Diez platos de la cocina gallega conocidos en todo el mundo

Uno de los puntos fuertes de Galicia es su gastronomía, que ha sido reconocida internacionalmente. Hoy nos tomamos algunos de los platos más conocidos que uno nunca se cansa de degustar.

Katrin Gilger (CC BY-SA 2.0)

Uno de los puntos fuertes de la comunidad gallega es la gastronomía. Es innegable que en Galicia se come mucho y bien, con productos de una calidad tal que ni siquiera necesitan elaboraciones complejas para convertirse en platos que alcanzan fama internacional.

Si a ello sumamos las numerosas fiestas en las que estas recetas son protagonistas, el reconocimiento es todavía mayor; no en vano, gran parte  de los turistas que acuden a Galicia, con frecuencia, la abandonan con unos  kilos de más. Seguro que todos conocemos a unos cuantos que, a mayores, terminan llenando el maletero del coche o los recovecos de su equipaje con manjares de esta tierra. Estos son algunos de esos platos gallegos más conocidos en todo el mundo que uno nunca se cansa de degustar.

1 Pulpo á feira

Javier Lastras (CC BY 2.0)

Tan famoso es el pulpo á feira que, en el resto de España, se le conoce como pulpo a la gallega. Se cree que su origen proviene de las ferias de ganado que se celebraban en el interior de Galicia, a las que se acudía con todo tipo de productos, entre ellos, el pulpo. Ya entonces, para cocerlo se usaban calderos de cobre, pues al ser más ligeros era más fácil cargar con ellos, y se servía en platos de madera, ideales también para transportar, pues no se rompían.

Esta tradición se ha mantenido hasta nuestros días, con una forma de preparar el pulpo tan sencilla como sabrosísima, pero teniendo que tener muy buen ojo para que la cocción esté en su punto, ya que su carne es muy fibrosa. Entre las fiestas que se celebran en las que es protagonista, destacan la Festa do Pulpo de O Carballiño y la Festa do Polbo de Mugardos.

2 Percebes

Tal vez el pulpo sea un plato estrella de la cocina gallega, pero qué duda cabe que el puesto del plato más conocido lo ocupan los percebes. Su preparación tampoco tiene demasiados secretos. Para cocer los percebes hay que echarlos en agua hirviendo, con unos 60 gramos de sal por cada litro y unas hojas de laurel. Según la tradición, para calcular el tiempo para cocer los percebes basta con rezar un padrenuestro. Un lujo y exquisitez de los muchos mariscos que contamos en estas costas que no requiere nada más para ser paladeado con placer, y al que se honra en la Festa do Percebe de Corme, Festa do Percebe do Roncudo y Festa do Percebe en Cedeira, entre otras.

3 Lacón con grelos

GastroYPolitica By FB (CC BY 2.0)

El lacón es la pata delantera del cerdo que ha sufrido un proceso de salado, lavado, asentamiento y curado. La forma más común y conocida de consumirlo es asado y con grelos, aunque su presentación ha dado lugar a un montón de reinterpretaciones. En este plato, el lacón está acompañado de los grelos, las patatas y el chorizo. Las fiestas más destacadas en las que podemos tomar el lacón con grelos son la Festa do Lacón de Silleda y la Festa do Lacón con Grelos en Ordes. El lacón gallego cuenta con Denominación de Origen Protegida desde 1998.

4 Caldo gallego

Juantiagues (CC BY-SA 2.0)

Nada mejor en un invierno frío y húmedo que un buen plato de caldo gallego. Se elabora con distintas verduras de temporada, como grelos, nabizas, repollo blanco o berzas, además de incluir patatas, habas y carne. Su receta admite variaciones, porque de manera tradicional se hacía con lo que se tenía en casa. Y, como no podía ser de otra forma, tiene su propia fiesta: la Festa do Caldo Galego de Mourente.

Es un caldo tan sabroso como contundente y se ha convertido en uno de los más conocidos de la gastronomía española. ¿Su truco? El unto. Ingrediente imprescindible si quieres hacer un caldo gallego de los de verdad.

