Las cascadas gallegas que tienes que conocer

Estamos en uno de los mejores momentos para disfrutar de las «fervenzas» de Galicia, así que hoy os recomendamos ocho de las muchas que vale la pena conocer.

Noel F. CC BY 2.0

Cuando termina el invierno y llega la primavera, los ríos avanzan caudalosos formando saltos de agua y cascadas espectaculares. Sin duda, la transición entre ambas estaciones constituye uno de los mejores momentos para disfrutar de las fervenzas de Galicia, ya que puede aprovecharse que los días tienen más luz y las temperaturas son más agradables, con la cantidad de agua que normalmente nos encontraremos.

A la mayoría de ellas se puede llegar o bien por senderos o caminos habilitados; algunas requieren un poco de esfuerzo para localizarlas, pero en otras puedes dejar cerca el automóvil. Sea cual sea el plan que más te interese, hoy te recomendamos ocho cascadas gallegas que tienes que conocer.

Fervenza do Toxa

Falvarez CC BY-SA 3.0

La Fervenza do Toxa es una de las más famosas de Galicia, además de ser de las más altas, y forma parte del Sistema Fluvial Ulla-Deza. Se localiza a unos 40 kilómetros de Santiago de Compostela (A Coruña), en la parroquia de Pozas, perteneciente al municipio de Silleda (Pontevedra) y en las inmediaciones hay habilitada una zona para aparcar los vehículos. A 160 metros de la cascada, puedes asomarte al mirador desde donde contemplar el bello paisaje.

A 13 minutos en coche se encuentra otro de esos lugares imprescindibles de nuestra tierra: el monasterio de Carboeiro (s/n, 36546 Santa María de Carboeiro, Pontevedra). Aunque si disfrutas caminando lo mejor es recorrer la senda que une ambos puntos: el sendero de la Catarata del Toxa-Monasterio de Carboeiro, con unos 6 kilómetros de longitud.

Fervenza do Ézaro

La cascada del Ézaro es otra de las más conocidas de Galicia, lo cual no es de extrañar si consideramos que es la única en Europa que cae sobre el mar. También ubicada en la provincia de A Coruña, en el munipicio de Dumbría, puedes contemplarla de día o acudir alguna de las noches del año en las que se ilumina, ya sea en temporada estival o en determinados periodos vacacionales.

Fervenza da Barosa

Contando Estrelas CC BY-SA 2.0

Otras de las cascadas que no puedes perderte, aptas para todos los públicos, ya que es posible aparcar muy cerca de ellas, son las que se encuentran en el hermoso Parque Natural del Río Barosa (Lugar A Maquieira, 3, 36191, Pontevedra) en el municipio de Barro (Pontevedra). Esta es una parada obligada si te desplazas hasta la ciudad de Pontevedra, ya que las encontrarás en las cercanías de la carretera general N-550. Su entorno está acondicionado con merenderos, área de descanso y un local de restauración. Los saltos de agua con los numerosos molinos constituyen un paisaje idílico, en donde también puedes hacer una bella ruta de senderismo que asciende por la orilla del río: la PR-G 105. Además, en verano, puedes aprovechar para bañarte en las pozas que se forman.

Fervenza de Brañas

m.dolores paderne sanchez CC BY-SA 3.0

En el municipio de Toques, en la sierra de O Carreón, puedes contemplar la Fervenza de Brañas. Todo el entorno cuenta con un gran valor paisajístico, desde las carreteras que cruzan la sierra hasta las numerosas rutas de senderismo que en ella puedes hacer. No obstante, uno de sus puntos más destacados es esta cascada, con una caída de 40 metros, situada junto a un antiguo molino.

Fervenzas de Tourón

Lucas Martínez Farrapeira CC BY-SA 2.0

En el municipio de Melón, en Ourense, se encuentran unas de las cascadas más famosas de la provincia: las Fervenzas de Tourón, con desniveles de 120 metros, bellos saltos de agua y pozas únicas. El acceso a las cascadas está habilitado por medio de escaleras de madera y barandillas. Aquí vale la pena hacer el sendero del río Cervés, de algo más de cuatro kilómetros de recorrido y sentido circular.

Fervenza de Toxosoutos

Noel F. CC BY 2.0

En el municipio de Toxosoutos (A Coruña), en el discurrir del río de San Xusto, aparecen las cascadas de Toxosoutos, hermosos saltos de agua en las inmediaciones del monasterio de San Xusto de Toxosoutos (26, Pista San Xusto, 26, 15214, Lousame, A Coruña). Las fervenzas que puedes contemplar en el bello sendero por las riberas no son los únicos puntos de interés, ya que también encontrarás molinos escalonados, puentes y pozas. Lo más práctico para realizarlo es aparcar junto al antiguo monasterio y luego subir el curso del río, guiándose por las señalizaciones.

Fervenza de Chacín

amaianos CC BY 2.0

Otra de las cascadas más bonitas que puedes encontrar en la provincia de A Coruña es la cascada de Chacín, en el curso del río Santabaia y en el ayuntamiento de Mazaricos. Sus 10 metros de caída forman con el entorno un paisaje tan hermoso como idílico. También en Mazaricos, puedes contemplar la cascada de Santa Leocadia, en el discurrir del río Nosiño.

Fervenza do Belelle

Río Belelle
José Antonio Cartelle CC BY 2.0

La Fervenza do Belelle o cascada de O Marraxón se encuentra en el municipio de Neda (A Coruña), en un hermoso entorno que vale la pena conocer. Al ir hacia ella, podrás ver el Pazo de Isabel II y una antigua central eléctrica junto a la que podrás dejar tu vehículo. La cascada, de unos 45 metros de altura, está a unos 300 metros a recorrer por un estrecho sendero ascendente, en el que es recomendable llevar calzado cómodo,al igual que en el resto de estas rutas, donde hay que tomar precauciones para evitar resbalones o torceduras de tobillo. En las cercanías también puedes asomarte al Mirador da Fervenza (Lugar Fervenza, 11, 15509,Neda, A Coruña). Además, cualquiera de las rutas de senderismo habilitadas en el entorno del Belelle bien merecen ser recorridas.

Votación
33 votos
Comentarios

Las cascadas gallegas que tienes que conocer