La torre de la Carraca, un nuevo motivo para volver a Santiago y visitar la Catedral

Se abre al público por primera vez a partir de este sábado y ofrece panorámicas inéditas de la ciudad

I. C.
Santiago / La Voz

A partir de este sábado, los visitantes de la torre de la Carraca podrán divisar Santiago desde un mirador nunca antes abierto al público. El recorrido comienza y termina en el palacio de Xelmírez, desde donde se accede a la fachada barroca. Tras subir en torno a 140 escalones de calza alta, los visitantes llegan al balcón, situado a casi 70 metros de altura, y pueden divisar el Obradoiro, la torre del Tesoro, los tejados de Raxoi y una panorámica general de la ciudad que incluye el Gaiás y el Pedroso.

Según el director de la Fundación Catedral, Daniel Lorenzo, las vistas serán aún más impresionantes cuando se retiren los andamios de las cubiertas y se observe el complejo catedralicio al completo. Además de la panorámica de 360 grados de la ciudad, los interesados verán la carraca que suena en Semana Santa. La entrada, con un precio de 12 euros o 10 para las personas que tienen acceso a la tarifa reducida, incluye también la visita al Museo de la Catedral y al palacio de Xelmírez.

Hasta ahora solo habían accedido a esta edificación historiadores e investigadores

Por motivos de seguridad, los grupos que harán el recorrido serán como máximo de quince personas y la guía por la torre se realizará a través de la aplicación de la Catedral. La explicación del recorrido expone la historia de la estructura barroca y la descripción de las vistas que los interesados pueden observar desde la torre. El recorrido, de algo menos de una hora, está concebido para que los visitantes disfruten con calma del espacio y puedan pararse en las cuestiones que más les interesen del recorrido.

Para que la torre pueda verse en las mejores condiciones posibles, se realizaron una serie de mejoras que incluyen la iluminación permanente de la construcción durante el horario de visitas, la colocación de cámaras de seguridad y la correcta distribución de las salidas de emergencia. Además, en varios puntos del recorrido hay puestos de desinfección con geles hidroalcohólicos para garantizar las medidas de seguridad frente al covid-19.

La Fundación Catedral decidió habilitar las visitas a este espacio para ofrecer un motivo a las personas que ya acudieron al Museo de la Catedral, al pórtico de la Gloria o a las cubiertas anteriormente para volver a la ciudad y descubrir un espacio novedoso del complejo catedralicio. Hasta ahora solo habían accedido a esta edificación historiadores e investigadores para estudiar las condiciones arquitectónicas, artísticas y de conservación de la torre.

La apertura al público estaba planeada para el 2019, pero se pospuso por las obras en la Catedral. Daniel Lorenzo explicó que, a pesar de los problemas económicos derivados de la crisis sanitaria, el 2020 es un «año oportuno para añadir un nuevo atractivo a las ciudad». 

La carraca, sonido característico de la Semana Santa

La carraca es un instrumento con forma de aspas que se acciona manualmente mediante una manivela. Solo se puede disfrutar de su sonido, tradicionalmente asociado al duelo, dos días al año, el Viernes y el Sábado Santo. La actual carraca de la torre es una réplica de la anterior, localizada en las escaleras de acceso al mirador, que lleva sin emplearse desde los años setenta ya que no funcionaba. El instrumento actual sonó por primera vez en el 2010.

Votación
0 votos
Comentarios

La torre de la Carraca, un nuevo motivo para volver a Santiago y visitar la Catedral