La ciudad con uno de los conjuntos históricos más importante de Galicia bien merece ser recorrida a pie, con calma, tranquilidad y sosiego. Pontevedra ha sido merecedora de diversos premios internacionales por su desarrollo y diseño urbanístico, que ha salvaguardado el patrimonio a la vez que la convertía en un lugar donde caminar y vivir con todas las facilidades.

Con gran parte de su centro histórico intacto, recorremos hoy sus empedradas calles con esta guía útil para que no te pierdas ningún punto fundamental en la visita a Pontevedra.

Ruinas de Santo Domingo

Ruinas de San Domingos (Pontevedra)
Fuente: Wikimedia/GFreihalter CC BY 3.0

Uno de los lugares más especiales y hermosos de Pontevedra son las ruinas de San Domingos o Santo Domingo, con los restos de los cinco ábsides de la antigua iglesia de los dominicos que ahora forma parte del Museo Provincial de Pontevedra, y que atesoran maravillosos sepulcros medievales, escudos de armas y sarcófagos. Sentarse en alguna de las terrazas de la calle observando las ruinas y la Alameda frente a nosotros siempre es un plan perfecto.

Casa do Concello

Ayuntamiento Pontevedra
Fuente: Wikimedia/Iago Pillado

Si nos desplazamos apenas unos pasos, en la plaza de España, frente a la Alameda del Arquitecto Sesmeros, contemplaremos el ayuntamiento de Pontevedra. La Casa do Concello, del siglo XIX, luce imponente con sus columnas, su balcón y el reloj de su fachada principal.

Palacete de los Mendoza

Palacete de los Mendoza
Fuente: Wikimedia/Cojvgpt [CC BY-SA 4.0]
Este es un punto en el que podremos conocer el Palacete de los Mendoza e informarnos y recopilar todos los folletos turísticos que deseemos de la zona. Y es que este pazo del siglo XIX, obra del arquitecto Rodríguez Sesmeros, es la sede de Turismo Rías Baixas. En la década de los ochenta del siglo XX, sirvió de localización para algunas escenas de la serie televisiva Los gozos y las sombras, basada en la novela de Gonzalo Torrente Ballester.

Basílica de Santa María

Santa María (Pontevedra)
Fuente: Wikimedia/Adrián Estévez (Estevoaei) CC BY-SA 3.0

Probablemente esta sea, sin duda, una de las iglesias más hermosas de Galicia. La Real Basílica de Santa María A Maior, cuya construcción comenzó en el siglo XIV gracias al gremio de los mareantes, fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1931 y es famosa por su fachada, del siglo XVI, que asemeja un gran retablo de piedra, y en la que se puede descubrir a San Jerónimo con gafas. En su interior, pueden contemplarse unas increíbles bóvedas de crucería y subir a su campanario es una experiencia que no te puedes perder si quieres ver bien las gárgolas de sus tejados y contemplar una de las panorámicas más especiales de la ciudad.

Casa del Barón

Parador de Pontevedra
Fuente: Wikimedia/Zarateman

En pleno casco histórico de la ciudad, se encuentra el Parador de Turismo de Pontevedra. Localizado en la conocida como Casa do Barón, un pazo renacentista de los siglos XVI y XVII, esta era la antigua residencia de los condes de Maceda. Ya sea como opción de alojamiento o para contemplarlo en nuestro recorrido por las callejuelas de piedra o hacia el río Lérez, donde se encuentran varios restos romanos, es una visión obligada para el visitante.

Praza do Teucro

Plaza del Teucro (Pontevedra)
Fuente: Wikimedia/juantiagues CC BY-SA 2.0

La plaza del Teucro (praza do Teucro) está flanqueada por el pazo de los Gago y Montenegro, el pazo del Conde de San Román y el pazo de Aranda y Guimarei. El escudo del primero de ellos es uno de los más importantes del estilo barroco gallego del siglo XIV. En sus aledaños se extiende la zona de vinos y tapas que no debes perderte cuando bajes a callejear por Pontevedra.

Praza da Pedreira

Pontevedra
Fuente: Wikimedia/Zarateman

La praza da Pedreira es una de las más encantadoras de la ciudad. El espectacular pazo de Mugartegui se alza en este lugar en el que antiguamente se tallaba la piedra y era la zona habitada por los canteros de la localidad.

Praza da Leña

Pontevedra
Fuente: Wikimedia/Luis Miguel Bugallo Sánchez CC-BY-SA-3.0

La plaza de la Leña (praza da Leña) se llamaba así porque aquí era donde se vendía la leña para las cocinas antiguamente. Tres de los seis edificios que conforman el Museo Provincial de Pontevedra están situados frente a ella: el de Fernández López, el de Castro Monteagudo y el de García Flórez.

Casa de las Caras

Casa de las Caras
Fuente: Wikimedia/juantiagues CC BY-SA 2.0

Otra de esas construcciones cuyas fachadas sorprenden al visitante es la Casa de las Caras, en la plaza de la Estrella. Con el característico blasón que nos encontramos en muchos de ellos, bajo sus cornisas se encuentran varias caras de piedra que originaron que, comúnmente, se conociera así al edificio.

Convento de San Francisco

Pontevedra
Fuente: Wikimedia/Lansbricae CC BY-SA 3.0

Esta es una de las vistas y entornos más bonitos del centro de la ciudad. Desde la praza da Ferrería (plaza de la Herrería) aquí se pueden contemplar los Jardines de Monte Sampaio, con el convento de San Francisco tras ellos, declarado Monumento Histórico Artístico en 1896, y a la derecha podemos distinguir elevarse hacia el cielo la iglesia de la Peregrina.

Iglesia de la Peregrina

Pontevedra
Fuente: Wikimedia

La iglesia de la Peregrina fue construida en 1778 en honor a la patrona de la provincia, la Virgen Peregrina, que se cuenta que pasó por aquí de peregrinación a Santiago de Compostela. Posee una característica planta con forma de vieira y frente a ella podemos observar el monumento al loro Ravachol, toda una leyenda en la ciudad.

Café Moderno

Café Moderno (Pontevedra)
Fuente: Wikimedia/Cojvgpt CC BY-SA 4.0

El Café Moderno era el centro de las tertulias decimonónicas de los intelectuales pontevedreses y foráneos. En la actualidad, continúa siendo un referente cultural con las exposiciones que en él pueden visitarse.

Si todavía te queda tiempo en tu recorrido, no olvides disfrutar del paseo por la ribera del río Lérez, recorrer otras plazas como la praza da Verdura, la de Méndez Núñez y la de las Cinco Rúas, conocer el Liceo Casino, la Casa das Campás, la iglesia de San Bartolomé, el convento de Santa Clara y hacer una escapada hasta el Monasterio de San Salvador de Lérez, ya que este último se encuentra a poco más de cinco kilómetros de la ciudad.

Compartir
Artículo anteriorLas islas artificiales más impresionantes del mundo
Artículo siguienteLos mejores restaurantes del Camino Inglés
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here