Lugares en los que perderse en Galicia para gozar del estío hay muchos, tantos que es difícil decidir cuáles recomendar entre todos ellos, porque bien es cierto que los gallegos podemos presumir a raudales de nuestro entorno.

Sin embargo, si nos alejamos de los grandes núcleos de población y de los sitios turísticos más masificados, vale la pena siempre mencionar aquellos cuyo encanto seduce por igual a propios y extraños. Tanto si te apetece mar como si prefieres montaña, estos son diez rincones gallegos para disfrutar en verano.

1Froxán

Fuente: Wikimedia/Esterlich9 CC BY-SA 4.0

En plena Serra do Courel se encuentra una pequeña aldea a la que escaparse en cualquier momento del año, pero que en verano resulta destino ideal para aquellos que gusten de la montaña y quieran alejarse de los destinos más masificados. Froxán fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 2007 a causa de su valor etnográfico. Sus calles adoquinadas, las balaustradas de sus casas, las losas de pizarra, las muestras de arquitectura popular que todavía se conservan y unos bosques en los que se entremezclan castaños, alcornoques y madroños le confieren gran parte de la magia que posee.

Anterior
Compartir
Artículo anteriorDescubre los seis parques naturales de Galicia
Artículo siguienteLas playas más asombrosas del mundo

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

1 Comentario

  1. LA MEJOR CITA CON LA OTRA GALICIA. El artículo nos sugiere distintas citas; pero, y a mi entender, se olvida de una de las porciones más remotas y puras de España.No hace mucho que descubrí Tejedo de Ancares (León), en la cabecera del valle de Ancares, en el corazón de la Reserva de la Biosfera de Los Ancares Leoneses (a unos 40 km de Ponferrada), y donde se habla un gallego diferente (el ancarés). Tejedo de Ancares, por su ubicación a los pies del puerto de Ancares, ya en el límite de León con Lugo y Asturias, es la base ideal para descubrir la belleza de toda la Reserva de la Biosfera de los Ancares, tanto gallegos como leoneses. Se trata de un mundo remoto y perdido, en un paisaje de ensueño. Ahora en verano resplandece la vida del letargo de la hibernación en sus heterogéneos y exuberantes bosques caducifolios; merece la pena hacer allí una escapada para hacer senderismo y disfrutar de la grandiosidad de la naturaleza. Hace unos quince mil años la cabecera del valle de Ancares estaba cubierto por un glaciar con grosor de 280 metros de hielo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here