Lejos queda aquel siglo XIX en el que los aventureros y exploradores contaban con un mundo entero por descubrir, territorios a los que nadie había llegado, tribus y poblaciones con las que ningún occidental había contactado. Sin embargo, aunque nos pueda parecer que todo está visto ya y que el planeta no alberga ningún espacio ignoto para el hombre, nos equivocamos.

Montañas sin escalar, cimas sin alcanzar, zonas sin cartografiar, profundidades en las que adentrarse y humedales sin estudiar conforman algunos de esos lugares que todavía permanecen, en todo o en parte, desconocidos. Hoy nos asomamos a los últimos rincones del mundo sin explorar.

1Gangkhar Puensum

Fuente: Wikimedia/Gradythebadger 

Parece increíble que existan montañas cuya cima no se ha escalado, pero así es. Entre Tibet y Bután, se alza Gangkar Puensun. A mediados de los años ochenta del siglo XX, un grupo de escaladores británicos intentó alcanzar su cumbre, pero gran parte de los miembros enfermaron y se vieron obligados a retornar.

En 1994, las autoridades de Bután prohibieron escalar a más de 6.000 metros de altura, por creencias religiosas, pues se considera que las montañas están habitadas por espíritus. En 2003, la restricción se amplió y el gobierno prohibió por completo el montañismo en el país. Con sus 7.570 metros, Gangkar Puensun es una de las montañas más altas del mundo que todavía permanece sin coronar.

Anterior
Compartir
Artículo anteriorCómo conseguir dormir en los aviones
Artículo siguienteDiez aplicaciones para disfrutar de Galicia

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

2 Comentarios

  1. ANCARES ANCARES. Quizá entre los destinos que quiera visitar no incluya Los Ancares, tanto gallegos como leoneses; un lugar tan cerca como único en el mundo. Es un error. Yo vivo a varios cientos de km de Tejedo de Ancares, un típico pueblo ancarés (a unos 40 km de Ponferrada; en la Reserva de la Biosfera de Los Ancares Leoneses, ya en el límite de León con Lugo y Asturias), y cada vez que puedo allí acudo, y siempre encuentro algún rincón nuevo que me sugestiona y emociona. Tejedo de Ancares, quizás por haber sido cauce de un antiguo glaciar de una longitud entre 7 y 12 kilómetros y un espesor entre 200 y 280 metros de hielo, alberga paisajes sin explorar que parecen creados para los ojos que buscan un lugar verde y profundo, donde el silencio y quietud se encuentran garantizados como en ningún otro lugar del mundo para mejor disfrutar de la grandiosidad de la naturaleza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here