Seis rincones históricos en Galicia que tal vez no conozcas

Hoy nos fijamos en algunos sitios con historia en Galicia que no todos los viajeros conocen y que vale la pena descubrir


La comunidad gallega cuenta con tal variedad de espacios naturales, ciudades, pueblos, aldeas y yacimientos arqueológicos, que todos los viajeros encontrarán en esta tierra lugares que les fascinarán.

Entre su elevado número, muchos pasan desapercibidos, a causa de otros sitios más conocidos a los que acuden los turistas, sabiendo más o menos lo que se van a encontrar. Pero hoy nos vamos a fijar en seis rincones históricos en Galicia que tal vez no conozcas y que no todos los viajeros descubren. 

Yacimiento romano de Caldoval

Nemigo

El yacimiento romano de Caldoval, en Mugardos, fue trasladada en 2014 para formar parte de un centro de interpretación en el que descubrir la historia de lo que era un complejo termal y una villa romana, habitados entre los siglos I y V d. C. El Centro de Interpretación de Caldoval (15620, Mugardos, La Coruña) abrió sus puertas para poner en valor este yacimiento romano, que puede visitarse de forma gratuita de martes a domingo entre los meses de junio y septiembre, y los fines de semana de octubre a mayo. El horario habitual se encuentra establecido de 10:30 a 14:00 horas y de 16:30 a 20:00 horas.

Se ofrecen visitas guiadas, también gratuitas, de unos 45 minutos de duración, a las 11:00, 13:00, 18:00 y 19:00 horas todos los sábados y domingos. Recuerda que es necesario reservar plaza.

Necrópolis de San Vitor de Barxacova

José Antonio Gil Martínez CC BY 2.0

Uno de los lugares más mágicos del municipio de Parada do Sil es la gran necrópolis de San Vitor de Barxacova (Crta. de San Lorenzo de Barxacova, s/n, 32740 Parada de Sil, Ourense), que está datada entre los siglos IX y X. Los sepulcros antropomorfos que en ella se encuentran están orientados de este a oeste y distribuidos en un sector norte y un sector sur. A 350 metros también se localiza la espectacular Pasarela do Río Mao.

Monumento megalítico A Pedra do Home

Javier Pais CC BY 2.0

En el lugar de A Igrexa, en Portomouro de Arriba, se encuentra el monumento megalítico A Pedra do Home (Lugar Igrexa, 15871 Val do Dubra, La Coruña). Si te acercas hasta él, descubrirás varios sarcófagos antropomorfos en la roca que constituyen los restos de un antiguo camposanto.

Bodegas milenarias de Vilachá

Canle Ribeira Sacra

En la parroquia de Vilachá, en el municipio de A Pobra do Brollón (Lugo), se encuentran unas bodegas milenarias en un entorno privilegiado en el que te podrás asomar a un espectacular mirador. Declaradas de Interés Turístico, estas decenas de bodegas, con sus característicos tejados de pizarra, están consideradas como algunas de las más antiguas de la península, aunque las construcciones actuales datan de los siglos XVII y XVIII.

Para visitar las bodegas milenarias de Vilachá puedes aprovechar los fines de semana de julio y agosto, cuando se celebran Los domingos de Vilachá. La ruta se organiza a partir de las 11:00 horas y es necesario reservar plaza, pero las bodegas abren sus puertas para todos los públicos desde las 13:00 horas, por lo que también puedes acercarte por tu cuenta y degustar los mejores vinos mientras viajas en el tiempo. Además, cada primer domingo del mes de mayo se celebra la Cata do Viño de Vilachá, otro buen momento para acercarse a conocer este conjunto etnográfico y disfrutar de la fiesta.

Molino de viento de Boucelo

Molino de Boucelo
PD

El molino de viento que puedes contemplar en el municipio coruñés de Miño es toda una rareza. Y es que aquí se encuentra una de las pocas construcciones de este tipo que se conserva en la provincia de A Coruña. Con sus seis metros de altura y su característica planta circular, el molino de viento de Boucelo (Terrón, 42, 15635, Miño, La Coruña) se construyó en el año 1840 y se mantuvo en funcionamiento durante unas seis décadas. Junto a él, hay habilitada una pequeña área de descanso con zona verde.

Capilla de la Asunción de Monte Castelo

Capela da Asunción
HombreDHojalata CC BY-SA 3.0

Entre las numerosas ermitas y capillas que puedes encontrar a lo largo y ancho de la tierra gallega, no debes olvidar la que se levanta sobre un antiguo castro en la cima del Monte Castelo: la capilla de Nuestra Señora de la Asunción (O Outeiriño, 36456,  Salvaterra de Miño, Pontevedra). Esta ermita localizada en la parroquia de Pesqueiras (Santa Mariña) fue construida en el siglo XVIII, y su peculiaridad estriba tanto en el entorno donde se ubica como en la gigantesca roca bajo la que se cobija, siendo una construcción tan peculiar como mágica. No dejes de asomarte al mirador de la capilla para contemplar las hermosas vistas del río Tea.

Votación
25 votos
Comentarios

Seis rincones históricos en Galicia que tal vez no conozcas