Con las nuevas restricciones de movilidad y el cierre de la hostelería las ganas de escaparse, huir del estrés y conectar con la naturaleza aumentan más que nunca. Lugares como Vila Sen Vento cuentan con espacios totalmente seguros en los que resulta muy
fácil olvidar la pandemia y disfrutar del otoño.

El 2020 está siendo todo un reto: después de pasar un confinamiento de varios meses y de vivir un verano singular hemos llegado a uno de los momentos más estresantes del año, el del regreso a la rutina del trabajo y de la vuelta al cole, con más nerviosismo e incertidumbre que nunca. A todo ello se suman, además, las nuevas restricciones de movilidad que vivimos en el área de Santiago de Compostela, que hacen que todas las personas de Santiago, Ames, Boqueixón, Oroso, O Pino, Teo, Trazo, Val do Dubra y Vedra puedan moverse exclusivamente por estos municipios y deban buscar nuevas opciones de ocio seguro sin salir de esta “almendra” de poblaciones.

Por ello, ahora más que nunca se hace necesario encontrar un refugio en el que desconectar, respirar aire puro y olvidarse durante un rato de todos los quebraderos de cabeza de estas semanas. Y si además ese lugar está cerca de casa y nos permite disfrutar de todo el potencial de nuestra tierra mientras apoyamos a empresas locales que crean trabajo en el entorno y que ahora tanto lo necesitan, mejor que mejor.

Este es el caso de Vila sen Vento, un complejo rural situado en el concello de O Pino, a poco más de 20 minutos de Santiago de Compostela, en el que todo está creado con mimo para que disfrutes de una experiencia con corazón en plena naturaleza. Y es que el complejo, que cuenta con diferentes modalidades de alojamientos con encanto, se encuentra en una gran finca de más de 40.000 metros cuadrados repleta de árboles y vegetación exuberante en la que te resultará muy fácil relajarte y olvidarte del mundo mientras practicas actividades otoñales como senderismo, ciclismo o micología, con todo el espacio y la privacidad necesaria en estos tiempos de pandemia en los que nos encontramos.

Así que, ¿buscas un lugar íntimo y especial para una escapada en pareja? ¿o quizá prefieres un espacio seguro en el que pasar buenos momentos con tu familia? Sea cuál sea tu plan en Vila sen Vento encontrarás un espacio perfecto para olvidarte del mundo, como sus cuatro cabañitas elevadas entre los árboles con chimenea y jacuzzi, una casita de madera rústica y con un toque chic ideal para 4 personas o la Casa Rural Piñeiro, una antigua vivienda de labranza totalmente restaurada en la que vivir una experiencia de turismo rural al estilo clásico. Además, en Vila sen Vento cuentan con un restaurante de comida tradicional en el que se elaboran con todo el cariño platos de temporada, como la carne con castañas o el caldo gallego, y que puedes recibir en una preciosa cesta de picnic en tu alojamiento, el mismo sistema que utilizan para entregar sin contacto alguno sus deliciosos desayunos caseros.

Todo ello, por supuesto, con las mayores garantías frente al Covid-19 gracias a su política de higiene y seguridad, que han creado siguiendo las recomendaciones de la OMS y las autoridades sanitarias y que incluye medidas como el check-in no presencial, la entrega sin contacto de desayunos y comidas en cada alojamiento o procedimientos específicos de desinfección y distancia de seguridad para los trabajadores, que buscan garantizar una estancia más segura y confortable a los huéspedes.

Además, en Vila sen Vento quieren que tu experiencia sea perfecta desde el mismo momento en el que realizas una reserva. Por eso, si tienes contratada tu estancia y finalmente no puedes acudir por algún motivo relacionado con la pandemia, desde el alojamiento se comprometen a guardar tu viaje para otro momento o devolverte su importe íntegro sin ningún coste adicional.

En definitiva, todo un planazo para dejar atrás la tensión del año más estresante de nuestras vidas, disfrutar del otoño y volver a conectar con la naturaleza en un entorno totalmente seguro que, además, está dentro del área de movilidad permitida en el entorno de Santiago de Compostela.

Más información y reservas en: www.vilasenvento.com.

Reencontrarse con la naturaleza, uno de los planes más deseados tras el confinamiento

CONTENIDO PATROCINADO

Caminar con los pies descalzos sobre la hierba fresca es un sueño cada vez más cercano gracias a lugares como Vila Sen Vento, que el 4 de junio volverá a recibir huéspedes

Tras casi dos meses de confinamiento en casa, poco a poco se ve la luz y se comienzan a respirar nuevos aires. Hasta ha reaparecido esa sensación de querer hacer planes y no temer por que se cancelen ni tener que posponerlos. Pero si algo nos va quedando claro de esta nueva normalidad es que las vacaciones de este 2020 hay que disfrutarlas cerca de casa, redescubriendo el placer de lo cercano y disfrutando de todo el potencial que tenemos a nuestro alrededor.

No ha habido que ahondar mucho para descubrir lugares y entornos maravillosos en los que disfrutar de unos días de relax y aire fresco. Es el caso de alojamientos con encanto como Vila Sen Vento, que bajo su lema #VuelveARespirar animan a disfrutar de la naturaleza en alguna de sus cabañas y villas con las que es imposible no volver a enamorarse o volver a sentir el placer de la simple compañía de tu gente sin nada más que al aire fresco que os rodea. 

Seguir leyendo

Votación
2 votos

Un refugio en plena naturaleza, la mejor receta para olvidarse de la pandemia en el área de Santiago