Descubre las islas Feroe

Te proponemos descubrir las islas Feroe o anotarlas en tu lista de destinos pendientes si te atrae perderte por las zonas más agrestes e idílicas del norte de Europa


Entre Noruega y Escocia, al norte de Dinamarca, en pleno océano Atlántico Norte, se encuentra un archipiélago de 18 islas que constituye un destino perfecto para aquellos que adoran perderse en la naturaleza, recorrer pequeños pueblos de pescadores y asombrarse ante paraísos naturales.

Descubre las islas Feroe o anótalas en tu lista de destinos pendientes si te atrae perderte por las zonas más verdes, agrestes e idílicas del norte de Europa.

Tórshavn

La capital de las islas Feroe es Tórshavn, en la isla Streymoy. La capital, cuyo nombre significa «puerto de Thor», se encuentra a unos 46 kilómetros del aeropuerto de Vágar, aunque también es posible llegar hasta aquí en un ferry desde Hirsthals, situada al norte de Jutlandia. Además, este mismo ferry comunica en verano las islas Feroe con Islandia.

Aunque Tórshavn es una de las capitales más pequeñas del mundo, cuenta con todo lo que necesitas, como alojamientos de todo tipo, incluidos hoteles de 4 estrellas, restaurantes y locales de ocio. No dejes de recorrer su casco antiguo, donde destacan sus casas de colores, visitar el Museo Nacional de las Islas Feroe (Føroya Fornminnissavn, 6 Brekkutún, Hoyvík 188, Islas Feroe), el Museo de Arte de las Islas Feroe (Listaskalin, 9 Gundadalsvegur, Tórshavn 100, Islas Feroe) y el centro cultural Casa Nórdica (Norðurlandahúsið), donde se organizan exposiciones, representaciones teatrales, conferencias y conciertos. Y aprovecha que el transporte público de autobuses es gratuito en la ciudad.

Saksun

Los pintorescos pueblos de las islas Feroe cuentan con museos y granjas visitables donde descubrir cómo se vivía en este paraje al norte de Europa, como Saksun, con su museo Dúvugarður (31 Saksunarvegur, Saksun 436, Islas Feroe), a unos 50 kilómetros de la capital; Kirkjubour, a 15 minutos en coche de Tórshavn, con la catedral de San Magnus de Kirkjubøur (Kirkjubømúrurinm, Kirkjubøur 175, Islas Feroe) y la granja Kirkjubøargarðu;  y el antiguo pueblo de Blásastova, con el museo Gøta museum (10 Tróndargøta, Norðragøta 512, Islas Feroe).

Gásadalur

Siegfried Rabanser CC BY 2.0

Si eres aficionado a la ornitología y te encanta la observación de aves, no dejes de conocer la costa oeste de las islas Feroe, donde se encuentra la isla de Mykines. Aquí habitan pájaros bobos, frailecillos y más de 300 especies de aves. Puedes llegar a este majestuoso entorno por medio de excursiones en barco.

Tampoco dejes de subirte o alquilar una embarcación para acercarte hasta la isla más pequeña del archipiélago: Lítla Dímun, así como ir a descubrir el lago de Leitisvatn o Sørvágsvatn y la cascada de Bøsdalafossur en la isla de Vágar, los acantilados de Vestmanna en Streymoy y la cascada de Múlafossur, a los pies del pueblo de Gásadalur.

Funningur

Durante la primavera y el verano son numerosas las excursiones en barco que se organizan de forma diaria para conocer el resto de parajes más bellos del archipiélago, como los acantilados de Djupini, la isla de Stóra Dímun, el macizo de Drangarnir y la zona de Akraberg con su emblemático faro. Tampoco dejes de acercarte a conocer pequeñas aldeas como Funningur.

Si buscas una fecha especial para visitar las islas Feroe, debes saber que cada año, entre el 28 y el 29 de julio, se celebra la fiesta Olavsoka, en conmemoración del fallecimiento de San Olaf, que fue rey de Noruega entre los años 1015 y 1028. Durante estos festejos, se organizan desfiles, cabalgatas, competiciones deportivas y exhibiciones de oficios tradicionales. Y en agosto, tiene lugar el Festival de Jazz de Tórshavn, que atrae a músicos de todo el mundo.

Ten en cuenta que la mejor época para conocer las islas Feroe, además de la primavera, es el verano, cuando la temperatura media ronda los 13 grados centígrados. Además, entre junio y septiembre, se puede disfrutar de hasta 19 horas de luz diaria.

Votación
0 votos
Comentarios

Descubre las islas Feroe