Las cascadas más espectaculares de Brasil

Repasamos las cascadas más increíbles en Brasil, que constituyen destinos perfectos para viajes de turismo activo y aventura.

Cataratas Iguazú

Si hace poco tiempo te recomendábamos las cascadas gallegas que tienes que conocer y hace algo más repasábamos las cascadas más impresionantes del planeta, en esta ocasión, saltamos el océano Atlántico para descubrir las cascadas más espectaculares de Brasil.

Cualquiera de ellas se encuentra en entornos únicos de un valor natural incalculable, que constituyen lugares perfectos para planear viajes de turismo activo y aventura a este país de América del Sur.

Cataratas del Iguazú

Cataratas Iguazú

Las impresionantes cataratas del Iguazú asombran a los viajeros con sus más de 275 saltos, situados en forma de herradura, en un abismo conocido como la Garganta del Diablo, de 150 metros de ancho y 700 metros de largo. Las caídas de agua se producen hasta unos 80 metros de altura y constituyen la frontera natural entre los países de Brasil y Argentina, en el Parque Nacional de Iguazú, declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco.

Las cataratas se encuentran a 17 kilómetros de la desembocadura del río Iguazú en el río Paraná, y para conocerlas en su máximo esplendor es necesario tener en cuenta que cuando más volumen de agua transporta el río Iguazú es entre el mes de octubre y el mes de marzo.

Cachoeira Da Fumaça

Cachoeira da Fumaça
Mbortoline CC BY-SA 3.0

En el Parque Nacional de la Chapada Diamantina ( Av. Barão do Rio Branco, 80, Centro, Palmeiras, BA, Brasil) se encuentra la Cachoeira Da Fumaça, que está catalogada como la segunda cascada más alta del país, con alrededor de 360 metros de caída libre. Para llegar a ella es necesario recorrer un sendero de unos seis kilómetros y es obligatoria la compañía de un guía para hacerlo, ya que se considera que es uno de los trayectos más difíciles dentro del parque.

Cachoeira do Tabuleiro

Cachoeira do Tabuleiro
Rafael dos Reis Pereira CC BY-SA 3.0

La cascada del Tabuleiro (Cachoeira do Tabuleiro, Rua Eloi Chaves, s/n, Conceição do Mato Dentro - MG, 35860-970, Brasil), con sus 273 metros de caída libre, en plena serra do Espinhaço, está considerada como una de las siete maravillas de la Estrada Real. Se localiza en el Parque Estadual Serra do Intendente, a 22 kilómetros en automóvil de la ciudad de Conceição do Mato Dentro y es necesario hacer un trayecto de algo menos de dos horas para llegar hasta ella. A los pies de la espectacular catarata se encuentra una piscina de unos 18 metros de profundidad.

Salto Ventoso

Salto Ventoso
Rodrigo Alexandre Geyer Kaspary CC BY-SA 3.0

Con 56 metros de altura, el Salto Ventoso forma parte del Río Grande do Sul, a su paso por el municipio de Farroupilha, en Linha Muller (Nueva Cerdeña). La cascada es uno de los principales atractivos del Parque Salto Ventoso (R. Valter Tolosa Corrêa da Silva, Farroupilha - RS, 95180-000, Brasil), donde también puedes visitar las ruinas de la residencia Aguiar, asomarte a su mirador, recorrer los senderos y la pasarela situada a los pies del salto.

Salto del Yucuma

Salto do Yucuma
Vanderlei52

A lo largo de tres kilómetros, en el río Uruguay, se encuentra el Salto del Yucuma: una serie de cataratas que rondan los diez metros de altura, también en la frontera que separa Brasil de Argentina. Ubicadas en la reserva de la biosfera Yabotí, las cataratas caen sobre un canal que, en realidad, es una gran falla geológica, con 170 metros de profundidad en algunas zonas. El salto del Yucuma (Derrubadas - Río Grande del Sur, 98528-000, Brasil) es como se denominan en el lado brasileño, pero en el argentino se llaman los saltos del Moconá.

Cascada del Caracol

Salto do Caracol

En el Parque Estatal del Caracol se localiza la cascada del Caracol (Cascata do Caracol, RS- 466, Canela - RS, 95670-000, Brasil), cerca de la ciudad de Canela, en el estado del Río Grande del Sur, con sus 131 metros desde los que se desploma el agua en caída libre.

El entorno es espectacular, ya que se encuentra en medio de frondosos bosques y para llegar a él puedes seguir alguno de los numerosos senderos del parque. Además, para alcanzar su base se construyó una escalera con 927 peldaños. Las mejores vistas panorámicas se obtienen desde el mirador dentro del parque habilitado para ello.

Salto São Francisco

Salto São Francisco
Septurnus CC BY-SA 3.0

Con sus 196 metros de altura, el salto de San Francisco (Salto São Francisco) es uno de los más impresionantes de Brasil y para llegar a él has de recorrer un sendero cruzando la selva. Este salto se localiza a 60 kilómetros de la ciudad de Prudentópolis, en el estado de Paraná, famosa por la gran cantidad de cascadas de gran altura que se encuentran situadas cerca de ella.

Cataratas Urenduíque

Orinduik
Ian Mackenzie CC BY 2.0

En la frontera natural entre Brasil y Guyana se encuentran otras de las cataratas más espectaculares del país: las cataratas Urenduíque, en el río Ireng. Los saltos dan lugar a numerosas piscinas naturales donde puedes nadar, en un paraje único, en plenas montañas Pakaraima.

Salto del Itiquira

Salto do Itiquira
Diego Baravelli CC BY-SA 4.0

En el parque municipal de Formosa, se encuentra el Salto del Itiquira (GO-430, Formosa - GO, Brasil), al que podrás llegar con facilidad, ya que puede hacerse a través de una carretera asfaltada. De hecho, la zona cuenta con aparcamiento, baños públicos, zona de juegos infantiles, un restaurante y áreas habilitadas para el baño.

Votación
4 votos
Comentarios

Las cascadas más espectaculares de Brasil