5 Empanada gallega

Se tiene constancia de las empanadas en Galicia desde el siglo VII. Están elaboradas con una masa fina sobre la que se echan los ingredientes (normalmente guisados previamente) para cubrirlos con otra capa de la misma masa, antes de ir al horno. Es una comida ideal para viajeros, peregrinos, romeros, excursionistas y cualquier momento que se precie.

Los rellenos de la empanada gallega varían mucho en función del lugar donde se elabora. Más allá de las de carne, bacalao o atún, que pueden encontrarse en casi todas partes, también podemos degustar muchas otras como la de congrio, zamburiñas, vieiras o mejillones. Entre las fiestas dedicadas a este riquísimo manjar destacan la Fiesta de la Empanada de Lamprea en Padrón, la Fiesta de la Empanada de Mondoñedo, la Fiesta de la Empanada de Allariz y la Fiesta de la Empanada de Cobas (Ferrol).

6 Lamprea a la bordelesa

Juan Mejuto (CC BY-SA 2.0)

Entre todos los pescados protagonistas de recetas gallegas con reconocimiento internacional, vale la pena mencionar la lamprea. Y es que el municipio pontevedrés de Arbo es considerado la capital de la lamprea. Aquí se celebra cada año una fiesta donde la degustación de este pescado es la principal protagonista.

La receta de más fama a la hora de prepararlo es la «Lamprea a la bordelesa» o «Lamprea al estilo de Arbo». Dice la leyenda que fue un famoso chef francés el que puso de moda esta elaboración de la lamprea con la clásica receta de Burdeos, una salsa compuesta, principalmente, por vino tinto y sangre del propio animal.

7 Pimientos de Padrón

Javier Lastras (CC BY 2.0)

Los pimientos de Padrón se recolectan entre los meses de mayo y octubre. Su calidad y fama les ha hecho merecedores de su propia Denominación de Origen Protegida desde 2009. El secreto para su preparación es bien simple. Se fríen en abundante aceite de oliva, se escurren bien y se sirven sazonados exclusivamente con sal. Si los acompañamos de un buen trozo de pan del país, muchísimo mejor. Y es aconsejable tener cerca un buen vaso de vino, porque como dice el refrán: Los pimientos de Padrón, unos pican y otros no.

8 Tarta de Santiago

Katrin Gilger (CC BY-SA 2.0)

Las tartas de almendras son típicas en toda Galicia, y varían en cada zona en función de la proporción de ingredientes, entre almendras, azúcar y huevos. Sin duda, de todas ellas, la que más fama ha alcanzado es la Tarta de Santiago. Los obradores compostelanos conservaron con mimo la receta de este postre tradicional que ha sido reconocido internacionalmente y que resulta inconfundible gracias a la cruz de Santiago con la que se le decora.

9 Filloas

Anxo (CC BY-SA 3.0)

Según la zona de Galicia, este dulce típico y conocidísimo recibe diferentes nombres: filloas, freixós, marruchos? Usemos el que usemos, estamos hablando de un postre tradicional de la Cuaresma, cuyos ingredientes básicos son la harina, los huevos y la leche, y que guarda cierto parecido con los crêpes franceses. En las zonas del interior de Galicia, también se elaboran durante la matanza las conocidas como filloas de sangre, a cuya masa se añade un cazo de sangre de cerdo.

10 Melindres

Es una misión imposible encontrar en Galicia una fiesta o una romería sin un puesto de rosquillas donde poder comprar los deliciosos melindres, un dulce típicamente gallego que resulta inconfundible, y al que también se conoce como «rosquillas de feria».

Los melindres son pequeños, están glaseados con almíbar y su masa lleva una copa de anís que marca una de sus diferencias, porque muchas otras son un secreto que cada repostero guarda con especial empeño para preparar esta receta tradicional gallega.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at viajes.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

Diez platos de la cocina gallega conocidos en todo el mundo