Del albergue de Fraga hasta la cima

María Guntín
María Guntín LUGO / LA VOZ

VIAJES

Uno de los miradores que hay en las inmediaciones del viejo albergue del Club Ancares.
Uno de los miradores que hay en las inmediaciones del viejo albergue del Club Ancares. m. g.

De las viejas instalaciones del primer refugio rural que tuvo la montaña de Lugo parten varias rutas de senderismo. Desde allí se llega a las cimas más altas para divisar una panorámica de la Serra de Os Ancares

04 dic 2021 . Actualizado a las 15:02 h.

La montaña de Lugo esconde una infinidad de rincones que permiten disfrutar de unas vistas panorámicas de las montañas. La Serra de Os Ancares es una joya natural que alberga infinitud de especies animales y vegetales. Sus picos son el límite natural entre Galicia, León y Asturias. Llegar hasta la cima no es fácil, pero el resultado merece la pena y permite divisar desde lo alto un paisaje inigualable, imposible de apreciar en otros rincones de la comunidad.

El viejo albergue del Club Ancares, en la campa de Fieiró, concello de Cervantes, es uno de los puntos de partida de las múltiples rutas de senderismo que recorren la montaña. Aunque las instalaciones permanecen cerradas, esconden tras de sí numerosos rincones dignos de una visita. A los pies de este lugar, uno de los predilectos de Manuel Fraga —que hace 40 años cazó uno de los últimos urogallos que se divisaron en la zona— es posible emprender camino hacia Tres Bispos o disfrutar de varios miradores situados a los pies de las dos construcciones que conforman el albergue: las instalaciones que funcionaron hasta el pasado 2018, y que fueron saqueadas, y el Aula da Natureza de la Xunta de Galicia.

Para llegar a Tres Bispos, que es el pico más pequeño de la zona y está situado a 1.792 metros de altitud, hay que aparcar en la aldea de Degrada. Un mojón indica el camino, de más de 10 kilómetros, que está asfaltado al principio y luego se convierte en tierra. Los indicadores permiten encontrar un bosque de acebos y otro de frondosas autóctonas que desembocan en la campa de Tres Bispos, que permite divisar otras cumbres imponentes: Corno Maldito, Mustallar y Penalonga, entre otros. Cuenta la leyenda que aquí se reunían los obispos de las diócesis de Astorga, León y Lugo.

El albergue está en una ubicación privilegiada
Carlos Castro

Una opción de cinco kilómetros

Pero desde el albergue del Club Ancares, cedido a la Xunta pero aún no aceptado, se puede llegar también al Pico Fieiró, una ruta panorámica y más sencilla, de apenas 5 kilómetros. En este caso es mejor aparcar a los pies de las instalaciones, desde las que arranca una pista de tierra. Basta con seguir las indicaciones para llegar a la cima y contemplar desde allí la multitud de aldeas que se esconden en las laderas de estas montañas.

A 1.450 metros de altitud es obligatorio mirar de frente a las imponentes montañas de Os Ancares. Y aunque lejos quedaron los tiempos en los que Manuel Fraga presidía la Reserva de Caza y la inversión en la zona estaba asegurada, el lugar sigue ostentando un porte majestuoso y es, para muchos, un secreto abierto al público.

Recomendaciones

Ropa de abrigo y cadenas para el coche en invierno.

Cómo llegar

Desde Lugo, una hora: primero por la A-6 hasta Becerreá, después LU-722 y LU-P-0702.