Diez joyas imprescindibles del antiguo Imperio persa

Repasamos algunos de los tesoros que todavía se conservan y se pueden visitar de una época en la que se sucedieron las dinastías aqueménida, parta y sasánida; muchos de los cuales han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco


En Irán, hace miles de años, se desarrolló el Imperio persa, cuyas fronteras llegaron a expandirse desde el norte de África hasta Asia, desde el mar Mediterráneo hasta el océano Índico.

Repasamos algunos de los tesoros que todavía se conservan y se pueden visitar de una época en la que se sucedieron las dinastías aqueménida, parta y sasánida; muchos de los cuales han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Estas son diez joyas imprescindibles del antiguo Imperio Persa.

1 Persépolis

Persépolis
Persépolis

Persépolis fue una de las ciudades más importantes del imperio, ya que fue una de las capitales de los Aqueménidas, durante el primer Imperio persa. Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1979, y situada a unos 60 kilómetros de Shiraz, capital de la provincia de Fars, Persépolis fue fundada por Darío I El Grande, en el año 518 a. C.

Es posible visitar los restos del antiguo conjunto palacial de Darío I, subir sus escalinatas, contemplar los bajorrelieves, las esculturas y descubrir las columnas que quedan en pie de la Apadana, antigua sala de audiencias.

2 Naqsh I-Rustam

Naqsh I-Rustam
Naqsh I-Rustam

A unos 15 minutos en coche de Persépolis, en la provincia de Fars, se localiza la necrópolis de Naqsh I-Rustam. Situada en un acantilado, en ella se encuentran varias tumbas reales excavadas en la roca, con inscripciones de Darío I, Jerjes I, Artajerjes I y Darío II. Están decoradas con espectaculares relieves. En las cercanías se encuentra otra necrópolis: Naqsh-e Rajab.

3 Ka?ba-i-Zartosht

Ka?ba-i-Zartosht
Ka?ba-i-Zartosht

Ka?ba-i-Zartosht, conocido como Cubo de Zoroastro, se encuentra a escasos metros frente a los relieves de Naqsh I-Rustam. Debido a una inscripción, este edificio del siglo V a. C. se cree que puede haber sido utilizado como altar de fuego, en el que hacer arder una llama eterna en honor de los emperadores enterrados en el entorno. Y es que en los templos del zoroastrismo se veneraba al fuego.

 

 

4 Shustar

Shustar
Shustar

También de la época de Darío I El Grande es el sistema hidráulico de Shustar. Se encuentra en una antigua ciudad en medio de la provincia de Khuzestan, a casi 100 kilómetros de Ahvaz. Este sistema de estructuras, construido para el abastecimiento de agua de la ciudad, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2009. Está dividido en dos canales, uno de los cuales, el canal de Gargar, sigue en funcionamiento.

5 Pasargadas

Pasargadas
Pasargadas

A unos 80 kilómetros de Persépolis se encuentra Pasargadas o Pasargada, la primera capital del Imperio Persa en la época de Ciro el Grande (559-530 a. C.). De hecho, en ella es posible visitar su mausoleo.

El conjunto arqueológico, que se extiende unos dos kilómetros cuadrados, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2004 y en él destacan la tumba de Ciro, la terraza fortificada Tall-e Takht, los restos de dos palacios y algunos jardines.

6 Behistún

Bam
Bam

El conjunto arqueológico de Behistún se localiza en la provincia de Kermanshah, y alberga un tesoro persa único e imprescindible: la inscripción de Bisotun o Behistún, que realizó Darío I el Grande tras ascender al trono. A unos 100 metros de altura, está escrita inscrita en la roca en elamita, babilonio y antiguo persa.

7 Bam

Bam
Bam

Considerada una de las ciudadelas más grandes del mundo construidas en adobe, la ciudad de Bam, que incluye la ciudad fortificada medieval Arg-é Bam, se localiza en la provincia de Kerman, al sur de Irán. Fue construida en un cruce de caminos de varias rutas comerciales en el período aqueménida, y prosperó gracias a los qanats, canales de riego subterráneos, de los cuales se conservan algunos de los más antiguos de todo Irán.

 

 

8 Palacio de Ardashi

Palacio de Ardashi
Palacio de Ardashi

En Firuzabad se encuentra el palacio de Ardashir, construido en el año 224 d. C., por orden del rey sasánida Ardashir I. Con sus características tres cúpulas, destaca junto al estanque y el jardín que también se diseñó a su lado, recordando los tiempos del Imperio sasánida, también conocido como segundo Imperio persa.

A unos cuatro kilómetros, también es posible visitar Ghal´he Dokthtar o Qala-e-Dokhtar, otro destacado castillo de la época sasánida.

9 Ciudadela de Meybod

Ciudadela de Meybod
Ciudadela de Meybod

En la cima de la colina de Galeen, dominando la ciudad de Meybod, se encuentra Narin Qal?eh. También conocida como la ciudadela de Meybod, se trata de una de las fortalezas de adobe más antiguas del país. Una de las partes mejor conservada es una puerta fortificada de la época sasánida.

10 Taq-i Bostan

Taq-i Bostan
Taq-i Bostan

Muy cerca de la ciudad de Kermanshah, se encuentra otra de las joyas de la antigüedad. Se trata de los bajorrelieves de Taq-i Bostan, en los que se representa la investidura del último rey sasánida, Cosroes II,  así como una escena de este vestido con cota de malla sobre su cabalgadura y cacerías de elefantes. El entorno se ha adaptado, formando en este lugar un hermoso conjunto arqueológico.

 

 

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at viajes.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

Diez joyas imprescindibles del antiguo Imperio persa