Cada vez son más las personas que optan por aprovechar el frío invierno para disfrutar de todas las actividades que éste puede ofrecer. Como siempre es un buen momento para tomar unas vacaciones en familia, muchos de estos destinos se han apresurado a ofrecer alternativas más que interesantes, también para los niños. Pese a que la oferta es amplia en las estaciones de esquí, no todas cuentan con las características que una familia con niños puede necesitar y esa es la razón por la que hemos decidido recopilar los mejores destinos por los que se puede optar, si lo que se está buscando es esquiar con los más pequeños.

Grandvalira

Esquiar en Grandvalira con niños es una apuesta segura por la diversión de todos. Además de que muchos de los hoteles o apartamentos ofrecen descuentos especiales para los niños, también hay que resaltar que éstos pueden esquiar gratis. Por si esto fuera poco, han preparado servicios exclusivos para los más pequeños de la casa, como es el caso de El Bababoom o Imaginarium, en el sector de Grau Roig. Lo que uno se puede encontrar en estos lugares son circuitos que cuentan con motivos infantiles para que los niños estén aún más entretenidos durante el descenso. Además, quienes sean muy pequeños tienen la opción de iniciarse poco a poco, con jardines de nieve. Así, mientras juegan y se divierten, aprenden de forma segura. Y, por supuesto, también está dotado de guarderías, por si se pueden precisar. En la página web de Esquiades.com cuentan con múltiples ofertas para contar con un viaje único a buen precio.

Sierra Nevada

Este lugar ofrece un marco incomparable, no en vano es uno de los sistemas montañosos más altos de Europa Occidental. Cuenta con un total de 103 kilómetros de pistas para esquiar y, de hecho, ampliaron la zona de esquí familiar, por lo que si se viaja con niños puede ser un destino a tener en cuenta. Hay clases de snow y esquí para los más pequeños y se puede estar tranquilos porque practican en un área cerrada y en remontes muy concretos. En las guarderías (para los que no hayan cumplido aún los cuatro años) se puede contratar el servicio completo, que incluye talleres, juegos y comedor.

Esquiar con niños
Esquiar con niños

Formigal

Los niños se lo van a pasar bien, sí o sí, si hay nieve cerca pero, si además, han pensando un poco en ellos, eso asegura a los padres muchas horas de entretenimiento para ellos. En este caso una de sus instalaciones más conocidas es la del jardín de nieve. Se trata de una superficie de 9.000 metros cuadrados, completamente cerrada, para que puedan tener su primer contacto con la nieve de la mano de profesionales. Además, también se puede descansar un poco de los esquís y dar una vuelta por la zona de Sarrios donde espera un poblado indio y un iglú. Si aún quieren más, siempre se puede optar por acudir al Portalet Park, donde podrán montar en una moto de nieve e, incluso, aprender a construir su propio iglú.

Pirineo Aragonés

Nos referimos, concretamente, a Candanchú y, para ser más específicos, a Candanchulandia. Como su mismo nombre indica, es todo un parque preparado para los niños. Para aprovechar el lugar en el que se encuentran, lo que han preparado es una cabaña de estilo nórdico. Allí los pequeños pueden realizar manualidades, puzzles o ver películas después de un día de practicar esquí. Quienes necesiten mejorar con este deporte, no han de preocuparse porque hay una escuela de esquí pensada para que, en poco tiempo, sean capaz de estrenarse en la zona de debutantes por sí solos.

Baqueira Beret

Sí, es una de las pistas más conocidas de España porque son muchos los rostros conocidos los que optan por ella. Esto último es debido, en parte, a que la calidad de su nieve es una de las mejores del continente. Por supuesto, aquí pueden practicar esquí todos (los más mayores y los más pequeños) y hay zonas para todos los niveles. Además de esto, la estación cuenta con una oferta de ocio muy amplia que pasa por paseos a caballo o montar en trineo. Por si fuera poco, también tienen tres parques infantiles.

La Pinilla

Hay ocasiones en las que no se dispone de mucho tiempo, pero una mera escapada ya va a marcar la diferencia. Quienes viven en la capital bien saben que esto es así y que la ciudad puede resultar abrumadora. Aunque la mayoría optará por Navacerrada hay que tener en cuenta que, por esta misma razón, o se va a primera hora o puede ser difícil entrar. Si se continúa con el camino se llegará hasta Riaza y allí también tienen una estupenda escuela infantil donde han preparado diferentes juegos para que los niños puedan entrar en contacto con esta disciplina deportiva y aprender, de forma sencilla, para acompañar a sus padres en los descensos más adelante.

Compartir
Artículo anteriorOcho rutas de senderismo para disfrutar en Galicia
Artículo siguienteCinco razones que convierten a Perú en el más rico del mundo
Algún día me gustaría viajar a la luna, mientras tanto disfruto conociendo todos los rincones de nuestro planeta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here