Los pueblos más bonitos de Eslovaquia

Hoy te recomendamos algunos de los pueblos eslovacos más bellos para que los incluyas en tu lista de destinos


Además de su hermosa capital, Bratislava, con su centro histórico del siglo XVIII, Eslovaquia se caracteriza por hermosos pueblos por todo su territorio, situados en idílicos espacios naturales, en valles y montañas, en los que descubrir su cultura, así como su patrimonio etnográfico e histórico.

Con sus majestuosos paisajes,sus castillos, sus iglesias y sus pintorescas casas tradicionales, te contamos cuáles son algunos de los pueblos más bonitos de Eslovaquia para que los tengas en cuenta si buscas un destino tan original como hermoso.

Kremnica

En el distrito de Ziar nad Hronom se localiza Kremnica, una localidad cuyos orígenes se remontan al siglo X. Su historia está relacionada con la actividad minera de oro y de plata, y desde el siglo XIV se la conoce como Kremnica de oro. De hecho, aquí se encuentra la Casa de la Moneda de Kremnica, una de las más antiguas del mundo.

Entre sus monumentos más destacados llama la atención su castillo (Mestský hrad Kremnica), catalogado como Monumento Nacional, el cual acoge diversas actividades y eventos culturales. También puedes visitar alguno de sus museos, como el Museo de Monedas y Medallas (Múzeum mincí a medailí) y el Museo Minero (Banské múzeum ?tôl?a Andrej Kremnica).

Vlkolínec

Aunque en la actualidad el pueblo de Vlkolínec forma parte de la ciudad de Ruzomberok, a lo largo de la historia fue un pueblo que se encontraba separado. Y es que su importancia y belleza es tal que no puedes dejar de conocerlo. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1993, por su especial conservación de la arquitectura tradicional rural de esta zona de los Cárpatos, con sus peculiares viviendas y su dieciochesco campanario de madera. En el entorno también puedes recorrer la reserva natural Trlenská dolina.

Fil'akovo

A un par de horas en coche de Vlkolínec, con algo más de 10 000 habitantes, en pleno valle del río Ipoly, se localiza Fil'akovo, otro de los pueblos más bonitos de Eslovaquia. Situado a unos 15 kilómetros de la frontera con Hungría, nada mejor para conocerlo que pasear por sus calles, contemplar su casco antiguo y visitar su castillo (Hradné múzeum), que impera sobre una colina y acoge un museo histórico.

Bojnice

En la región de Nitra, a unos 180 kilómetros de Bratislava, se localiza otro de los pueblos más bonitos de Eslovaquia: Bojnice, en el que destaca su hermoso castillo medieval, que fue modificado durante el siglo XIX imitando el estilo gótico francés, de ahí que en él confluyan elementos románticos, góticos y renacentistas. En el año 1970 se catalogó como Monumento Nacional y en él se han rodado numerosas películas.

Pero el castillo de Bojnice (Zámok Bojnice) y sus jardines no son el único sitio de interés de este pueblo, ya que aquí también encontrarás un parque zoológico (Národná zoologická záhrada Bojnice), el parque de atracciones Dino Park y un hermoso casco antiguo, templos, balnearios y miradores. 

Cicmany

Entre los pueblos más pequeños de Eslovaquia, Cicmany es, sin duda, uno de los más bonitos. Se ubica en la región de Zilina, en el norte del país, y resulta inconfundible con sus peculiares casas de madera con pinturas blancas con dibujos geométricos. El pueblo es tan pintoresco y particular que se declaró museo al aire libre en el año 1977. Aunque todavía está habitado, alguna de sus casas alberga exposiciones etnográficas, mientras que en otras es posible alojarse.

Levoça

En el este de Eslovaquia se localiza Levoça, una localidad que atesora un buen número de monumentos y edificios históricos. Puedes descubrir la belleza de su casco antiguo con la basílica de Santiago (Bazilika sv. Jakuba) e iglesias como Gymnaziálny kostol, el recinto amurallado, el ayuntamiento medieval y museos. El centro histórico de Levoça fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2009.

Votación
0 votos
Comentarios

Los pueblos más bonitos de Eslovaquia