Diez Patrimonios de la Humanidad en los Países Bajos

Repasamos los lugares y construcciones de los Países Bajos catalogados como Patrimonio de la Humanidad para proponerte nuevos destinos para tus viajes


Los Países Bajos pueden presumir de contar con espectaculares paisajes y un hermoso y valioso patrimonio histórico artístico. Tanto es así que acumula hasta una decena de lugares, edificios y conjuntos arquitectónicos catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Te presentamos los diez Patrimonios de la Humanidad de los Países Bajos. Tal vez, entre ellos, se encuentre tu próximo destino.

Canales de Ámsterdam

Seguramente este sea el Patrimonio Mundial de la Humanidad más famoso de los Países Bajos. Nos referimos a los canales de Ámsterdam, todo un símbolo de la ciudad declarado como tal en el año 2010. No te pierdas la esquina de los canales Reguliersgracht y Herengracht, el tramo entre las calles Leidsestraat y Vijzelstraat y el romántico puente Magere Brug. Y si quieres conocer todo sobre la historia del sistema de canales, tienes la opción de visitar el museo Grachtenhuis.

Línea de defensa de Ámsterdam

Además de los canales, Ámsterdam alberga otro Patrimonio Mundial de la Humanidad: la línea de defensa de Ámsterdam, una construcción defensiva de entre los años 1883 y 1920 que circunda la ciudad. El sistema defensivo se basaba en controlar el nivel del agua, lo que lo hace único en el mundo en la actualidad.

Molinos de Kinderdijk

Si hay una zona hermosa e idílica en los Países Bajos, en la que el paisaje y el patrimonio etnográfico se funden es la que ocupan los molinos de Kinderdijk, declarados Patrimonio de la Humanidad en el año 1997. Estos 19 molinos se construyeron en el siglo XVIII para gestionar el agua y evitar las inundaciones, manteniendo seca el área del pólder Alblasserwaard. Aprovecha para acercarte a visitar la ciudad holandesa de Dordrecht y el Parque Nacional De Biesbosch.

Casa Rietveld-Schröder

Ejemplo emblemático del movimiento artístico de principios del siglo XX conocido como De Stijl, la Casa Rietveld-Schröder, obra del arquitecto holandés Gerrit Rietveld es otro de los bienes declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La casa se localiza en Utrecht, y forma parte del Centraal Museum (Museo Central). En la ciudad también puedes visitar el Utrecht Science Park (Parque Científico de Utrecht).

Lagos Beemster y Schermer

Los lagos Beemster y Schermer también son Patrimonio de la Humanidad, y otro ejemplo de cómo los holandeses aprendieron a controlar el agua para favorecer los intereses de su territorio. Su historia se remonta a los primeros años del siglo XVII, cuando se drenó una zona de mar interior con más de 4 molinos para fundar una nueva región. Así, el lago Beemster se transformó en un paraje a 3,5 metros bajo el nivel del mar. En el lugar también puedes visitar el museo de molinos Schermerhorn.

Estación de bombeo a vapor

En el hermoso pueblo de Lemmer se encuentra otra de las construcciones Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: la estación de bombeo a vapor de Wouda. Construida en el año 1920, se trata de un edificio con una chimenea de unos 60 metros de altura que alberga la que es la única estación de bombeo a vapor del muno.

Shokland

Dominicus Johannes Bergsma CC BY-SA 4.0

En el mar Zuiderzee, en la provincia de Flevoland, se localiza la isla de Schokland, el primer lugar de los Países Bajos declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Este terreno está seco desde que se drenó el pólder Noordoostpolder y cuenta con abundancia de monumentos y casas construidas sobre montículos. Puedes descubrir su historia en el Museo Shokland.

Fábrica Van Nelle

En junio de 2014 la Unesco declaró Patrimonio de la Humanidad a la fábrica Van Nelle, construida en 1920. Este conjunto industrial, ejemplo destacado del modernismo holandés, se utilizó para la fabricación de café, té y tabaco, y para levantarlo se usaron materiales como el acero y el cristal principalmente.

Mar de las islas Wadden

Otro paisaje con el agua como protagonista se encuentra en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de los Países Bajos. Es el mar de las islas Wadden, situado al norte de Holanda, que sorprende por su extensión intermareal entre las islas y el continente. Se trata de una zona perfecta para las actividades al aire libre, como el senderismo, la observación de aves, ciclismo, kitesurf o esquí acuático, entre muchas otras, y con un elevado interés por su biodiversidad biológica.

Willemstad

Para descubrir el último de los lugares de los Países Bajos catalogado como Patrimonio de la Humanidad, debemos salir de Europa. Y es que en la isla de Curazao, en pleno Caribe, se encuentra la ciudad de Willemstad, donde los holandeses instalaron una factoría comercial en el siglo XVII y en la que se conserva todo su pasado colonial. La arquitectura europea de la época se funde con las coloridas y tradicionales construcciones caribeñas, creando un entorno tan bello como singular. Aquí también se encuentra la sinagoga más antigua de toda América: Mikvé Israel-Emanuel, construida en 1651, que sigue en funcionamiento en la actualidad.

Votación
0 votos
Comentarios

Diez Patrimonios de la Humanidad en los Países Bajos