Sitios para despedir el año como «na casiña»

DE ESCAPADA RURAL Estás a tiempo de reservar para despedir el 2018 fuera pero como en casa, y de recibir el año nuevo a pleno pulmón. Plan familiar o noche para dos, a mantel puesto o con cena íntima. ¿Dónde descorchamos el 2019?


Torre de Laxe

Tiene varias casas, habitaciones y gran tirón familiar la noche de Fin de Año. El alojamiento en este enclave que es patrimonio cultural de Galicia, con vistas al mar de Soesto y la ría de Laxe, debe ser, en esas fechas, de un mínimo de dos noches. A partir de 80 euros puede salirte una habitación doble. No tiene ascensor. La Casa Curuxa, por ejemplo, está disponible todavía.

Casa Perfeuto María

Ya no hay sitio en las demandadísimas Cabaniñas do Bosque, de Outes, pero sí cerca, en la Casa Perfeuto María (Cabanamoura, Outes), con una oferta gastro que no abandona la mesa en Nochevieja. En este hotel rural, antigua casa de labranza, dan cenas de Fin de Año, y hay lugar a reserva... Cuenta con siete habitaciones, todas dobles, salvo una triple. Para tomárselo con calma y, si te animas, hacer una ruta de geocaching...

Ecohotel Nos

En una finca de 6.000 metros cuadrados a dos kilómetros de Silleda se encuentra este ecohotel con seis habitaciones y un entorno de cuento. Puedes reservar solo alojamiento o desayuno, o bien cenar a la carta para despedir a la mesa la última noche del año. Buena opción para parejas, aunque también dispone de habitaciones individuales y triples. Y cercano al pazo de Oca.

Aldea Os Muíños

El que se viene a Os Muíños no es porque tenga ganas de salir, dicen los responsables de esta aldea que reserva por un mínimo de tres noches en Fin de Año. Es un reclamo, sobre todo, para parejas. «Para que el año nuevo llegue muy amoroso...», dicen los responsables de este enclave de Araño, en Rianxo, todavía con plazas disponibles. Naturaleza, relax, spa (y wifi), y habitaciones o «casiñas» (con cocina propia) para alojarse. Otra opción original, hacer nido en el bosque. Una visita, el hórreo de Araño.

A Maquía

Este hotel con encanto en Samieira (Poio) puede ser tu plan si quieres cerrar el año con una escapada romántica en un lugar acogedor, cerca de la playa y con inmejorables vistas al año nuevo. A Maquía no sirve cena en Nochevieja, pero tiene alguna habitación libre, con opción de alojamiento y desayuno, para el cambio de año. Sí ofrecen la posibilidad de preparar una mesa en la habitación para una velada íntima (llevando uno la comida). Los precios oscilan entre 70 euros y los 130 que cuesta la suite. Relax, confort y naturaleza a tiro de piedra del precioso Combarro, en el corazón de las Rías Baixas.

Caserío de Fontes

En esta casa de aldea con un mirador de roca que se asoma a la Ribeira Sacra quedan habitaciones si prefieres pasar de la cena y disfrutar del fin de semana de Fin de Año en un lugar tranquilo, haciendo una ruta de senderismo o el enoturismo. Los cañones del Sil, y los monasterios de Santo Estevo, Xunqueira de Espadanedo o San Paio de Abeleda son tres visitas recomendables en la zona. Otra de interés, el castillo de Castro Caldelas.

Votación
0 votos
Comentarios

Sitios para despedir el año como «na casiña»