Waldorf Astoria Nueva York
Waldorf Astoria Nueva York. Fuente: The Archive of the Waldorf Astoria New York

El hotel Waldorf Astoria de Nueva York cierra sus puertas para ser objeto de una remodelación absoluta. Se espera que la misma finalice en un par de años, aunque se desconoce con seguridad cuándo abrirá de nuevo al público el emblemático establecimiento.

La historia de uno de los edificios más míticos de la ciudad comenzó en 1893, cuando el magnate William Waldorf Astor derribó una vivienda de su familia para construir en su lugar una torre de 13 pisos donde estableció el primer hotel. La fama y el éxito pronto acudió a aquellas estancias, sin embargo, duraron bien poco.

En 1928, Bethlehem Engineering compró el Waldorf y lo echó abajo para construir en su lugar el Empire State Building. Contra lo que se pudo pensar en aquel entonces, aquello no fue el fin. Tres años después, el Waldorf volvió a erigirse en Park Avenue, donde se encuentra en la actualidad, contando con su propia línea ferroviaria subterránea. Sus 47 pisos lo convirtieron en el hotel más grande y más alto del mundo para su época, siendo testigo de la historia de los Estados Unidos durante todo el siglo XX.

Construcción del Waldorf Astoria New York
Construcción del Waldorf Astoria New York. Fuente: Pixabay

Desde el primer momento, el Waldorf Astoria se convirtió en un referente para la hostelería a nivel mundial. No es para menos, si tenemos en cuenta que fue el primero que introdujo el servicio de habitaciones, atendiendo a sus clientes las 24 horas del día.

En 1949, lo adquirió el multimillonario Conrad Hilton, quien se había obsesionado con poseer el emblemático edificio, que pasó a formar parte de una inmensa cadena hotelera: Waldorf Astoria Collection. Tal importancia le dio a su adquisición el nuevo propietario que, desde entonces, hacía referencia a su vida dividiéndola en dos etapas: antes del Waldorf y después del Waldorf.

En el mítico hotel se hospedaron los duques de Windsor, Marilyn Monroe, Frank Sinatra, Elizabeth Taylor, Sophia Loren y todos los presidentes de los Estados Unidos, salvo Barack Obama, que rompió la tradición en 2015. De hecho, la suite presidencial cuenta con la mecedora favorita de John F. Kennedy, el escritorio de Douglas MacArthur, el set de escritorio de Jimmy Carter, una mesa de Ronald Reagan y candelabros de pared con forma de águila de Lyndon Johnson.

Waldorf Astoria (1899)
Waldorf Astoria (1899). Fuente: Wikimedia

Hayamos o no pisado su vestíbulo, la memoria de los cinéfilos está llena de imágenes de este lugar, pues ha servido de ambientación a películas como Week-End at the Waldorf, Coming to America y Atrápame si puedes, entre otras.

En 2014, la propiedad del Waldorf Astoria Nueva York pasó a manos de Anbang Insurance Group, una aseguradora china que lo compró por 1950 millones de dólares, aunque la anterior administración de los Hilton accedió a seguir dirigiéndolo durante cien años.

Ahora, a principios de marzo de 2017, el Waldorf Astoria de Nueva York se prepara para su remodelación, aunque su destino sea incierto. Se rumorea que parte de sus habitaciones serán convertidas en apartamentos una vez esté finalizado, además de albergar un centro comercial, un restaurante, un spa y un gimnasio, convirtiéndolo en el mayor icono del lujo de la ciudad de Nueva York.

Compartir
Artículo anterior10 aplicaciones gratuitas para disfrutar de la nieve
Artículo siguienteDiez cosas que debes saber para preparar tu viaje a Nueva Zelanda

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here