Ansarón y los «acantilados de papel»

El litoral de Xove, en A Mariña, no deja indiferente a quien lo descubre por tierra o desde el mar. Un paraje de potentes acantilados graníticos y una isla de notables dimensiones conforman un espacio extraordinario


La Voz

En el municipio del xovense Tomás Mariño Pardo, maestro e inventor que diseñó un proyecto de navegación aérea que dejó manuscrito en 1879, se levantan majestuosos los acantilados de papel. Son de roca de granito y soportan las embestidas del mar, pero sus caprichosas formas invitan a pensar en el origami. Los acantilados de Morás conforman un espacio único con una isla que presenta diferentes denominaciones: isla de Ansarón, isla de Sarón, islote de Ansarón... «Depende do documento que se consulte», indica Cristina Iglesias, concejala xovense de Turismo. Esta isla alcanza los ochenta metros de altitud, tiene unas diez hectáreas de extensión y está considerada como una de las mayores del litoral lucense.

Además de la importancia de su flora, en la misma se dan buenos percebes y anidan diferentes especies de aves, como la gaviota del Caspio, el gavión atlántico, el cormorán común y el crestado... explica Diego Vázquez, educador ambiental e intérprete de la naturaleza que también ejerce como guía en las visitas a este espacio. «Hai moitas aves que pasaron de ter colonias estacionais a ser residentes, como os corvos mariños ou as gaivotas patiamarelas», indica el experto, quien aboga por divulgar a nivel ciudadano la importancia de la pesca y del marisqueo sostenibles. Este verano volvieron a repetirse las visitas guiadas con salidas en barco desde Morás. Son una opción para descubrir desde el mar una óptica diferente de la isla, de los acantilados y de la ensenada de As Salseiras. A pesar de su extraordinaria belleza, esta zona sigue siendo una gran desconocida, si bien cada año crece el número de senderistas que exploran la zona de acantilados y que, desde tierra, divisan una isla que ni siquiera pisan los que participan en las visitas en barco. El educador ambiental recuerda que todo este espacio está enmarcado en la ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) LIC A Mariña Occidental, en la Red Natura 2000, donde se destaca que es un litoral «de costa recortada y en general abrupta, que cuenta con una buena representación de hábitats litorales. Presenta diversos islotes -Farallóns, Ansarón da Cal, Coelleira- en los que se localizan colonias de aves marinas y las únicas parejas reproductoras de ostrero euroasiático (Haematopus ostralegus) existentes en Galicia». En los alrededores de la isla se alcanzan profundidades que van desde los once a los quince metros.

Dentro del proyecto Xove Mirando ao Mar, de divulgación turística, social y económica y para dar a conocer los productos del mar de la zona, impulsado por el Concello, la asociación A Medorra y Aciam, se promocionan espacios irrepetibles como los acantilados de papel, bautizados así por sus formas caprichosas y singulares, fruto de la acción del agua y del viento.

Votación
10 votos
Comentarios

Ansarón y los «acantilados de papel»