Diez ciudades artísticas italianas imprescindibles

Descubrimos diez de las ciudades artísticas italianas imprescindibles y menos conocidas, para que no dejes de tenerlas en cuenta en tus viajes.


Italia es un país que alberga hermosos rincones con un pasado histórico fascinante, por lo que es muy raro aquel que no cae subyugado ante estas tierras del sur de Europa.

Entre sus localidades más emblemáticas, auténticos museos al aire libre, destacan aquellas que son perfectos destinos en cualquier época del año. Descubrimos diez de las ciudades artísticas italianas imprescindibles y menos conocidas  para que no dejes de tenerlas en cuenta en tus próximos viajes.

1 Lucca

Si hablamos de ciudades artísticas de Italia, acuden raudas a nuestra mente Roma, Florencia, Venecia, Nápoles y Milán, pero hay otras igual de imprescindibles que no puedes dejar de conocer si tienes posibilidad de hacerlo. Lucca, en la Toscana, es una de ellas.

Con un centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Lucca conserva en buen estado su muralla y sus seis puertas de acceso. Destacan su numerosas iglesias, plazas como la del Anfiteatro, la de San Miguel y la de San Martín, palacios y torres, entre las que se alzan la Torre del Reloj, con 50 metros de altura, y la Torre Guinigi. Tampoco te pierdas el jardín botánico del siglo XIX Orto Botanico Comunale di Lucca y sus interesantes museos.

2 Pisa

Sin duda alguna, la torre más famosa de toda Italia es la de Pisa. Ubicada en la ciudad toscana del mismo nombre, junto con la marmórea catedral y el baptisterio, conforma el conjunto conocido como la Plaza de los Milagros. Esta fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. El resto de la ciudad alberga todo tipo de sitios de interés, como el Museo de la Opera del Duomo, el Palacio Real y el Jardín Botánico de Pisa, uno de los más antiguos del mundo.

3 Perugia

El casco histórico de la villa medieval de Perugia, con sus murallas etruscas, conforma otra de las ciudades artísticas imprescindibles de Italia. Es la capital de la región de Umbría y sede de la Universidad para extranjeros y la Universita degli Studi. Callejear por el centro de la ciudad es viajar en el tiempo al siglo XIV, y en ella podrás ver la basílica de San Domenico, el Museo Arqueológico Nacional, la Plaza Matteotti y la espectacular Plaza IV Novembre.

Si quieres conocer Perugia durante alguno de los eventos culturales que en ella se celebran, puedes tener en cuenta dos: el Eurochocolate, que tiene lugar cada año en el mes de octubre, y el Umbria Jazz, que se organiza cada mes de julio.

4 Rávena

La segunda ciudad más grande del país si tenemos en cuenta únicamente la extensión es Rávena, situada en Emilia Romaña. Aquí encontrarás hasta ocho monumentos catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, como la Basílica de San Vital. Además, a 15 kilómetros se encuentra el parque de atracciones Mirabilandia.

5 Noto

 

En la provincia de Siracusa (Sicilia), la ciudad de Noto se encuentra en un altozano sobre el valle del Asinaro.  Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, fue reconstruida tras el terremoto de 1693 y, en la actualidad, todavía conserva toda la belleza de la villa medieval, junto a la parte barroca. En la Plaza del Municipio encontrarás el Palacio Municipal, el Palacio Arzobispal, la Iglesia del Santísimo Salvador y la Catedral de San Nicolás. En el entorno de Noto puedes visitar los restos de las ciudades de Camarina y Eloro y la Necrópolis de Pantálica.

6 Matera

Conocida como «la segunda Belén», Matera sirvió de plató para rodar películas como El Evangelio según San Mateo y La Pasión de Cristo. Son famosas las grutas en las que antiguamente vivía la población, conocidas como Sassi, que fueron catalogadas como Patrimonio de la Humanidad, junto con el conjunto de iglesias rupestres de Matera. 

En el centro de esta ciudad, en la región de Basilicata, destaca el Duomo románico, del siglo XIII, y sus numerosos edificios históricos.

7 Palermo

Las vicisitudes históricas de Palermo provocaron que aquí se conserven vestigios de su pasado griego, romano, normando y árabe. Su casco histórico, con la majestuosa catedral del siglo XII y su cúpula levantada durante el siglo XVIII, conforma otra de las ciudades artísticas italianas imprescindibles. El Palazzo dei Normanni, la iglesia de Santa María del Ammiraglio, la Plaza Vigliena, la Plaza de la Pretoria, el Steri y el antiguo mercado son algunos de los numerosos puntos de interés que alberga.

En las cercanías, en la playa de Mondello, encontrarás a los polipari, los vendedores de pulpo cocido y cortado listo para comer.

8 Gradara

La impresionante fortaleza de Gradara, resguardada por dos murallas, y su castillo, a 142 metros de altitud a nivel del mar, constituyen uno de los conjuntos medievales mejor conservados de la región de Las Marcas. Con carácter anual, el penúltimo fin de semana del mes de julio, se recrea de forma espectacular el asalto histórico al castillo, acaecido en el año 1446, al que siguen varias jornadas medievales. Otro buen momento para conocer Gradara es cuando se celebra su especial festival céltico durante el mes de agosto: The Dragon Castle.

9 Ferrara

Catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la ciudad de Ferrara conserva un casco histórico medieval y renacentista que la convierte en una de las más bellas de la Emilia Romaña. En la plaza de la República se localiza el Castillo de los Este, del siglo XIV, y en las cercanías se alza la catedral del siglo XII, además del Palacio de los Diamantes, con la Pinacoteca Nacional, y el Palacio Schifanoia.

Esta ciudad es famosa por sus museos, como el Museo de Arte Moderno Contemporáneo Filippo de Pisis, el Museo del Judaísmo Italiano y de la Shoah, y el Museo Arqueológico Nacional. Además, en la Avenida de Hércules I de Este puedes visitar la que fue vivienda del escritor Ludovico Ariosto.

 

10 Trieste

Cerca de los Balcanes se localiza otra de las ciudades artísticas imprescindibles de Italia: Trieste. Si te animas a conocerla no dejes de ver el Palacio del Gobierno, el Palacio Stratti con el Caffé degli Specchi, y el Palacio del Lloyd Triestino, así como la Catedral de San Justo, el Arco de Ricardo del siglo I d. C., el teatro romano y la fortaleza del Castillo de San Justo, reconvertida en museo. Te encantará acercarte al Castillo de Miramare, descubrir el Canal Grande que desemboca en la iglesia de San Antonio Nuevo y el templo serbo-ortodoxo de la Santísima Trinidad y de San Espiridión.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at viajes.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

Diez ciudades artísticas italianas imprescindibles