Entre todas las razones por las que se puede presumir de esta tierra gallega, destaca, sin duda alguna, la explosión de naturaleza que se extiende a través de sus cuatro provincias. Ya sea con paisajes costeros, montañosos o fluviales, Galicia cuenta con un montón de paraísos. Tanto es así que posee monumentos naturales que solo pueden verse en este lugar.

Si eres amante de la montaña, del océano, de las cascadas, de las playas, de los árboles, del senderismo o de la historia, esta es nuestra selección de las nueve maravillas naturales de Galicia. No te arrepentirás de añadirlas a tu lista de destinos.

1Fragas do Eume

Fuente: Wikimedia/Froaringus [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)]

Sus numerosos senderos, su superficie virgen, así como sus desniveles en las zonas de la garganta del río y las más de 20 especies de helechos, algunos de ellos relictos de la Era Terciaria, junto con sus robles, fresnos, castaños y alisos, hacen que la visita a las fragas en cualquiera de las cuatro estaciones del año se convierta en una auténtica delicia.

Anterior
Compartir
Artículo anteriorLas islas de los gatos
Artículo siguienteLas carreteras más peligrosas del mundo

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

6 Comentarios

  1. Aunque administrativamente pertenece a León, Tejedo de Ancares (Teixedo en gallego) lingüísticamente es Galicia. Tejedo de Ancares se encuentra en el corazón de la Reserva de la Biosfera de Los Ancares Leoneses, a unos 40 km de Ponferrada, ya en el límite de León con Lugo y Asturias; hasta bien entrado los años 70 del pasado siglo estuvo incomunicado, y ello, sin duda, ha contribuido a que en la actualidad pase por ser uno de los territorios más puros y remotos de España, y alberga los bosques caducifolios mejor conservados de la cordillera Cantábrica más occidental, y, así mismo, en el monte Acebal (a los pies del pico Miravalles, ascendiendo desde Tejedo, y antes de llegar a la braña de “A Brutieira”) nos encontramos con un magnífico y desconocido bosque de acebos, único en España Pasear por sus heterogéneos bosques, despierta sentimientos de soledad y pureza, y permiten vivir una experiencia única.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here