La Ruta de ciclismo de las Hébridas

Nuestra propuesta de hoy encantará a los apasionados por el ciclismo: una ruta en bici por las Hébridas Exteriores, en Escocia.


Es frecuente combinar nuestras escapadas o viajes con alguna o varias de nuestras aficiones, ya sean artísticas o deportivas. Entre estas últimas, los apasionados de andar en bicicleta, gustan especialmente de descubrir los lugares que visitan sobre dos ruedas, lo que le da más valor a las experiencias que viven en destino.

Si eres uno de ellos, seguro que te apasiona recorrer de tal forma las grandes ciudades europeas con kilómetros y kilómetros de carril bici, pero sobre todo los espacios naturales con majestuosos paisajes. Así que la propuesta viajera de hoy va dedicada especialmente a ti. No te pierdas la Ruta de ciclismo de las Hébridas.

Islas Hébridas

Las islas Hébridas constituyen uno de los destinos más bellos de Escocia. Es posible distinguir entre las Hébridas Interiores, con la famosa isla de Skye, Mull, Islay, Jura y Staffa, y las Hébridas Exteriores, con las islas de Lewis, Harris, Berneray, North Uist, South Uist y Saint Kilda.

Practicar senderismo, realizar rutas fotográficas o de avistamiento de fauna, recorrer sus playas, descubrir sus restos arqueológicos, pintorescos pueblos, leyendas y gastronomía son algunos de los planes que te esperan en todas ellas.

Entre sus imprescindibles se encuentra la isla de Skye, la de mayor tamaño, en la que se localiza el faro de Neist Point, de 1909, buen observatorio para ballenas; el pueblo costero de Portree; el museo Skye Museum of Island Life y la destilería de whisky de malta Talisker. También es muy popular el castillo de Eilean Donan, en la isla homónima, conocido por muchos gracias a la infinidad de películas en las que ha aparecido, como Los Inmortales. La isla de Harris destaca por sus monolitos, sus torres de la Edad de Hierro, playas de arena blanca y la ciudad de Tarbert, mientras que en la isla de Mull no te pierdas la bahía de Calgary y los arcos de Carsaig.

El medio de transporte más frecuente para moverse por las islas que forman las Hébridas es el coche, pero también puedes desplazarte en autobús para llegar a los pueblos principales o ir de isla en isla en la compañía de ferris CalMac. No obstante, si te encanta ver el mundo sobre dos ruedas, lo mejor es que aproveches para recorrer todas o algunas de ellas en bici.

Ruta de ciclismo de las Hébridas

Es posible descubrir las Hébridas Exteriores a través de la conocida como la Ruta de ciclismo de las Hébridas, un itinerario para hacer en bicicleta que discurre por 297 kilómetros a través de sus islas. También denominado Hebridean Way, este espectacular recorrido se inauguró en marzo de 2016, cuando lo completó el ciclista Mark Beaumont. Él realizó la ruta en 24 horas, aunque con todos los lugares de interés que hay en ella, si viajas como turista, lo mejor será que planifiques unos días para hacerla por tramos y detenerte en los lugares que más te atraigan. El tiempo recomendado para ello son seis días.

La Ruta de Ciclismo de las Hébridas se inicia en Vatersay y Barra, las islas más meridionales habitadas en el archipiélago. Comienza el recorrido junto al obelisco del pueblo de Vatersay y continúa hasta Barra, donde contemplarás algunos de los arenales más bonitos de Escocia, además de poder visitar el castillo medieval de Kisimul.

El siguiente destino en ruta es la isla de Eriskay, que mide solo 4,8 kilómetros de longitud, y South Uist. Las siguientes islas a las que deberás pedalear son Benbecula y North Uist para llegar al islote de Berneray. En este tramo se localiza la iglesia Teampall na Trianaid y la Reserva Natural Balranald RSBP.

Cuando llegues a la isla de Harris verás una de las playas más famosas de Escocia: Luskentyre Sands, para visitar después el centro de la ciudad de Tarbet.  Y ya en la isla de Lewis, punto final de esta ruta, te asombrarán sus míticos menhires: las piedras de Callanish o Calanais.

Votación
0 votos
Comentarios

La Ruta de ciclismo de las Hébridas