lima y sus fiestas más destacadas se organizan, con una duración de tres días, a principios de septiembre. Se trata de las Feiras Novas, en las que podrás disfrutar de un gran mercado, una feria, actuaciones musicales, danzas tradicionales y todo tipo de actividades.

Lindoso

Lindoso
Leopoldo de Castro CC BY 2.0

Lindoso conserva el encanto de los pueblos de antaño, con sus características casas de piedra en una ubicación privilegiada: en pleno Parque Nacional da Peneda Gerês, muy cerca de la frontera con Ourense. En lo más alto de este pequeño pueblo se alza el castillo del siglo XIII y a sus pies los espigueiros, los hórreos tradicionales portugueses. Una visita imprescindible en la región y uno de los lugares más especiales de todo el entorno.

Monção

Diego Pino García CC BY-SA 2.0

Monção es famoso por sus termas (Av. das Caldas, 4795-405, Monção) y su casco antiguo, en el que destaca la fortaleza del siglo XIV, Monumento Nacional desde 1910, sus iglesias y sus plazas. A unos 5 kilómetros se localiza el decimonónico Palacio de Brejoeira (Pinheiros, 4950-660, Monção, Portugal).

Si quieres conocer este pueblo fortificado a orillas del río Miño, lleno de vida y con un importante casco histórico, puedes aprovechar sus fiestas más destacadas: la Festa da Nossa Senhora das Dores, durante la tercera semana de agosto, y la Festa do Corpo de Deus, que se celebra el día del Corpus.

Ponte da Barca

Carlos Cunha CC BY-SA 3.0

El apacible y hermoso Ponte da Barca, con poco más de 2000 habitantes, se extiende a orillas del río Lima, donde destaca el puente del siglo XVI. El conjunto invita al paseo por sus orillas y por el casco antiguo.

Las fiestas en estas localidad se celebran entre el 19 y el 24 de agosto, en honor a San Bartolomé, con un programa de actos que incluye actuaciones musicales, bailes tradicionales y espectáculos de fuegos artificiales.

Arcos de Valdevez

Graeme Churchard CC BY 2.0

El bonito pueblo de Arcos de Valdevez, con unos 2300 habitantes, es un buen punto de partida para conocer el Parque Nacional da Peneda-Gêres. Si recorres sus calles, a orillas del río Vez, descubrirás casas señoriales, iglesias y una de las oficinas del parque.

No te pierdas el Santuário da Senhora da Peneda (Gavieira, 4970-150, Arcos de Valdevez), un templo del siglo XIX con una escalera monumental y una veintena de pequeñas capillas, que se convierte en centro de peregrinación cada año durante la primera semana del mes de septiembre. 

Soajo

Soajo
nborges CC BY 2.0

A unos 20 kilómetros de Ponte da Barca y de Arcos de Valdevez, se ubica Soajo. En el centro se encuentra el Largo do Eiró, la principal plaza del pueblo con un pelourinho, aunque la fama de este lugar procede de sus espigueiros, al igual que Lindoso, que se localiza tan solo a 20 minutos en automóvil. Se trata de un grupo de 24 hórreos de piedra en los que se guardaban los cereales y que cuentan con elementos de entre los siglos XVIII y XIX.

Votación
1 votos
Comentarios

Los pueblos más bonitos del Minho