80 metros de cascada sobre roca granítica

La fervenza de O Escouridal, entre Alfoz y O Valadouro, es una de las joyas de la naturaleza que esconde el interior de A Mariña. Está considerada como la cascada de sus características más alta de Galicia


Viveiro

«A fervenza do Escouridal non é unha caída libre en vertical de auga, senón unha sucesión de diferentes bancadas sobre unha rocha granítica». Así nos presentan este salto de agua, que pasó de ser un gran desconocido a formar parte de la programación de colectivos de senderistas gallegos y de otras regiones. La cascada del río Guilfonso, un afluente del Ouro, nace en O Pereiro (Alfoz), en zona de turberas de la sierra de O Xistral y en plena Red Natura. Esta caída de agua está constituida por una serie de toboganes que salvan un desnivel de más de 80 metros de altura. Una joya de la naturaleza que está en los límites de los concellos de Alfoz y O Valadouro. «Pero a fervenza non é nin de Alfoz nin do Valadouro. É da conca do río Ouro, é patrimonio de todos», apunta Xabier Pardiñas, concejal de Turismo alfocense.

Los caminantes que se acerquen desde Alfoz deben saber que hay un acceso hasta ella a través de un itinerario señalizado que une la Pena Abaladoira, que inspiró muchas leyendas, con la cascada. Es un recorrido de unos seis kilómetros, que se realiza a pie en unas dos horas.

«Temos previsto facer unha especie de balcón, a modo de miradoiro, para que a xente poida ver de fronte a fervenza, en todo o seu esplendor. Este miradoiro contará cun panel interpretativo, que mesmo vai estar provisto de código QR para que se poida ver en altura. Tamén terá unha placa en braille», asegura Pardiñas.

«A ruta de sendeirismo vai pasando por zona de turbeiras, pola fraga da Moradoira, na que hai acivros centenarios. Seguindo esa ruta tamén se ve o coñecido como O Foxo, un sistema hoxe en desuso e que antigamente era empregado como trampa para cazar lobos. A ruta segue por una zona de cruceiros», explica el edil, quien puntualiza que en vez de realizar todo el recorrido a pie también existe la posibilidad de hacer solo el último tramo, el más próximo a la cascada, ya que hay un acceso directo. Para quien quiera organizar el recorrido, el Concello creó una aplicación con GPS, denominada Caminos de Alfoz. Quienes conocen bien este espacio aseguran que el momento ideal para visitar la cascada es durante la primavera, sobre todo en época de lluvias, cuando están en floración todos los árboles de ribera autóctonos. Otro momento del año interesante es el otoño, con menos agua, pero cuando el bosque autóctono sorprende con una amplia gama de tonalidades. No obstante, el Concello programa rutas en diferentes épocas del año.

Desde que se creó el acceso, la cascada recibe cada vez a más visitantes. Los vecinos son los grandes conocedores de la zona, que en su momento también fue elegida por quienes practican barranquismo. «Hoxe en día é un recurso natural moi potenciado desde o Concello. Os veciños do Pereiro cóntanche agora moitas historias sobre a fervenza. Entre outras curiosidades, destaca o termo que usan para denominar eses descansos que vai facendo a fervenza nas súas caídas: chámanlles caldeiras».

¿Es la más alta de sus características en Galicia? Es lo que dicen los folletos y un cartel que recibe a los visitantes. Unos acuden por su cuenta y otros demandan los servicios de visitas guiadas, los obradoiros de plantas aromáticas y medicinales y otros servicios de la firma O Freixo dos Lobos.

Ruta de senderismo

Aunque hay acceso directo, a la cascada también se llega a través de una ruta.

Para visitar

Se puede visitar todo el año. En primavera puede verse en todo su esplendor.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at viajes.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

80 metros de cascada sobre roca granítica