Los miradores imprescindibles de la Costa da Morte

Entre las decenas de miradores que puedes encontrar en la Costa da Morte, hoy repasamos algunos imprescindibles donde perder la vista en el horizonte y tomar fantásticas fotografías.

Ruben Dene CC BY-SA 3.0

Una de las zonas más hermosas de Galicia para todo tipo de escapadas y rutas en automóvil, bicicleta o a pie es la Costa da Morte. Sus acantilados, su agreste paisaje, sus pueblos y sus gentes se caracterizan por el encanto y la magia que se encuentra siempre en tierra gallega.

Para poder contemplar tales parajes como se merecen, entre las decenas de miradores que puedes encontrar en la Costa da Morte, repasamos algunos de los imprescindibles, en los que podrás perder la vista en el horizonte y tomar fantásticas fotografías.

1 Mirador de O Ézaro

Ruben Dene CC BY-SA 3.0

De todos los miradores a los que puedes acudir en tu recorrido por esta costa que mira al Atlántico, el mirador de O Ézaro (O Ézaro, 15297, Dumbría, A Coruña), sin duda, es el más conocido. Se encuentra situado a unos 260 metros de altitud sobre el nivel del mar, y para llegar a él debes tomar la carretera DP-2308, tanto desde O Ézaro (Santa Uxía) como desde el puerto deportivo. 

Desde el mirador, podrás contemplar la desembocadura del río Xallas, que cuenta con su impresionante cascada, el monte Pindo y, en el horizonte, el cabo Fisterra y las Islas Lobeiras. Ten en cuenta que, si accedes con el vehículo desde la cascada, no está permitido el acceso ni a caravanas ni a autocares, a causa del desnivel de la carretera, que alcanza un 30 %.

 

2 Mirador de Louredo

Xosema CC BY-SA 4.0

Si recorres la carretera provincial que comunica Paxareiras con O Viso, no te pierdas el mirador de Louredo (Carnota), que se alza a 200 metros de altitud sobre el nivel del mar. Desde él puedes contemplar una estupenda panorámica, además de disfrutar de un espacio natural acondicionado en el que destacan las obras del artista Nando Lestón.

Si quieres obtener algunas de las mejores vistas de la ensenada de Carnota, también has de tener en cuenta el mirador O Bico do Santo, con 181 metros de altura. Antiguamente se alzaba aquí una ermita que fue destruida por las tropas de Napoleón y, desde 1935, resalta en su cumbre una cruz blanca.

Para llegar hasta O Bico do Santo tienes que dirigirte hasta Lamas de Castelo y, desde allí, recorrer una senda que te conducirá hasta el mirador. El recorrido es de dificultad media, a causa de su pendiente.

3 Mirador del Monte do Faro

Basotxerri CC BY-SA 4.0

Otro de los imprescindibles en esta costa coruñesa es el de Monte do Faro, en Brantuas-Ponteceso. A una altitud de 246 metros se alza el monumento al Sagrado Corazón de Jesús, y desde aquí también podrás contemplar tanto las esculturas como las espectaculares vistas, lo que lo convierte en uno de los miradores más hermosos de la Costa da Morte.

4 Mirador del monte Pindo

Tanja Freibott CC BY-SA 3.0 ES

El denominado Olimpo Celta, el monte Pindo (Carnota) cuenta con un mirador en su cima, conocida como el alto de A Moa, a 627 metros de altitud sobre el nivel del mar. Desde este punto podrás contemplar la playa de Carnota, la punta de Caldebarcos, Fisterra, Corcubión y Cee.

Puedes acceder a este mirador si sigues la carretera C-550 rumbo a Cee. Una pista forestal te conducirá hasta la cumbre de este legendario monte gallego. Además, te recomendamos tener este paraje en cuenta para tus rutas de senderismo, ya que son varias las que existen señalizadas para disfrutar de su entorno.

5 Mirador de San Adrián

Mirusdi CC BY-SA 3.0 ES

En Seaia, en Malpica de Bergantiños (San Xulián), se localiza el mirador de San Adrián (Estrada de Santo Hadrián, 15113 Malpica, A Coruña), muy cerca de la ermita homónima. Las vistas desde él abarcan la costa de Razo y Baldaio (Carballo), las islas Sisargas y el pueblo de Malpica. También es un sitio perfecto para el avistamiento de aves.

6 Mirador de Monte Branco

Elisardojm CC BY-SA 4.0

Desde el mirador de Monte Branco (Ponteceso) es posible contemplar el hermoso espacio natural protegido de la desembocadura y el estuario del río Anllóns, en la ría de Corme y Laxe. Cuenta con área de recreo y es, sin duda, una de las paradas obligadas en la zona.

Además de los indicados, tampoco te olvides del Mirador do Facho, a 312 metros de altitud sobre el nivel del mar, en Muxía;  y el Mirador do Monte Quenxe, en Corcubión.

Votación
2 votos
Comentarios

Los miradores imprescindibles de la Costa da Morte