Mucho ha cambiado la forma de viajar desde aquel 1928, en que el Marqués de la Vega de Inclán, Comisario Regio de Turismo, decidió crear los paradores, un nuevo tipo de alojamiento, donde combinar entornos privilegiados, gastronomía y edificaciones históricas.

A lo largo de los años, la lista de tales establecimientos se ha ido incrementando para formar parte de la Red de Paradores. En Galicia, en la actualidad, contamos con doce fabulosos paradores de turismo donde alojarse o donde celebrar algún evento especial de nuestras vidas por todo lo alto. Situados en enclaves excepcionales, harán la delicia de cualquier viajero. Os damos las claves para no olvidaros de ninguno.

1Parador de Santo Estevo

Parador de Santo Estevo. Fuente: Pixabay

El Parador de Santo Estevo, en la provincia de Ourense, impresiona. Inmerso en el corazón de la Ribeira Sacra, por lo que el trayecto para llegar a él ya es una auténtica maravilla, ocupa un monasterio, construido entre los siglos X y XVIII, que se encuentra en perfecto estado de conservación.  De hecho, fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1923.

Después de ser recibido por su espectacular fachada barroca, pasear por sus tres claustros (románico, gótico y renacentista) y visitar su iglesia románica, descansar en sus habitaciones es todo un placer. Por si eso no fuera suficiente, también se puede disfrutar de la buena comida en su restaurante, situado en las antiguas caballerizas del monasterio, con una bóveda de piedra de 14 metros de altura y 50 metros de largo.

Anterior

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.