Tarjetas y cuentas para viajeros: viaja pagando menos comisiones

¿A quién no le han cobrado alguna vez importes imprevistos por pagos en el extranjero? Con este pequeño manual saldrás de dudas y de apuros a la hora de viajar


Las cuentas que no cobran comisiones son imprescindibles para los viajeros que no pretenden gastar una parte importante de su presupuesto por culpa de los servicios financieros tradicionales de sus bancos. Las opciones en cuanto a tarjetas y cuentas son varias, que sirven como una alternativa excelente para viajar, incluso si sus limitaciones no les permiten ser ideales para el día a día.

N26, la mejor para pagar en el extranjero

Con diferencia, es la más utilizada por los viajeros porque la N26 Estándar es más que suficiente, a pesar de ser la más limitada al ser gratuita. No es necesario decantarse por la N26 Smart o la N26 Metal para cumplir con la función de cubrir los gastos en un viaje, a menos que sea un caso sumamente particular.

Es una tarjeta de débito aceptada en cualquier parte del mundo, con la particularidad de que utiliza el tipo de cambio interbancario, el mejor cambio de divisa que haya al momento de efectuar la transacción. No cobra comisiones ni tiene límites de pago, así que es perfecta para cubrir todos los gastos como tiendas, restaurantes, hoteles, etc.

BNext para sacar dinero en efectivo

El problema de la N26 son los límites de retiradas en cajeros, pero se soluciona simplemente eligiendo a la BNext como tarjeta predilecta para sacar dinero. La cuenta Estándar es gratuita, y aplica el cambio de divisa de VISA, por lo que sigue siendo bastante bueno.

Lo mejor es que permite retirar hasta 500 euros mensuales sin comisiones, después se efectuará un cargo de 1,15% en la Unión Europea y 1,5% fuera de ella. En cuanto a los pagos, podrás gastar hasta 2.000 euros sin comisiones, y las comisiones desde este punto serán de 1,15% en la UE y 1,5% afuera.

El inconveniente es que se trata de una tarjeta de prepago, tipo que no es demasiado aceptado por los comercios, razón por la cual no es una opción segura para efectuar tus pagos. Además, no podrás retirar lo que te sobró del viaje a tu cuenta bancaria directamente, sino que deberás ir a un cajero y sacar el efectivo.

Revolut, la mejor tarjeta prepago

Es muy popular en Reino Unido, aunque se ha expandido a nivel internacional, con una excelente recepción en el país. Recuerda mucho a la tarjeta BNext al ser prepago, pero la realidad es que tienen características muy diferentes entre sí.

La Revolut utiliza el cambio de divisa interbancario, al igual que la N26 Estándar, pero aplica un 0,5% de comisión los fines de semana. Además, la tarjeta más básica de Revolut permite retirar 200 euros en cajeros sin comisión, la cual pasará a ser un 2% por transacción una vez superada esa cantidad.

Se considera mejor que la BNext porque permite transferencias, de manera que el dinero sobrante del viaje lo puedas devolver a tu cuenta bancaria, en lugar de tener que acudir al cajero. También permite guardar dinero en diferentes divisas, por lo que funciona como una manera de cobrar para los expatriados, a pesar de que no sea imprescindible para viajar.

Wise, una tarjeta y cuenta multi-divisa

Es otra de las tarjetas habituales entre los viajeros porque la plataforma multidivisa de Wise facilita la gestión de diferentes monedas y datos bancarios de países diferentes. Es excelente opción para los que viajan por trabajo y necesitan cobrar a personas de todas partes del mundo porque facilita el pago a los clientes.

Wise pagará de forma automática en la moneda local si la tienes en una de tus cuentas, y sin cobrar comisión. En caso contrario, usará siempre la divisa que tenga la menor comisión y cuyo cambio sea más positivo para el usuario. Además, la variedad de monedas permite beneficiarte de la fluctuación de las divisas.

Bunq Travel Card, otra tarjeta prepago sin comisiones

El banco Bunq presenta su tarjeta prepago que utiliza el cambio de divisas de Mastercard al pagar en el extranjero sin cobrar comisiones. Lo mejor que tiene esta tarjeta es que no hay un límite de gasto en comercios porque depende únicamente de la cantidad de dinero que tengas cargado en la cuenta. Cobra tan solo una tarifa plana de 0,99 euros por retiros en cajeros.

La mayor desventaja que tiene es que la recarga es de un 0,5% si se hace con tarjeta de crédito o de débito, la cual se evita si se hace a través de transferencia. Es un poco tedioso no poder hacerlo directamente con la tarjeta que usas habitualmente.

WiZink, la tarjeta de crédito para viajar al extranjero

Algunos gastos como el alquiler de coches solo se pueden cubrir con tarjetas de crédito por políticas de las compañías, por lo que las opciones anteriores no son válidas para estos casos. En lugar de llevar tu tarjeta de crédito habitual, puedes elegir la de WiZink porque no tiene ningún gasto de mantenimiento, aparte de que los gastos van domiciliados a la cuenta bancaria que indiques.

Funciona como cualquier otra tarjeta de crédito, incluso con la posibilidad de pagar a plazos las compras que realices. La comisión por pagos en monedas distintas al euro es de 2%, bastante más bajo que la de otras tarjetas para viajar o las de los bancos tradicionales. Sin embargo, cobra un 4,5% de comisión por retiros en cajeros.

Una ventaja de la tarjeta de crédito WiZink es que incluye un seguro gratuito de asistencia 24 horas durante el viaje. Al pagar vuelos con ella, se te devolverá el importe si se cancela el que habías reservado. No es un reemplazo real al de un seguro para viajes, pero sin duda es mejor que nada.

Vivid Money, el nuevo neobanco perfecto para viajar

Apenas fue fundado en 2019, pero cuenta ya con casi 200 empleados y una gran inversión por detrás para competir en el mismo mercado que Revolut y N26. Lo único que se necesita para acceder es descargar la aplicación móvil y registrarse para acceder a una cuenta bancaria y una tarjeta metálica Visa gratis.

Cuenta con varias subcuentas (llamadas también pockets), con las que tendrás acceso a diferentes monedas al alcance de tu mano. Basta con pasar dinero de una cuenta a otra sin comisiones y a tiempo real para pagar en los negocios, gracias a su compatibilidad con pagos contactless de Google Pay y Apple Pay.

Es excelente para pagos en el extranjero si no quieres llevar una tarjeta adicional contigo, sino únicamente tu móvil. La función de compartir pocket con familiares es muy interesante si te vas de viaje con otros porque podrás configurar los derechos que tendrán esas personas para manejar el dinero que está allí.

Ninguno de estos servicios financieros es el prototipo perfecto para todos los casos que se presenten. Lo más sensato es llevar en tu viaje los que creas que vayan a ser necesarios (si no todos, ya que no pierdes nada), y usar los que se adecúen mejor a cada situación.

Votación
0 votos
Comentarios

Tarjetas y cuentas para viajeros: viaja pagando menos comisiones