Vilalba es una de esas villas del antiguo territorio de los condes de Andrade que constituye la capital de la Terra Chá, en la provincia de Lugo. Este municipio lucense por el que pasa el Camino Norte de Santiago esconde hermosos rincones y tesoros arquitectónicos que vale la pena visitar.

Te proponemos sitios que no debes perderte de esta localidad, conocida en todas partes por la Feira dos Capóns, que se celebra cada año durante el mes de diciembre, unos días antes de Nochebuena, y en la que se ponen a la venta los famosos capones de Vilalba.

Torreón de los Andrade

Torreón de los Andrade en Vilalba
Fuente: Flickr/José Manuel García (CC BY-SA 2.0)

El nombre de Vilalba proviene de latín Villam Albam (villa blanca). Al entrar en la localidad no debes olvidar contemplar el viejo arce blanco que cuenta con nombre propio: A Pravia. Cada año, este árbol, situado en la plaza de Suso Gallego, en las inmediaciones de la Casa da Cultura, se convierte en protagonista, cuando el ayuntamiento instala junto a él el belén durante las fiestas navideñas. Aquí también puedes ver la Fonte da Carretera, donde los caminantes que llegaban a la localidad se detenían a beber.

Muy cerca de la plaza, imponente en medio de la villa, con sus 40 metros de altura, se alza el Torreón de los condes de Andrade, del siglo XI y que hubo de ser reconstruido en el siglo XV, después de las revueltas Irmandiñas. Esto es lo que queda del antiguo castillo de la villa. En la actualidad, alberga el Parador Nacional de Vilalba.

Iglesia parroquial de Santa María

Iglesia Santa María Vilalba
Fuente: Flickr/Gabriel González (CC BY 2.0)

La iglesia parroquial de Santa María de Vilalba se levantó entre los siglos XVII y XVIII, pero fue reconstruida durante el siglo XIX. No olvides callejear por el entorno de su casco histórico, la alameda, la plaza de abastos y degustar los productos típicos de la zona, como el capón, el Roscón de Vilalba y el Queso de San Simón. Es una buena opción visitar cualquiera de las premiadas queserías artesanales del municipio.

Área recreativa da Madalena

Fuente: construccionesalea.es

Vilalba cuenta con un hermoso entorno natural. Podemos descansar en el área recreativa da Madalena. Ampliamente acondicionada para la práctica deportiva, la pesca y el baño, con un parque acuático muy cercano, de aquí parte parte un paseo fluvial que vale la pena recorrer y que nos conducirá hasta la capilla da Madalena.

Tampoco puedes perderte, cerca del núcleo urbano de Vilalba, el Muíño do Rañego, a orillas del río Madalena, al que podemos llegar a través de un paseo gracias al cual descubriremos presas y molinos, en un entorno apacible en el que podremos sorprender alguna que otra garza.

Museo de Arqueoloxía e Prehistoria de Vilalba

Roza das Modias en Vilalba
Fuente: Wikimedia/Silvia MarVei CC BY-SA 3.0

Con una exposición permanente que ocupa 155 metros cuadrados, además de espacios reservados para exposiciones temporales, el Museo de Arqueoloxía e Prehistoria de Vilalba luce sus fondos, pertenecientes a la Prehistoria y la Historia Antigua, expuestos de forma cronológica. En el edificio se encuentra una de las colecciones más completas de la Edad de la Piedra Lascada del noroeste peninsular, además de los restos de la ocupación humana más antigua de Galicia.

Si dispones de unas horas y de coche, puedes realizar la ruta arqueológica de Vilalba, para completar la visita al museo, en la que descubrirás por el municipio la Roza das Modias, el iglesiario de Boizán con sus panteones neogóticos, el castro de Gondaisque, el cruceiro de Lanzán, el iglesario de Codesido, la Pedra Chantada de O Carrizo, el Abrigo de Pena Grande y el Túmulo de Estelo.

A Charca

A Charca en Vilalba
Fuente: Wikimedia/Manolo Feal CC BY-SA 3.0

En la parroquia de Codesido, se encuentra la Charca do Alligal, una fuente natural de aguas medicinales que fue acondicionada para el baño en 1930, cuando se construyó una piscina de piedra más pequeña que la actual en este lugar.

Hoy en día, la Charca es una piscina circular de unos 30 metros de diámetro, con aguas bicarbonatado-cálcicas que rondan los 23 ºC, por lo que han sido consideradas adecuadas para aquellos que padecen problemas reumáticos y dermatológicos.

Compartir
Artículo anteriorDoce curiosidades de la Navidad alrededor del mundo
Artículo siguienteRituales y tradiciones para la noche de Fin de Año
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

3 Comentarios

  1. Lo de “” El nombre de Vilalba proviene de latín Villam Albam (villa blanca)”” de donde lo sacó usted porque básicamente es una afirmacion sin ningún fundamento histórico.

  2. […] Vilalba (Lugo) celebra la Noche de San Juan con numerosos festejos, cuyo punto principal se ubica en las plazas de Santa María y de San Juan. En la primera de ellas se organiza la gran sardiñada popular, con sardinas, empanadas, queso de San Simón, pan, cerveza y vino, para dar paso a las 12 de la noche a la espantada de las meigas, el conjuro de la queimada y la actuación de la orquesta. En la plaza de San Juan, por su parte, se encienden las hogueras a las 23:30. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.