Viaje a la Dinamarca de Andersen

Hoy te proponemos un viaje a la Dinamarca de Andersen para que no se te olvide conocer ninguno de sus rincones más literarios


Hay lugares que siempre merece la pena conocer, pero si lo hacemos bajo la mirada de uno de esos escritores clásicos que, de un modo u otro, ha formado parte de nuestra vida, se recorren de otra forma.

Eso sucede con el país danés, cuna del inolvidable autor de cuentos como El patito feo, El soldadito de plomo o La princesa y el guisante. Así que hoy te proponemos un viaje a la Dinamarca de Andersen para que no se te olvide conocer ninguno de sus rincones más literarios.

Odense

Bo Jessen

Comenzamos el recorrido por el país con el lugar de nacimiento de Hans Christian Andersen: Odense, a 165 kilómetros de Copenhague. Es posible conocer la casa natal el escritor (Hans Jensens Stræde 45, 5000 Odense C), que abrió sus puertas como museo en 1908, así como la casa en la que pasó su infancia entre los 2 y los 14 años, que, de igual modo, fue reconvertida en museo en el año 1930 (Munkemøllestræde 3-5, 5000 Odense C). Cerca de la casa de su infancia, también se localiza el Hans Christian Andersen Museum. La entrada es gratuita para los menores de 18 años en cualquiera de estos centros.

No dejes de recorrer la zona antigua de la ciudad y descubrir las esculturas de los personajes del escritor danés en cualquier rincón, como El soldadito de plomo (Overgade 19, 000 Odense C) y La Sirenita (Munke Mose, 5000, Odense C), entre un total de 16 obras de arte inspiradas en sus cuentos.

Pero si hay otro destino ineludible en Dinamarca para seguir las huellas de Andersen es Copenhague, ciudad a la que se fue a vivir en 1819, cuando dejó su infancia atrás.

El Nyhavn

La imagen del puerto de Copenhague con su famoso canal, El Nyhavn, con las fachadas de colores de sus edificios, resulta inconfundible y aquí es a donde fue a parar Andersen en la ciudad. Residió en varias de las casas del El Nyhavn, que se construyó durante el siglo XVIII. No te pierdas la número 18 y la número 20, porque su persona traspasaba esos dinteles. A 20 minutos a pie encontrarás otro de los puntos más importantes en este recorrido dedicado al escritor por el país: La Sirenita, una escultura mundialmente famosa.

La Sirenita

Y es que el símbolo por excelencia de la ciudad de Copenhague está íntimamente ligado al escritor. Se trata de la escultura La Sirenita ( Langelinie, 2100, Copenhague), que representa a uno de los personajes más famosos nacidos de la pluma de Andersen.

Esta pequeña escultura, que se alza sobre una roca en el puerto de la capital desde el año 1913, es obra de Edvard Eriksen, mide algo más de un metro y pesa alrededor de 180 kilos. En el año 2000, otra sirenita, de aspecto más moderno, se instaló a algunos metros, a unos 15 minutos a pie. Esta escultura fue creada por Bjorn Noergaard, y se la conoce como La Sirenita genéticamente alterada.

Jardines del Rey

Mstyslav Chernov CC BY-SA 3.0

A un par de kilómetros de la famosa estatua del puerto, se encuentran Los Jardines del Rey (Sølvgade, 1050 København K), junto al castillo de Rosenborg, levantado en el siglo XVII para servir como residencia de verano al rey Christian IV. Entre sus flotes y setos, encontrarás una gran estatua de Andersen con un libro entre sus manos. El castillo alberga un museo donde podrás descubrir la historia de Dinamarca.

Cementerio de Assitens

Thue

A 20 minutos a pie del castillo de Rosenborg, se localiza el Hans Christian Andersen Museum (Rådhuspladsen 57, 1550 København, Dinamarca), en el que podrás ver diversas reproducciones de sus cuentos más populares y sumergirte en un mundo mágico que fascinará a los más pequeños, con luces, sonidos y efectos especiales. Y a escasos metros, puedes encontrar en la plaza del ayuntamiento una hermosa estatua de bronce de Andersen con un libro (Rådhuspladsen, 1550 København V), obra de Henry Luckow-Nielsen.

Es posible terminar la ruta en un lugar donde podremos presentar nuestros respetos al autor: el cementerio de Assitens (Kapelvej 4, 2200 København N), en el barrio de Nørrebrø.

Votación
0 votos
Comentarios

Viaje a la Dinamarca de Andersen