Muchos estamos acostumbrados a relacionar el término ‘viajar’ con hoteles, comodidad, cama king size y desayuno buffet. Pero hay vida más allá del alojamiento de cuatro paredes. La independencia que ofrece la acampada -sea en un camping regulado o acampada libre- es una modalidad que cada vez se contempla como una de las alternativas favoritas, no solo por la libertad que ofrece sino porque el ahorro económico es muy grande y no es tanta la pérdida de comodidad como pueda parecer.

Obviamente, no es lo mismo dormir en una habitación que en una tienda de campaña, pero si se cuenta con la equipación adecuada para ir de camping es posible sentirse igual de confortable. En la checklist no podemos olvidar lo siguiente para hacer que la estancia sea lo más agradable posible:

Tienda de campaña

Como si de una pequeña vivienda móvil se tratase, elegir la mejor tienda de campaña es algo a lo que hay que dedicar algo de tiempo. ¿Para qué la voy a usar? ¿Cuántas personas dormiremos en ella? ¿Voy a tener que transportarla a cuestas durante mucho tiempo? ¿Tengo paciencia para montar y desmontar la tienda o mejor opto por una de montaje sencillo?

Teniendo en cuenta estas preguntas será más fácil dar con la tienda de campaña adecuada. Si solo la vas a usar para ir de camping con la familia durante varios días seguidos lo ideal es hacerse con una tienda de dos estaciones ya que no está previsto tener que soportar fuertes vientos o tormentas. Si la vas a utilizar para trekking, senderismo o acampada lo recomendable es comprar una de tres estaciones para que ofrezca comodidad, protección y resistencia. Si nuestro objetivo es acampar mientras hacemos alpinismo u otras actividades extremas en la montaña hay que elegir una que resista a las inclemencias del tiempo.

Todo lo necesario para ir de acampada
Todo lo necesario para ir de acampada

Cuanto más ligeras son las tiendas, menor resistencia tendrán; por lo que, para escoger una tienda que ocupe poco, no solo hay que fiarse por el peso sino tener en cuenta el uso que se le dará y el tiempo que iremos con ella a cuestas.

Las tiendas que se montan solas son, ciertamente, muy cómodas pero su forma una vez plegadas no es la adecuada para hacer recorridos con ella. Si la vas a transportar poco y no te quieres complicar con el montaje, esta será la mejor opción. Eso sí, antes de lanzarte a la aventura prueba a abrirla y guardarla un par de veces para practicar y evitar desesperarte.

Saco de dormir y una base blanda

El saco hará las veces de sábana y edredón al mismo tiempo. Es importante escogerlo teniendo en cuenta la época del año en que se va a realizar la acampada porque el tipo de pluma y el grosor son determinantes a la hora de garantizar la temperatura ideal para el descanso. Los más indicados para clima de montaña son los tipo momia, que se ajustan a la forma del cuerpo humano; eso sí, restan movilidad en las extremidades inferiores, pues su forma es más estrecha en la zona de las piernas y pies. Los sacos rectangulares son quizás los más comunes, más fáciles de plegar y permiten más movilidad dentro a diferencia de los de estilo momia. Para zonas de temperaturas excesivamente altas o en lugares más recogidos de la intermperie, lo ideal son los sacos sábanas, que protegen pero aportan una frescura que no dan ni los momia ni los rectangulares, compuestos ambos de plumas.

En cuanto a la base, lo que menos “trabajo” da es la esterilla. Es fácil de guardar y a pesar de no tener más de dos centímetros de grosor, aporta una blandura bastante decente. Sin embargo, si buscamos que el lecho sea lo más parecido a una cama, la mejor opción es un colchón hinchable. Para ello, será necesario contar con un inflador manual o eléctrico y alguna esterilla fina o similar que permita aislar el colchón del suelo, sobre todo para evitar posibles pinchazos. Proveerse de unos parches antipinchazos también puede ser una buena opción por lo que pueda pasar.

Todo lo necesario para ir de acampada
Todo lo necesario para ir de acampada

Complementos imprescindibles

Además de la tienda, el saco y la base sobre la que dormir hay ciertos complementos que no podemos obviar para que la acampada sea todo un éxito. La linterna es imprenscindible para cuando cae el sol, tanto para moverse alrededor de la tienda por el espacio natural que nos rodea como para buscar objetos dentro de la tienda. Incluso es recomendable llevar varios modelos, por ejemplo, uno  con goma que nos permita sujetar la linterna a la cabeza y dejar las manos libres y otra que pueda colgarse en uno de los vértices de la tienda a modo lámpara, lo cual es también muy útil para no perderla.

Sillas y mesas plegables son típicos complementos de camping. Aunque nos adaptemos bien a sentarnos en el suelo, la espalda agradecerá tener su apoyo de vez en cuando por lo que incluir en el equipaje la típica silla de playa o taburete no estará de más si el espacio lo permite. También tienen mucho éxito las mesas plegables con sillas incorporadas, que ofrecen servicio para cuatro o seis personas.

Una almohada también será útil para un descanso óptimo. Las hay hinchables para que no ocupen espacio, pero también las hay de pequeño tamaño al estilo de las que te ofrecen en los aviones de larga distancia.

Todo lo necesario para ir de acampada
Todo lo necesario para ir de acampada

Si la estancia va a ser largo y entre nuestros planes está cocinar a diario, no puede faltar un buen set de cocina: camping gas, hornillos pequeños o grandes, barbacoa portátil o nevera son elementos necesarios para cocinar y almacenar alimentos. Por otro lado, es importante contar con un set de cocina y vajilla de material ligero y de fácil limpieza y almacenamiento.

Bultos compactos

Es importante también que los bultos que llevemos de acampada no sean de tamaño considerable sino que permitan a los viajeros desplazarse con cierto confort y poder empaquetar y desempaquetar con fluidez tanto si los desplazamientos se hacen a pie como en un medio de transporte.

¿Preparados para la aventura?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.