A Coruña es una ciudad maravillosa. De hecho, es muy cierto eso que dicen de que nadie en la ciudad es forastero. Acogedora y hermosa donde las haya, recorrer sus calles, sus parques y aprovechar su largo paseo marítimo para caminar, correr, andar en bici o patinar, es un plan estupendo para lugareños y foráneos.

Te invitamos a conocer esta localidad gallega a orillas del océano Atlántico en la que te enamorarán su casco antiguo, sus museos y sus parques. Y para que no te pierdas lo más relevante, te proponemos qué ver en A Coruña en dos días.

Parque Escultórico-Torre de Hércules

Parque Escultórico da Torre
Fuente: Wikimedia/Diego Delso CC BY-SA 4.0

La mayoría de los que se acercan a A Coruña lo hacen con la imagen de la Torre de Hércules en su mente, así que, si aprovechamos bien la mañana, nuestra primera parada será saludar al Atlántico en este faro romano único en el mundo.

Será un momento ideal para pasear por el Parque Escultórico-Torre de Hércules, que se extiende a lo largo de 47 hectáreas en este entorno costero. El gran espacio verde que lo constituye cuenta con numerosas esculturas al aire libre con temáticas mitológicas, históricas y náuticas, entre las que destacan la Caracola, los Menhires, el Caronte, el Monumento a los Fusilados en la Guerra Civil y el Hércules en la Nave de los Argonautas. Este último erigido sobre el antiguo cementerio moro.

Paseo Marítimo

Monumento a los surfistas en A Coruña
Fuente: Flickr/José Luis Cernadas Iglesias (CC BY 2.0)

Podemos aprovechar el resto de la mañana para caminar por el espectacular Paseo Marítimo, cuyas obras comenzaron en el año 1990, y que ronda en la actualidad los doce kilómetros aproximadamente. Recorriéndolo en dirección a Riazor, podremos contemplar las playas de la bahía coruñesa, descubrir la fuente de los Surfistas, y acercarnos a visitar la Casa Museo de Pablo Picasso, en la que el pintor pasó su infancia.

Ciudad Vieja

Colegiata de Santa María en A Coruña
Fuente: Wikimedia/Jaume Meneses CC BY-SA 2.0

La tarde podemos dedicarla a perdernos en las calles de A Coruña. Para ello, será imprescindible recorrer la Ciudad Vieja, que antiguamente se llamaba la Ciudad Alta, donde se encuentra el bastión de San Carlos; el jardín romántico de San Carlos; la Casa Museo de Doña Emilia Pardo Bazán, sede de la Real Academia Galega, que siempre es una gozada visitar, tanto por la atención con la que nos reciben como por sus magníficos fondos; el palacio Cornide; la iglesia de Santiago; el convento de Santo Domingo; la Casa Museo María Pita; la Colegiata de Santa María del Campo y el convento de Santa Bárbara.

Museo Arqueológico Castillo de San Antón

Museo Arqueológico de A Coruña
Fuente: Flickr/oscar xindilo (CC BY-SA 2.0)

Cerca del jardín de San Carlos, junto al mar, veremos el castillo de San Antón, declarado Monumento Histórico Artístico en 1949, y que alberga el Museo Arqueológico e Histórico de A Coruña. Su visita merece ser tenida en cuenta, por lo que será perfecto buscar un hueco y consultar los horarios para adecuarla a nuestra ruta. En él podremos ver objetos de orfebrería protohistórica, de la Edad de Bronce y de la cultura castreña, entre otros.

Plaza de María Pita

Ayuntamiento Coruña Plaza de María Pita
Fuente: Wikimedia/Diego Delso CC BY-SA 4.0

Podremos finalizar este día, recorriendo las calles más céntricas de la ciudad de A Coruña, contemplando la plaza de María Pita, con el monumento en su centro en honor a esta heroína coruñesa, y el Palacio Municipal, de principios del siglo XX, erigido en uno de los laterales. A continuación, el mejor plan será adentrarse en los numerosos locales que encontraremos por la zona donde degustar unas buenas tapas y disfrutar de la excelente cocina gallega.

Museos Científicos Coruñeses

Casa de los Peces Coruña
Fuente: Flickr/Gervasio Varela (CC BY 2.0)

Podemos reservar parte del día siguiente para visitar los Museos Científicos Coruñeses. Es posible adquirir la entrada simplemente para aquel que queramos visitar o hacernos con la tarjeta turística denominada Coruña Card, con la que poder acceder a todos. Desde luego, la visita a todos ellos es altamente recomendable.

La Casa de las Ciencias, en el parque de Santa Margarita; la Casa del Hombre o Domus; la Casa de los Peces, Aquarium Finisterrae; y el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de España son tan instructivos como divertidos. Sus fondos, diseño y carácter entretenido y divulgativo encantan a los más pequeños.

Jardines de Méndez Núñez

Jardines Méndez Núñez
Fuente: Wikimedia/Tevfik Teker CC BY 3.0

Si nos acercamos de nuevo al centro para comer, podemos aprovechar para pasear por la plaza de Lugo y observar los edificios modernistas de la ciudad, dirigir nuestros pasos hacia los decimonónicos jardines de Méndez Núñez y los Cantones, para descansar en alguno de los bancos o terrazas del puerto, donde veremos la famosa imagen de las cristaleras que identifican la ciudad en la avenida de la Marina.

Monte de San Pedro

Monte de San Pedro en A Coruña
Fuente: Flickr/José Luis Cernadas Iglesias (CC BY 2.0)

No debemos abandonar A Coruña sin subir al monte de San Pedro, desde donde contemplaremos unas impresionantes vistas de todo el entorno, tanto marítimo como urbano.

Cuenta con un ascensor panorámico y con la conocida como Cúpula Atlántica, el único mirador cubierto del país de 360º, además del Centro de Interpretación de la batería del Monte San Pedro, área recreativa, un laberinto inglés y una sala en la que se exhiben piezas militares.

Museo Regional Militar

Museo Regional Militar
Fuente: Flickr/Contando Estrelas (CC BY 2.0)

Si te ha quedado tiempo o deseas cambiar alguno de estos planes por otro alternativo, vale la pena tener en cuenta la visita al Museo de Bellas Artes, al Museo Regional Militar y a la Sede Afundación, además de las numerosas opciones que otorga una ciudad con vistas al mar que está repleta de curiosidades, historia y belleza.

Compartir
Artículo anteriorDiez lugares para descubrir Asturias
Artículo siguienteLos ocho grandes monumentos naturales de Galicia

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here