Reencontrarse con la naturaleza, uno de los planes más deseados tras el confinamiento

Caminar con los pies descalzos sobre la hierba fresca es un sueño cada vez más cercano gracias a lugares como Vila Sen Vento, que el 4 de junio volverá a recibir huéspedes

Tras casi dos meses de confinamiento en casa, poco a poco se ve la luz y se comienzan a respirar nuevos aires. Hasta ha reaparecido esa sensación de querer hacer planes y no temer por que se cancelen ni tener que posponerlos. Pero si algo nos va quedando claro de esta nueva normalidad es que las vacaciones de este 2020 hay que disfrutarlas cerca de casa, redescubriendo el placer de lo cercano y disfrutando de todo el potencial que tenemos a nuestro alrededor.

No ha habido que ahondar mucho para descubrir lugares y entornos maravillosos en los que disfrutar de unos días de relax y aire fresco. Es el caso de alojamientos con encanto como Vila Sen Vento, que bajo su lema #VuelveARespirar animan a disfrutar de la naturaleza en alguna de sus cabañas y villas con las que es imposible no volver a enamorarse o volver a sentir el placer de la simple compañía de tu gente sin nada más que al aire fresco que os rodea. 

Si durante estas semanas de cuarentena ha venido a tus pensamientos la sensación de resetear cuando el estado de alarma termine, Vila Sen Vento es la opción ideal para volver a conectar con la naturaleza de una forma confortable y segura. Despertar entre los árboles respirando aire fresco, dejarse mimar por los rayos de sol y escuchar únicamente el cantar de los pajarillos. ¿No suena a planazo? Y además, todo cliente podrá sentirse tranquilo gracias al Protocolo de Higiene y Seguridad que han puesto en marcha los responsables del alojamiento siguiendo las recomendaciones de la OMS y las autoridades sanitarias. La reapertura de Vila San Vento está prevista para el 4 de junio, pero es recomendable reservar con antelación para garantizar que hay disponibilidad en las fechas deseadas.

¿Escapada romántica? ¿Reencuentro en familia? ¿Celebración con amigos? Con 40.000 m2 de oasis natural las posibilidades son infinitas. En Vila Sen Vento hay alojamientos adaptados a todo tipo de escapadas: cinco cabañitas entre los árboles elevadas sobre el terreno y con jacuzzi en la terraza, dos grandes villas con amplios porches para disfrutar de comidas al aire libre y una antigua casa de labranza gallega totalmente restaurada. Para que la experiencia sea completa, ofrecen desayunos, picnics, comidas y cenas con opción a servirlas en el propio alojamiento e instalaciones como piscina exterior, zonas de chill-out, pádel, mini-basket, un chiringuito en el que tirar tus propias cañas, huerto ecológico, parques infantiles y cama elástica para los más peques, así como el soporte de un equipo que con su trato profesional y humano harán de la estancia algo inolvidable. Todo el disfrute de las zonas comunes, estará sujeto a las normas sanitarias vigentes para asegurar el bienestar de  todos los huéspedes. 

Vila Sen Vento desde las alturas

Llegó el momento de disfrutar de un merecido homenaje tras haber vivido un momento histórico en nuestras vidas. Naturaleza, lujo, cariño y comodidad serán los protagonistas de esta experiencia a la que se ha sumado una variable más: la seguridad. Para garantizar todas las medidas necesarias tras una pandemia de esta magnitud, Vila Sen Vento ofrece check-in no presencial, procedimientos de limpieza específicos y normas de higiene y distancia de seguridad para los trabajadores con el fin de asegurar la protección de todos los huéspedes y personal de servicio.

Y para premiar a todos los que decidan confiar en Vila Sen Vento para sus días de descanso, las primeras 50 reservas que se realicen para disfrutar a partir de su reapertura disfrutarán de una deliciosa sorpresa para hacer la vuelta a esta nueva normalidad lo más dulce posible. 

Votación
3 votos
Comentarios

Reencontrarse con la naturaleza, uno de los planes más deseados tras el confinamiento