Las comidas de Navidad más peculiares del mundo

En Japón hace años que se impuso la moda de comer pollo del KFC y en Nueva Orleans el 6 de enero se abre la veda para empezar a comer el «King's Cake»


Pese a la acuciante globalización, muchos puntos del planeta siguen manteniendo inamovibles las tradiciones alrededor de la mesa en Navidad. Es el caso de Italia, Polonia, Dinamarca o España. En otros países, sin embargo, por diferentes razones se han impuesto tendencias extrañas que tienen tirón: solo hay que atender a la moda de comer pollo frito en Japón el 25 de diciembre o al regalo de carísimas y opulentas manzanas rojas en China.

Argentina

Una de las recetas preferidas de los argentinos para celebrar el 24 de diciembre es el matambre arrollado. Cortado como si fuese fiambre se le suele incorporar para el relleno verduras al gusto o aceitunas. Muy habitual también en las fiestas de este país es la preparación de un Vitel Toné, una preparación que los inmigrantes italianos llevaron consigo y que es original del Piamonte. Se trata de una ternera que se acompaña de una especie de mayonesa y alcaparras.

Reino Unido

Las ventas de pavo se disparan en estas fechas. Es el plato principal de la mayoría de casas en el Reino Unido el día de Navidad, ya que las familias británicas no tienen la costumbre de festejar la Nochebuena. Normalmente, en los hogares más tradicionales, esta receta se acompaña de patatas asadas con mantequilla, coles de Bruselas y salsa de arándanos. Para el postre no puede faltar el Christmas pudding, que tiene como ingrediente principal las ciruelas.

 Nueva Orleáns

El día que los españoles nos ponemos hasta arriba de roscón de Reyes, en Nueva Orleáns se abre la veda para comer el conocido como King’s Cake. Se trata de una receta que llega a su apogeo de consumo durante el Mardi Gras, el más famoso de los carnavales de Estados Unidos. Esta especie de roscón, en el que también se introduce un haba, se diferencia del popular europeo en que es aún más dulce.

Rusia

La cena típica de Nochebuena en Rusia, Bielorrusia y Ucrania es la kutia. Se trata de un plato dulce que lleva granos de trigo cocidos, semillas de amapola, miel, fruta deshidratada y frutos secos. Se sirve frío y se trata de uno de los doce platos que componen la comida ortodoxa. De las once recetas restantes ninguna incluye carne.

Japón

En una maniobra de márketing maestra, el fundador de la compañía KFC lanzó en 1974 una campaña para fomentar el consumo de su famoso pollo en Japón. Caló tanto en la sociedad nipona que hoy en día está totalmente asentada esta tradición. De hecho, el día de Navidad se forman colas enormes en los establecimientos de la compañía americana. Por cierto, en Japón solo el 2 % de la población es cristiana.

Italia

Aunque en Italia hay platos totalmente diferenciados según la región en la que uno pase las Navidades, en la mayoría de casas el producto rey es el pescado. De hecho, en muchos hogares se sigue la tradición de la Fiesta de los Siete Peces, que se celebra en Nochebuena. Para seguir este ritual deben incluirse combinaciones con anchoas, sardinas, bacalao, camarones, calamares o pulpo. Muchas de estas elaboraciones se acompañan, claro, de pasta. 

China

 Más allá de la opulencia que puede verse en los centros comerciales, pocos chinos celebran la Navidad. Aun así hay una tradición muy asentada: regalar manzanas rojas. La palabra china para manzana (pingguo) es muy similar al término ping’an ye, que designa la víspera de la Navidad. Fue gracias a este juego de palabras que comenzó a extenderse la moda de entregar estas frutas, que disparan su precio en Pascua y se presentan en ostentosos paquetes.

Nueva Zelanda

El postre que más se consume el día de Navidad en Nueva Zelanda no es apto para mantener la línea. La tarta Pavlova, llamada así en honor a la bailarina Anna Pávlova, no lleva ni bizcocho ni galletas, como suele ser habitual, sino que es el propio merengue el que sirve de recipiente. Se acompaña de nata y, diferentes frutas; habitualmente, fresas, frambuesas o arándanos. Pese a que el nombre puede dar lugar a dudas, nació y sigue siendo ampliamente popular en Nueva Zelanda.

 Polonia

Si los españoles tomamos doce uvas para dar la bienvenida al año nuevo, los polacos nos llevan la delantera con su menú de doce platos. La kutia (como en Rusia) suele ser un básico; pero tampoco faltan los bigos. Considerado el plato nacional de Polonia, suele llevar col agria, chucrut, champiñones y embutidos. Aunque en muchos hogares evitan consumir carne en estas fechas. Las sopas y los arenques tampoco suelen faltar. 

Dinamarca

La carne de cerdo es la favorita de los daneses y, por supuesto, también la consumen en Navidad. Preparado asado, se le denomina Flæskesteg y es un clásico en estas fechas. Suele acompañarse de patatas hervidas y repollo. También puede tomarse en un sándwich, normalmente con pan de centeno oscuro. El vino caliente con regaliz es otra de las marcas de la casa.

El Google Maps de la gastronomía se acuerda de Galicia

Laura G. del Valle

La página web Taste Atlas, el mapa definitivo de la gastronomía mundial, incluye una veintena de referencias de la cocina de la comunidad

Viajar  y comer. Dos placeres que ligados se convierten en una delicia propia de dioses. Cierto es que con el estallido de los vuelos de compañías de bajo coste y la aparición de nuevos modelos de alojamiento, decentes y baratos, pocos son los que se resisten a hacer de vez en cuando alguna escapada. Sin embargo, la globalización empaña en ocasiones esas peculiaridades y tradiciones que hacen especial un lugar y que es, en buena medida, la razón que nos impulsa a cruzar fronteras. Por eso, en este momento en el que uno se come una tortilla en Manhattan, unos espaguetis en Lisboa y una hamburguesa en Tahití es tan atractiva y suculenta una página web que muestra, de la manera más completa, visual y dinámica, la gastronomía del mundo. Acaba de nacer, pero Taste Atlas es ya la perdición de más de uno los domingos por la tarde. A través de su mapamundi interactivo se pueden descubrir los platos (su origen, y en algunos casos incluso la receta), de los lugares más famosos del planeta pero también de los sitios más recónditos

Seguir leyendo

Votación
0 votos
Comentarios

Las comidas de Navidad más peculiares del mundo