El exotismo del continente asiático sigue atrayendo a los viajeros, tal y como hizo en otras épocas, cuando los aventureros del siglo XIX caían subyugados ante la belleza y la singularidad de unas culturas tan fascinantes como el entorno y la naturaleza en la que se desarrollaron.

Hoy os proponemos seis destinos de moda para disfrutar de Asia, en los que es posible vivir experiencias inolvidables, para que penséis en vuestro próximo viaje a Tailandia, a Sri Lanka o a la India.

Myanmar

Myanmar
Fuente: Pixabay

Sin duda, Myanmar es uno de los países más desconocidos del Sudeste asiático, seguramente por eso también resulte de los más atractivos. Si además, en este viaje, nos acercamos a Camboya, la seducción está asegurada.

En Myanmar es posible recorrer la ciudad de Yangon, navegar en las aguas del Lago Inle, visitar aldeas como Pa-oh en In Dein, entre otras, y conocer la ciudad medieval de Bagan, con sus coloridos mercados y sus hermosos templos. Si no tienes vértigo, también puedes subir a un globo para extasiarte ante las vistas de la inmensa llanura a tus pies. Y si además completamos el viaje con la impresionante Angkor Thom en Camboya, difícil será que no regreses enamorado de Asia.

Phucket

Phucket (Tailandia)
Fuente: Pixabay

Para aquellos a los que apetezca perderse en una isla exótica, la más grande de las de Tailandia, Phucket, le espera. Conocida como «La Isla de Cristal», resulta perfecta para el turismo de relax, ya que en ella es posible disfrutar de sus espectaculares playas tropicales y aventurarse por sus impresionantes cuevas y acantilados. Además, su ciudad cosmopolita fascina a los viajeros por su fusión cultural entre Portugal, Arabia, China e India, procedente de los vestigios que la historia ha ido atesorando en ella.

Sri Lanka

Sri Lanka
Fuente: Pixabay

Este es otro de esos destinos repletos de magia y misterio. Sri Lanka alberga las ruinas de Anuradhapura, donde se encuentra el árbol más antiguo del mundo del que tenemos constancia documental. En Pinnawala se puede visitar el orfanato de elefantes más importante de la zona, fundado en 1975, y en Mihintale es posible descubrir la cuna del budismo en el país y asombrarse ante el Buda Aukana.

Además, no se puede dejar de acudir al yacimiento arqueológico de Sigiriya y a la antigua ciudad de Polonnaruwa, que puedes recorrer en bicicleta. Tampoco puede faltar el Templo en la Roca de Dambulla y otros como Nalanda Gedige y Kawarayamuna.

Si todo eso no fuera suficiente para quedar embelesado, también se puede conocer el jardín de especias de Matale, la ciudad de Kandy, las plantaciones de té de Ceilán, el Parque Nacional de Yala, la fortaleza de Galle, Ambalangoda y Colombo. Un viaje en el que contemplar numerosos rincones y monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

India

Taj Mahal (India)
Fuente: Pixabay

Escapar a la India una decena de días constituye toda una tentación que no deja indiferente a nadie. Conocer ciudades como la Vieja Delhi y Nueva Delhi, en las que se fusiona la tradición con la modernidad, así como Jaipur, constituye uno de los grandes atractivos de este viaje.

Además, para descubrir la naturaleza de un país tan exótico como la India, nada mejor que adentrarse en el Parque Nacional de Ranthambore, que alberga una de las mayores reservas naturales de tigres del mundo, junto con panteras, hienas y chacales, entre otros. Y para que este circuito sea simplemente perfecto, hay que acudir a Agra, donde fascinarse ante una de las maravillas del mundo: el Taj Mahal.

Tokio

Tokio
Fuente:Wikimedia/By Kakidai CC BY-SA 3.0

Otro de esos destinos asiáticos que nunca pasa de moda es Japón. En caso de que desees conocer al fin su capital, Tokio, puedes aprovechar cualquier semana del año para un viaje en el que quedar asombrado ante los rascacielos de Shinjuku, la ciudad de la electrónica de Ahikabara, los museos y los parques de Ueno y los numerosos santuarios y casas de té en Asakusa.

Empaparse del ambiente nocturno de la gran ciudad japonesa, recorrer sus barrios únicos y conocer el mercado de pescado más grande del mundo, el Mercado de Tsujiki, son algunos de los muchos planes que te esperan en el país del sol naciente.

Uzbekistán

Uzbekistán
Fuente: Wikimedia/ By Ekrem Canli CC BY-SA 3.0

Viajar a la Ruta de la Seda es un destino soñado por muchos y que es posible realizar a través de recorridos como este, en el cual puedes conocer ciudades catalogadas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Descubrir Tashkent, la capital de Uzbekistán, con sus madrazas y el mercado oriental de Chorsu, sumergirse en la famosa Samarcanda y también en Shahrisabz y Bujará, son algunos de los lugares que te fascinarán de un país en el que empaparse de toda la magia de Asia, un continente que siempre está aguardando para fascinar y sorprender a cualquier viajero del mundo.

Compartir
Artículo anteriorDiez rincones para descubrir Las Palmas de Gran Canaria
Artículo siguienteLlévate solo lo necesario para tu viaje a Madrid
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.