Los pueblos más bonitos de Cantabria

Hoy os recomendamos algunos de los pueblos más bonitos y menos conocidos de la comunidad cántabra, en los que es un placer perderse.

kyezitri CC BY 2.0

El norte de España está lleno de lugares con encanto, donde la montaña y el mar se funden, y sus pequeñas localidades acogen a los viajeros con hospitalidad y afecto para que descubran su patrimonio, su historia y su gastronomía.

Cualquiera de las comunidades del Cantábrico puede ofrecernos todo eso, pero tras haber repasado ocho pueblos cántabros con encanto imprescindibles, hoy os recomendamos algunos de los pueblos más bonitos y menos conocidos de Cantabria.

Barcenaciones

Guillermo Alonso CC BY-SA 2.0

A orillas del río Saja se encuentra Barcenaciones, un pequeño pueblo de montaña, perteneciente al municipio de Reocín, con sus típicas casas de piedra y su hermosa iglesia de San Juan Bautista del siglo XVII. El puente de hormigón armado que comunica Golbardo con Barcenaciones fue uno de los primeros que se construyó en España, allá por el año 1903. Está declarado Bien de Interés Cultural. A unos diez kilómetros del pueblo, se localiza el Laberinto de Villapresente.

Selaya

AVANTI CC BY-SA 3.0

El pueblo medieval de Selaya no es uno de los más conocidos de Cantabria, pero sí de los más hermosos. Entre su patrimonio civil destacan las casonas y viviendas populares de entre los siglos XV y XIX, además de sus edificios religiosos como iglesias y ermitas. No dejes de acercarte hasta la ermita de San Bartolo de Selaya (Diseminado Bustantegua, 43, 39696 Selaya, Cantabria) y al Santuario de Nuestra Señora de Valvanuz (Diseminado Bustantegua, 18, 39696 Selaya, Cantabria). Junto a este, se localiza el Museo de las Amas de Cría Pasiegas.

Tudanca

Nuria CC BY-SA 2.0

En el valle del Nansa, catalogada como conjunto histórico-artístico, la aldea Tudanca destaca por sus casas tradicionales de entre los siglos XVII y XIX, como la Casona de Tudanca (Lugar Barrio Tudanca, 0 S N, 39555, Tudanca), construida durante la época de Felipe V y que perteneció a José María de Cossío. La casona alberga un museo con objetos artísticos, textiles y de mobiliario, y una biblioteca de más de 18 000 volúmenes, con manuscritos de escritores como Lorca o Cela. A diez minutos en automóvil se encuentra el embalse y la presa de la Cohilla.

Vega de Pas

Yves LC CC BY-SA 4.0

Al sur de Cantabria, cerca del límite con la provincia de Burgos, se encuentra la villa medieval Vega de Pas. En ella destacan la iglesia parroquial del siglo XVII, sus casas de piedra, el sanatorio decimonónico del Doctor Madrazo, la plaza del pueblo y el Museo Etnográfico de las Tres Villas Pasiegas (Calle San Antonio, 6, 39685, Vega de Pas, Cantabria). La localidad también es célebre por su repostería artesanal y sus cabañas pasiegas.

Carmona

kyezitri CC BY 2.0

En el ayuntamiento de Cabuérniga, se encuentra Carmona, a orillas del río Quivierda. Este hermoso pueblo está catalogado como conjunto histórico-artístico, con sus viviendas montañesas tradicionales y sus casonas. Entre estas últimas se encuentran la Casona de los Fernández Calderón y Celis, la Casona de los Cossío Celis Calderón y Terán, la Casona de los Gómez de Cosío y Calderón, la Casona de los Cossío Mier Calderón y Terán y la Casona de los Indianos, todas ellas de entre los siglos XVII y XVIII.

En el entorno, vale la pena visitar la ermita de San Antonio Abad (Barrio Carmona, 2P, 39558, Cantabria), el mirador de San Antonio y el Mirador Asomada del Rivero (CA-182, 39558, Cantabria).

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at viajes.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

Los pueblos más bonitos de Cantabria