Galicia cuenta con infinidad de espacios naturales donde disfrutar de nuestro tiempo de ocio, ya sea para descansar, practicar senderismo, pescar o dedicarse a la observación de aves, entre muchas otras actividades. Dentro de esos lugares, destacan numerosos lagos y lagunas, protegidas con calificación de Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), Zonas Especiales de Conservación (ZEC) y Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA). La mayoría de tales entornos posee su propia historia legendaria.

Pareciera que en tierra gallega no hubiera un solo rincón que no contara con su leyenda sobre una ciudad sumergida. Rescatamos para vosotros seis de sus lagos en los que, aparte de gozar de su entorno, podremos echar a volar la imaginación con todas ellas.

1Laguna de Antela

Fuente: Pixabay

La laguna de Antela era una de las más importantes de la península ibérica. Medía 7 kilómetros de largo y 6 kilómetros de ancho, pero fue desecada en la década de 1950; aunque se ha ido intentando recuperar su entorno, formando ahora pequeñas lagunas.

Dice la leyenda que bajo sus aguas se encontraba la ciudad de Antioquía, objeto de un castigo divino, porque sus gentes adoraban a un gallo. Se cuenta que Jesús recorrió la ciudad vestido de mendigo para salvar sus almas, pero todos le rechazaron, así que fue inundada. La única mujer que se salvó fue una viejecita que le cobijó y le dio de comer. Pero esta leyenda cristiana no es la única. Otra dice que los mosquitos y demás insectos del lugar son las figuras encantadas del rey Arturo y sus caballeros.

Anterior
Compartir
Artículo anteriorDiez sitios increíbles que visitar en la India
Artículo siguienteViajes baratos para este verano

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

2 Comentarios

  1. Pero, por que o titular pon lagos se do que se fala son lagoas? Tería que estudiar máis polo miúdo a redatora as diferencias? Porque habelas hainas…

  2. Aunque pertenece a la provincia de León, sin embargo el pico Cuiña está casi en el límite de León y Lugo. En la vertiente de Tejedo de Ancares, en la cabecera del valle de Ancares, en el corazón de la Reserva de la Biosfera de Los Ancares Leoneses ( a unos 40km de Ponferrada), se encuentra el místico lago Cuiña, donde nace el río de Ancares ( ahora rebautizado como río Cuiña) . Se trata de un lago glaciar, en un paraje de ensueño, como es la braña de Ferreira, donde los lugareños de Tejedo de Ancares pastoreaban las vacas y caballos. Merece la pena visitar ese pequeño lago, olvidándose de las prisas, y disfrutar de la más absoluta soledad y melancolía que evoca su entorno, una experiencia que se convierte en inolvidable

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here