Los cementerios más bonitos del mundo

Entre los muros de los camposantos se guarda gran parte de nuestro pasado histórico y artístico. Hoy te recomendamos los cementerios más bonitos del mundo


Cuando se menciona la idea de conocer camposantos, muchos recelan de tales visitas y otros tantos aseguran que jamás harían turismo en ellos. No obstante, entre sus muros se guarda gran parte de nuestra historia, además de incontables obras de arte que decoran tumbas y mausoleos; así que ignorarlos es olvidar tanto la una como las otras.

De tal forma, atravesar la puerta de estos lugares con el máximo de los respetos, para reflexionar, conocer y apreciar todo el pasado histórico y artístico, en gran parte decimonónico, supone una experiencia única. Si eres de los que ya acude a ellos o de los reticentes que, tal vez, se lo piense dos veces, te recomendamos los cementerios más bonitos del mundo.

1 El cementerio de Comillas

En 1893, el antiguo cementerio de Comillas (Cantabria), situado en un promontorio frente al mar, fue ampliado por el arquitecto modernista Lluís Domènech i Montaner. Aquella reforma dio lugar al que, en la actualidad, es uno de los cementerios más hermosos de España. Su fachada, declarada Bien de Interés Cultural en 1983, y las obras que alberga del escultor Josep Llimona, lo convierten en un lugar único, custodiado por El Ángel Exterminador, obra de este último.

2 Cementerio judío de Praga

En uso desde el siglo XV hasta el siglo XVIII, el Antiguo Cementerio Judío de Praga era el único lugar de la ciudad donde se permitía enterrar a los judíos. El pocoterreno que se les cedió para ello provocó que los cuerpos fueran enterrados unos encima de otros, de ahí el amontonamiento de lápidas y túmulos. Sin duda, este es uno de los rincones imprescindibles de cualquier visita a Praga.

3 Père Lachaise

El cementerio más famoso de París es Père Lachaise. Su fama es merecida si tenemos en cuenta la belleza de su diseño ajardinado, sus monumentos y las almas que descansan en él. Su nombre proviene del confesor del rey Luis XIV, el padre François d?Aix de La Chaise, y en sus más de cuarenta hectáreas se encuentran tumbas góticas, mausoleos, panteones y esculturas de todos los géneros artísticos.

Père Lachaise resulta un paseo ineludible en el que se pueden honrar las tumbas de Honoré de Balzac, Frédéric Chopin, Colette, Jean-François Champollion, Jean de La Fontaine, Molière, Jim Morrison, Edith Piaf, Camille Pissarro y Oscar Wilde, entre muchos otros.

4 Highgate Cemetery

En la primera mitad del siglo XIX, el parlamento londinense autorizó la construcción de siete cementerios a las afueras de la ciudad, pues los que se encontraban en el centro de Londres se estaban convirtiendo en un peligro para la salud pública. Entre ellos se inauguró el cementerio Highgate (Highgate Cemetery), uno de los más destacados camposantos victorianos de la capital. En él yacen, entre muchos otros, la escritora George Eliot, los padres de Charles Dickens, el escritor Douglas Adams y Karl Marx.

5 Cementerio Central de Viena

A finales del siglo XIX, se inauguró el hermoso Cementerio Central de Viena(Zentralfriedhof). Los numerosos visitantes que recibe esta necrópolis acuden a reencontrarse con el pasado musical de esta ciudad europea, pues en él yacen los restos de Beethoven, Brahms y Strauss, así como numerosas personalidades de la época.

 

 

6 Cementerio protestante de Roma

El cementerio protestante de Roma (Cimitero protestante), conocido como Cementerio Inglés o Cementerio No Católico, pues en él también han sido enterrados cristianos ortodoxos, judíos y musulmanes, entre otros, debe su fama, además de su belleza, a que en él reposan los poetas Shelley y Keats, además de otros muchos artistas y personajes relevantes.

7 Lychakiv

En Leópolis (Lviv), en Ucrania, se inauguró en 1787 el cementerio Lychakiv, que fue reformado a mediados del siglo XIX por Karol Bauer, quien le otorgó el aspecto ajardinado que desde entonces posee. Aquí se enterraban altas personalidades de la ciudad, como políticos, militares, científicos, artistas y eclesiásticos. Sus esculturas y mausoleos lo convierten en un espectacular museo al aire libre.

8 Roca de Cashel

El cementerio de la Roca de Cashel (Carraig Phadraig), en Irlanda, sobrecoge a cualquier visitante. Alrededor de su catedral, se extiende el camposanto en el que destacan las inconfundibles cruces celtas de indiscutible belleza.

9 Cementerio Staglieno

Sabiendo que el nombre de esta necrópolis es Cementerio Monumental de Staglieno, ya podemos hacernos una idea de lo que nos vamos a encontrar en él. Inaugurado en 1851 en Génova (Italia) es uno de los cementerios más grandes de Europa y sus esculturas son las que le han dado la fama. Todo tipo de estilos artísticos se suceden entre sus árboles y jardines, convirtiéndolo en uno de los camposantos más bonitos del mundo.

10 South Park Street

El cementerio South Park Street en Mother Teresa Sarani, Kolkata (India). Fue uno de los cementerios cristianos más grandes del siglo XIX construido fuera de Europa y América, y se encuentra bajo la protección de la Archaeological Survey of India. Sus monumentos y su vegetación lo convierten en una necrópolis única. Aquí yacen los restos del hijo de Charles Dickens: Walter Landor Dickens.

11 Cementerio Green-Wood

El cementerio histórico Green-Wood en Nueva York se inauguró en 1838. Las vistas que se observan desde él, sus monumentos y su centenaria arboleda, ya que fue concebido como un extenso jardín, lo convierten en uno de los más hermosos y emblemáticos de los Estados Unidos. En sus tumbas reposan grandes personalidades de la ciudad, como Leonard Bernstein.

12 Santa Mariña de Dozo

Son varios los camposantos que podríamos elegir en Galicia para incluir en esta lista, pero mencionaremos el cementerio de Santa Mariña de Dozo (Cambados). Junto a las ruinas de la iglesia del siglo XV, este lugar, declarado Monumento Histórico Artístico en 1943, configura una antigua necrópolis cuyo estado le otorga un singular encanto. En el descansan los restos de la familia de Ramón María de Valle Inclán.

 

13 Cementerio de Bolton Abbey

El paisaje idílico de las ruinas de la antigua abadía de Bolton (Bolton Abbey) a orillas del río Wharfe, con el camposanto a su lado, en las hermosas tierras de Yorkshire, hacen de este lugar un rincón único donde viajar en el tiempo en plena campiña inglesa que evoca, sobre todo, la paz del último viaje.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at viajes.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

Los cementerios más bonitos del mundo