El Santuario de la Virgen de la Cueva en Piloña

Hoy te proponemos descubrir el Santuario de la Virgen de la Cueva en el concejo de Piloña en el Principado de Asturias

Santuario de la Virgen de la Cueva de Infiesto
Santuario de la Virgen de la Cueva de Infiesto

En Asturias, a 24 kilómetros de Villaviciosa y a 30 kilómetros de Cangas de Onís, se localiza uno de esos rincones en el que confluyen lo histórico, lo religioso y lo natural de forma singular. Se trata del Santuario de la Virgen de la Cueva, en el concejo de Piloña, un hermoso y pequeño lugar de culto, ubicado a orillas del río Mon, también conocido como río de La Marea.

Hoy te contamos todo lo que debes saber para visitar el Santuario de la Virgen de la Cueva y su entorno en el Principado de Asturias.

Área Recreativa de la Cueva

Santuario de la Virgen de la Cueva de Infiesto
Santuario de la Virgen de la Cueva de Infiesto

El Santuario de la Virgen de la Cueva se encuentra en la parroquia de Ques, a algo menos de 3 kilómetros del centro de la villa de Infesto, en la que puedes aprovechar para visitar La Casa del Tiempo (Calle Covadonga, 9, 33530 Infiesto, Asturias), un museo dedicado a los relojes donde se exponen centenares de piezas de distintas épocas y países.

Si a la salida de Infesto tomas la carretera AS-254, en dirección hacia Campo de Caso, alcanzarás en un par kilómetros el Área Recreativa del La Cueva. Además de los tradicionales merenderos y un amplio aparcamiento, también dispone de pista de tenis y zona de juegos infantiles y desde la Semana Santa se ofrecen en ella los servicios de aseos y bar. Ya en verano se abren las piscinas al aire libre.

La explanada verde junto a las instalaciones es el escenario de las romerías y fiestas que se celebran en el entorno y se conoce popularmente como el Campo de los Romeros.

En las proximidades del área recreativa se localiza el Santuario de la Virgen de La Cueva, cuya historia tiene sus orígenes en el siglo XVI, aunque las leyendas la remontan hasta el siglo X. Cuenta la tradición que, después de que al señor de la Torre de Lodeña se le apareciera la Virgen en un sueño, rogando recibir culto donde hoy en día se encuentra el templo, aquel se dirigió a ese lugar para comprobar si había algo de real en su ensoñación. Allí, descubrió la cueva, habitada por un eremita que veneraba a la Virgen. Y no solo eso. Lodeña reconoció en él a un antiguo amigo, caballero portugués que había batallado contra los moros. Después de fallecer el anacoreta, es Lodeña quien pone todo su empeño en promover el culto a la Virgen María en La Cueva.

Santuario de la Virgen de la Cueva

jacinta lluch valero CC BY-SA 2.0

Desde el siglo XVIII, el Santuario de la Virgen de la Cueva consta de dos capillas: la capilla de Nuestra Señora del Carmen y la capilla del Cristo, aunque el entorno del recinto fue modificado en el siglo XX. También puedes contemplar la lápida conmemorativa de la visita que efectuaron al lugar la reina Isabel II y el Príncipe de Asturias el 27 de agosto de 1858.

La Virgen de la Cueva se encuentra precisamente en La Cueva, en el interior de una caverna natural. Se trata de una imagen del siglo XVIII policromada y tallada en cedro, con alrededor de 45 centímetros de altura, cubierta por un bello manto.

Cada año, el primer sábado de octubre, aquí se celebra la tradicional ofrenda del Festival de la Avellana, así como la misa rociera que forma parte de los actos de la Feria de Abril de Infiesto. Otras celebraciones típicas de la localidad son el Vía Crucis viviente en Semana Santa, las Ferias de Santa Teresa a mediados de octubre y las diversas jornadas gastronómicas a lo largo de todo el año.

Junto al área recreativa y al Santuario de La Cueva se inicia una hermosa senda fluvial de unos 3 kilómetros de recorrido que avanza hasta el lugar denominado la Peridiella.

Votación
0 votos
Comentarios

El Santuario de la Virgen de la Cueva en Piloña