El turismo de festivales, conciertos y música en directo: la modalidad de viajes que coge fuerza en España

Yandry Fernández Perdomo / A. G. P.

VIAJES

España, el destino preferido en Europa para quienes viajan con la intención de ir a un festival, ha visto cómo la demanda en 2022 se ha elevado considerablemente
España, el destino preferido en Europa para quienes viajan con la intención de ir a un festival, ha visto cómo la demanda en 2022 se ha elevado considerablemente

Para este 2022 el turismo musical vuelve este verano a España con aires renovados y se espera un aumento considerable en el número de visitantes

12 ago 2022 . Actualizado a las 13:46 h.

A la gente le gusta la marcha, el fiesteo y la buena música. Y es que el primer verano turístico sin restricciones, tras dos años de pandemia, ha llegado con más de un centenar de eventos culturales a lo largo y ancho de todo el territorio español, una modalidad de turismo que crece significativamente y mueve a muchas personas en todo el país. 

Tan solo el Viña Rock, un evento celebrado en la ciudad albaceteña de Villarrobledo, del 28 al 30 de abril, sumó 240.000 asistentes y tuvo un impacto económico de 22 millones de euros, generando 1.800 puestos de trabajo directos y más de 3.000 indirectos. Del mismo modo lo hizo el Primavera Sound, realizado en Barcelona del 2 al 11 de junio, que superó el medio millón de asistentes a lo largo de diez días de conciertos. 

En 2019, el último año de referencia entes de la crisis sanitaria, cerca de 13 millones de españoles viajaron dentro del territorio nacional motivados por la asistencia a espectáculos culturales, mientras que 5.229.500 de extranjeros se adentraron en la geografía ibérica con el propósito de asistir a conciertos y eventos, lo que representa un 12,8 % del total de turistas internacionales en ese año, según los datos del Anuario de Estadísticas Culturales de 2021, que realiza el Ministerio de Cultura y Deporte.

El Primavera Sound, realizado en Barcelona del 2 al 11 de junio, superó el medio millón de asistentes a lo largo de diez días de conciertos
El Primavera Sound, realizado en Barcelona del 2 al 11 de junio, superó el medio millón de asistentes a lo largo de diez días de conciertos

En el actual 2022 la llegada de visitantes en toda Europa marcha viento en popa. El turismo extranjero ha retomado sus acostumbrados viajes a España y fomentando a su vez el turismo nacional que había restringido sus viajes tras la pandemia. Entre enero y junio llegaron a España 30 millones de turistas de otros países, cinco veces más que en esos mismos meses de 2021. El pasado mes de junio también nos visitaron siete millones y medio de viajeros internacionales, tres veces más que en el mismo periodo de 2021. 

A diferencia de las modalidades turísticas de sol, playa y el de excursiones a sitios marcados por su historia y gastronomía, cuyas motivaciones principales son el descanso y el disfrute en compañía de familia y amigos, el turismo de espectáculos y eventos musicales persigue la experiencia de la música y la cultura en todo su esplendor. 

De hecho, España, considerada como el destino preferido en Europa para quienes viajan con la intención de ir a un festival, ha visto cómo la demanda en 2022 se ha elevado considerablemente. Las comunidades autónomas que más turistas festivaleros acogen este verano son Cataluña, Canarias y Baleares, mientras que a nivel regional destacan Barcelona, la Costa Brava y Gran Canaria, según Travellyze.

Para este 2022, el turismo musical vuelve este verano a España con aires renovados, sobre todo a Cataluña, Canarias y Baleares, con una demanda que se ha duplicado y con altas probabilidades de que al cierre del año su facturación supere incluso el récord de 382,6 millones de euros de 2019, según informaciones ofrecidas por la agencia Efe. 

 

Público en el Festival de Ortigueira

La guía que documenta cómo España se convirtió en la tierra de los más de 900 festivales

Javier Becerra

En España se celebran más de 900 festivales de música cada año, con un impacto económico de 400 millones de euros. Este es el punto de partida de Festivales de España (Anaya Touring), el libro en el que el periodista David Saavedra (A Coruña, 1971) analiza y documenta un fenómeno que en los noventa alzó el vuelo y que se ha convertido en unos de los grandes alicientes turísticos, culturales y económicos del país.

Divididos en comunidades autónomas, son 60 los eventos musicales que desfilan por este libro de vistosa maquetación, editado en color y con abundante material gráfico. Junto a los inevitables FIB, Primavera Sound, Mad Cool, Sónar, BBK Live, Womad y Monegros, Galicia aparece en el mapa con seis puntos. Saavedra narra la accidentada vida de un Noroeste Pop Rock que en 2016 muto a simplemente Noroeste y que ha acogido desde El Koala y El Consorcio a Paul Weller y Patti Smith. También tiene presencia O Son do Camiño, haciendo hincapié en su conexión con el Xacobeo y todos los precedentes de festivales previos en O Monte do Gozo. Igualmente, le dedica varias páginas al Festival de Ortigueira, referencia folk internacional, recordando que en 2017 se presentaron allí Tanxugueiras.

Seguir leyendo