Los mejores destinos en Ribatejo

Si todavía no lo conoces, te recomendamos algunos de los mejores destinos en la única región portuguesa que no limita ni con España ni con el océano.

Castillo de Almourol

En el centro de Portugal se localiza la provincia histórica de Ribatejo, cuyo nombre significa «sobre el río Tajo». Es la única de las provincias del país vecino que no tiene frontera alguna con España ni con el océano, aunque sigue siendo uno de esos lugares turísticos de interior perfectos para nuestros viajes y escapadas.

Si todavía no lo conoces, te recomendamos algunos de los mejores destinos en Ribatejo. Seguro que, entre ellos, encontrarás más de uno que te apetecerá descubrir en una región de hermosos paisajes y excelente gastronomía.

Santarém

Vitor Oliveira CC BY-SA 2.0

Santarém es la capital de Ribatejo, así que es una de las mejores opciones para los que prefieran los destinos de ciudad, en los que se ofrece todo tipo de ocio y donde es posible recorrer un bello casco histórico. Al fin y al cabo, Santarém es conocida como «la capital del Gótico de Portugal».

Con más de 60.000 habitantes, Santarém se alza sobre una curva del río Tajo y en ella podrás descubrir sus iglesias y conventos, como el de Santa Clara o el de San Francisco; sus palacios, sus jardines y sus museos, además de asistir a sus fiestas más emblemáticas, como el Festival Nacional de Gastronomía, que tiene lugar a finales del mes de octubre, y la Feira Nacional da Agricultura, durante la primera semana de junio.

Tomar

Otra de las ciudades que no puedes perderte en Ribatejo es Tomar, junto al Bosque Nacional de los Siete Montes (Mata Nacional dos Sete Montes), de alrededor de 39 hectáreas.

Y es que ya solo el hecho de que aquí se encuentren el convento de Cristo y el castillo de los caballeros templarios, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es motivo suficiente para que merezca la pena visitar Tomar. Pero además de ello, en esta localidad, atravesada por el río Nabão, también podrás ver el impresionante acueducto de Pegões, construido entre los siglos XVI y XVII, con sus 180 arcos, así como hermosas iglesias e interesantes museos. Ejemplo de ello son el Museo dos Fósforos y la Sinagoga y Museo Luso-Hebraico Abrão Zacuto, Monumento Nacional.

Vila Nova da Barquinha

Castillo de Almourol

A orillas del río Tajo se encuentra la pintoresca villa de Vila Nova da Barquinha, a la que se conoce como Barquinha de forma popular. Aquí podrás contemplar una de las plazas de toros más antigua del país, la iglesia Matriz de Atalaia y el Parque de Escultura Contemporânea Almourol, además de degustar la gastronomía tradicional en la que los mújoles y las anguilas tienen especial protagonismo.

Pero, sin duda, lo más famoso de este lugar es un hermoso castillo que se alza sobre un islote en el río. Se trata del castillo de Almourol, construido por los caballeros de la Orden del Temple en el año 1171, con 10 torres que le otorgan un aspecto imponente. Puede visitarse gracias a los recorridos en barco que conducen hasta él a lo largo de todo el año.

Montijo

Otra de las localidades a orillas del río Tajo es Montijo, que se denominó Aldeia Galega do Ribatejo hasta el año 1930. Se encuentra muy cerca de Lisboa, así que también puedes acercarte a conocerla si viajas a la capital de Portugal. La localidad de Montijo se caracteriza por sus casas bajas y su paseo fluvial, además de las vistas del río Tajo. No te pierdas la playa fluvial de Samouco, el museo municipal en la Casa Mora y molinos como el molino de Maré.

Votación
0 votos
Comentarios

Los mejores destinos en Ribatejo